Undécima edición en Channel 4 El último Gran Hermano en Reino Unido monta el circo en el debut

Ex soldado sin piernas, un monje...

Por undécima y última vez, Big Brother ha comenzado. El estreno del programa por parte de Channel 4 tuvo este miércoles un 24% de share, incrementando en un 170% los datos del canal, a pesar de ser uno de los arranques del reality menos vistos en este país.

En 2009, Channel 4 renunció a seguir emitiendo el formato. De momento, no se sabe que cadena cogerá las riendas del programa aunque nadie duda de que Endemol, productora responsable, reubicará su “gallina de los huevos de oro” en cualquiera de los canales de la competencia.

En busca de un "GH" más cultural

El giro inesperado de esta edición consiste en elevar el tono cultural, quizás en respuesta a los que acusan a Gran Hermano de destrozar la televisión.

El espectáculo se basó en el tema de circo. "Big Brother" instaló unas carpas ambientando la zona. Allí se encontraba la presentadora, Davinia McCall, para recibir a los concursantes, o más bien, “aspirantes a”.

No todos los que se encontraban en la zona se convirtieron en concursantes, sino que de los 81 aspirantes, tan sólo se quedaron 13.

[VerteleVideo]

Un ex soldado sin piernas, un participante con sotana de monje...

Estos 'afortunados' fueron introducidos progresivamente. El primero de los 81, Josie, no paraba de gritar "¡Oh my god!". Otros ejemplos de concursantes son una pija estudiante de medicina llamada Sunshine; Ben, periodista y locutor; Steve, un ex-soldado que perdió sus piernas y un ojo en Irlanda del Norte; y una doble profesional de Beyoncé que asegura mirarse al espejo cien veces al día.

La mayor sorpresa visual fue Dave, el primer participante de la casa que llegó con una sotana de monje. Afirmó ser un ministro cristiano, consiguiendo con esta afirmación el abucheo del público.

El último inquilino, elegido en una tómbola, es un "topo"

Con los trece ya en la casa, las sorpresas no se acabaron. El programa anunció que el participante número 14 seria escogido entre los 68 rechazados. La elección fue un tanto curiosa: al azar, sacando un papel de una tómbola. Este competidor final, Mario, ha sido enviado a la casa como topo.

Parece que esto es sólo el comienzo, y el verano será muy largo. McCall adelantó que el ganador se quedará en la casa para competir con los campeones de otras ediciones.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba