Tendencias Lo último en reality shows “extremos” viene de Europa

Gran Bretaña supera a EE.UU. en la producción de estos formatos, alguno de los cuales podría llegar a España

Europa, con Gran Bretaña a la cabeza, aventaja a Estados Unidos en la creación de reality shows osados e innovadores, la mayoría polémicos, según un artículo de Doreen Carvajal para el Internacional Herald Tribune que resumimos a continuación.

Cuando los británicos todavía no se habían repuesto del escándalo que supuso la primera autopsia televisada, hace dos años, la misma cadena, Channel 4, vuelve a llamar la atención ahora con “Dust to dust”, un programa que ya está emitiendo promociones con el objetivo de captar a un voluntario que done su cadáver para que la audiencia pueda ver por primera vez una descomposición humana.

Este es sólo un ejemplo de cómo los europeos, al igual que los norteamericanos, se están habituando cada vez más a los reality shows “extremos”, que han dejado de ser una novedad para convertirse en una pieza más de la programación, que en algunos casos puede resultar imprescindible.

Otro canal británico, Channel 5, emite en horario de late night operaciones de cirugía plástica en directo.

En Alemania, “Die Supermamas” enseña a padres desesperados a tratar con hijos conflictivos; y en “Fight for your frau”, maridos despechados son recluidos en un campo de concentración hasta que aprendan a reconquistar a sus mujeres.


Channel 4, la más polémica

Pero la cadena británica Channel 4 continúa siendo la televisión europea más valiente e innovadora en lo que a telerrealidad se refiere, un género que los ingleses denominan “factual programming”. En ”Too Posh To Wash”, dos “entrenadores de higiene”, los que aparecen en la fotografía que ilustra este artículo, se dedican a buscar a las personas más sucias del país, que han sido previamente nominados por sus familiares o amigos.

Otro programa de Channel 4, “Chancers”, muestra una lucha “Darwiniana” entre un grupo de ingleses aficionados al rap, seleccionados por el programa, que son abandonados en la isla de Manhattan donde deben conseguir que su talento musical florezca como si hubieran vivido siempre “en la calle”.

El “Survivor” sueco, el primer reality show europeo

Aunque “Gran Hermano” está considerado como el padre de los reality shows, a partir del cual surgieron todos los demás, lo cierto es que el primer formato de telerrealidad surgió en Suecia, a finales de los años 90, con la primera versión de “Survivor”, exportada a EE.UU. en el 2000, el mismo año que Endemol vendió a EE.UU. y España la primera edición de “Gran Hermano”.

Gran Bretaña encabeza la producción de reality shows

En la presente temporada de otoño, se han estrenado 492 programas en 9 países, incluidos Estados Unidos, Alemania y Gran Bretaña, en los que la telerrealidad representa un 39%, señala Franck Si-Hassen, director de Eurodata TV, división de Médiamétrie, compañía con sede en París que se dedica al análisis de audiencia.

El país líder en telerrealidad es Gran Bretaña, en el que se han estrenado hasta 111 programas de este género. Los británicos encabezan el ránking, en parte, debido a que producen muchas miniseries de 2 a 6 episodios, mientras que en el resto de países se suelen emitir programas de más larga duración, explica Si-Hassen.

“Muchos creen que EE.UU. es el país que más reality shows produce al año, pero tienen esa falsa percepción porque los programas americanos son los que más publicidad obtienen en el mundo, cuando lo cierto es que Gran Bretaña es el país que mayor número de realities emite, y también el más innovador”, opina el director de Eurodata.

Channel 4 ha acertado en su estrategia de apostar fuertemente por la telerrealidad. Mientras la BBC, que evita este tipo de programas, ha caído a su mínimo registro histórico este mes de diciembre, la audiencia de Channel 4 ha aumentado 1.4 puntos en relación al año pasado, gracias en parte a espacios como “Wife Swap” y “¿How clean is your house?”.

Los antiguos directores de Channel 4 critican a los nuevos gestores de fundamentar casi toda su parrilla en la telerrealidad, a lo que Ivonne Taylor, una portavoz de la emisora, responde que Channel 4 ha batido este año el récord de espectadores en prime time, al tiempo que ha reducido las producción importada de EE.UU. Taylor asegura que los beneficios obtenidos con los reality shows han permitido a la cadena ofrecer una ópera por televisión y emitir nuevas series de ficción como “Shameless”, descrita en la página web de Channel 4 como la historia de “la familia más disfuncional de Gran Bretaña”.

Este invierno, Channel 4, que ha creado recientemente un departamento de Telerrealidad, está dando un giro de tuerca a los tradicionales “dating shows” en los que una mujer busca al hombre de sus sueños. En “Playing it Straight”, una mujer tiene que convivir durante seis semanas en México con 10 atractivos pretendientes hasta que se decida por uno de ellos. En juego hay un premio de 190.000 dólares, que conseguirá la mujer si el hombre que elija es heterosexual, ya que entre los pretendientes se esconden algunos gays que fingen ser "heteros" y sentirse atraídos por la mujer. Si ella termina escogiendo a uno de los homosexuales, el premio final será para él.

¿Debe una TV pública evitar estos programas?

Programas como este y “Dust to dust” ponen a Channel 4 en el centro del debate sobre si una televisión pública debería emitir este tipo de contenidos. Simon Andreae, director de Ciencia en Channel 4, escribía recientemente: “Se supone que una cadena como la nuestra debe asumir riesgos y conducir el debate nacional, pero abrir un cuerpo humano y mostrar su descomposición, ¿es ir demasiado lejos?”.

El debate está abierto. La cadena ha nombrado a Richard Shepherd, un veterano médico forense, como asesor del proyecto de mostrar la descomposición de un cadáver que prepara Channel 4. Su trabajo consiste en coordinar a un equipo de científicos que diseñarán y supervisarán el experimento, que se llevará a cabo en un lugar secreto. El objetivo: explorar el proceso de descomposición y otorgar a los forenses las claves para calcular la hora precisa de la muerte.

Cuando la audiencia dice "basta"

En algunos casos, son los propios espectadores los que marcan el límite de los extremos a los que se puede llegar con un reality show, señala Si Hassen. Si el nivel de humillación es demasiado alto, el público pierde interés por el programa, como demuestran los discretos registros de audiencia que consiguieron el año pasado espacios como “Exhausted” en Francia e Inglaterra, y “Masterplan”, otro programa de Endemol, en Holanda. El primero sigue a un grupo de concursantes que compiten por aguantar despiertos para conseguir un premio final económico; “Masterplan” graba a un grupo de gente que acepta que todas sus decisiones las tome la figura del programa, “el Master”.

“Este otoño no hemos visto muchos reality shows de humillación, aunque tal vez los alemanes consideren que ‘Fight For Your Frau!” es demasiado denigrante para los hombres", opina Mr. Hassen, aunque añadió que "tampoco obtuvo mucha audiencia".


Cuando las televisiones marcan el límite

En ocasiones, son las propias televisiones las que se ponen sus límites. A comienzos del verano pasado, Endemol, productora también de “Cosmetic Surgery Live” para Channel 5, anunció sus planes de poner en marcha un reality show llamado Sperm Race” o “Make Me a Mum”. La idea era que un grupo de hombres compitieran entre sí para determinar cuál de ellos tenía el esperma más potente. El premio para el ganador era un coche de carreras.

Endemol ha tratado de colocar el formato en Alemania, Gran Bretaña y EE.UU., pero un portavoz de la compañía informó la semana pasada que todavía no se ha llegado a un acuerdo con ninguna televisión.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba