Protesta Los trabajadores de RTVE en Cataluña salen a la calle

Entre 300 y 100 personas exigen el mantenimiento de las emisiones en catalán de RTVE

Alrededor de 1000 trabajadores se manifestaron ayer en Barcelona contra el plan de saneamiento de Radio Televisión España (RTVE). Los manifestantes mostraron su «más contundente rechazo al anuncio de la SEPI y de RTVE de hacer desaparecer en su práctica totalidad la oferta en catalán de Televisión Española y Radio Nacional».

La actriz Carme Sansa y la redactora del informativo «Nautilus» de Ràdio 4, Pilar Sampietro, hicieron de portavoces de los manifestantes para denunciar que «nunca hasta ahora el Gobierno central había llevado a cabo un ataque de estas características contra unos medios que ellos mismos crearon». El texto que leyeron en la Plaza de Sant Jaume, sede de la Generalitat de Catalunya asegura que estas medidas «significan que el Gobierno nunca ha entendido la defensa de nuestra lengua y nuestra cultura, que tiene que ser asumida también por ellos tal y como se indica en la Constitución, un marco legal que también nosotros votamos». Los trabajadores del ente público tampoco quieren «unos recortes no justificados por un nuevo modelo de radio y televisión pública estatal sino escondidos bajo el disfraz de criterios economicistas». En su primer acto de protesta conjunto, los trabajadores llevaron pancartas en los que se podía leer 'TVE també en català', 'Ràdio 4 és viva', 'Prou atacs al català' o 'Ràdio 4 també és Catalunya'.

Todos los centros de RTVE de España están convocados a la huelga el próximo 5 de abril para evitar la aplicación del plan de saneamiento. En Cataluña, habrá nuevas manifestaciones. Tampoco descartan poner pancartas en los programas de TVE que se producen en Sant Cugat y que llevaron el pasado lunes a la dirección de la cadena a cortar las emisiones del «Informatiu migdia» y «Mira quién baila!».

El problema llega al Congreso

Por otra parte, los grupos parlamentarios de ERC, CiU e Izquierda Verde han presentado una proposición no de ley conjunta en el Congreso de los Diputados en la que solicitan al Gobierno que garantice la continuidad de Ràdio 4, primera emisora que utilizó el catalán como lengua vehicular. También reclaman su relanzamiento, en relación a la realidad social «cambiante» y promoviendo un proyecto «adecuado» a sus características de servicio público, «que garantice su supervivencia a través de un modelo consolidado, sólido y altamente competitivo».

Esta proposición no de ley, a la que tuvo acceso Europa Press, piden también el mantenimiento de las desconexiones territoriales de Radio 1, 5 y Exterior de España, TVE en Cataluña y el resto de emisión y producción que se realiza desde esta Comunidad Autónoma. Los grupos promotores consideran que son «imprescindibles» para asegurar el derecho constitucional a la información desde el servicio público, «que no entiende de rentabilidad económica sino social».

Consideran, además, relevante que los medios públicos de titularidad estatal sigan cumpliendo el deber de garantizar la cohesión territorial y responder a las necesidades informativas estatales, autonómicas y locales, a través de los diferentes centros de producción, territoriales y las delegaciones provinciales. Finalmente, ERC, CiU e IV quieren que los medios de comunicación estatales continúen con la obligación de garantizar la presencia del catalán, el gallego y el vasco en las emisiones de RTVE, «como reflejo de la pluralidad lingüística y cultural» de España.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba