Atípica y apurada grabación Lo que no se vio de Sánchez en 'Salvados': Así se preparó contra reloj

Lo que no se vio de Sánchez en 'Salvados': Así se preparó contra reloj
Lo que no se vio de Sánchez en 'Salvados': Así se preparó contra reloj

El programa de laSexta apenas tuvo unas horas para hacer lo que requiere días. Parte de la entrevista fue editada en un hotel. El material emitido apenas pudo ser revisado por falta de tiempo

El equipo de 'Salvados' ha vivido una de la semanas más estresantes de su historia. Todo comenzó el pasado miércoles, 26 de octubre, cuando el programa anunció que Pedro Sánchez sería el protagonista de la entrega del domingo. Era, sin duda, la entrevista más esperada. El exsecretario general del PSOE aún no había hablado con ningún medio sobre todo lo ocurrido estas últimas semanas, empezando por el convulso Comité Federal que acabó forzando su dimisión.

La repercusión,por lo tanto, estaba más que asegurada. Pero no todo eran buenas noticias. La entrevista tenía un gran inconveniente, no podría llevarse a cabo hasta el mismo día de su emisión. Había que esperar a que Rajoy fuese investido para que las palabras de Sánchez fuesen lo más recientes posibles. Además, en la previa de la investidura, el propio Sánchez renunció a su acta de diputado en el Congreso. Otro tema que abordar.

Por todo ello, la entrega del domingo fue realizada contra reloj entre su grabación y su posterior edición. Fue, directamente, "la grabación más apurada en la historia" del programa, como reconoce su realizador, David Cabrera, al diario El Mundo.

Un programa contra reloj editado en un hotel

El citado medio explica cómo fue aquel día de locura que comenzó a las 09:00 horas del domingo, cuando Jordi Évole y Pedro Sánchez se encontraron en la madrileña cafetería donde tuvo lugar la entrevista. El socialista no anunció hasta el viernes que finalmente podría hacer la entrevista el domingo. Por supuesto, tampoco anunció al equipo del programa que iba a renunciar a su escaño y que comparecería ante los medios la mañana del sábado.

Más allá de Sánchez, también tuvieron que negociar con la cafetería elegida, que aceptó abrir una hora más tarde para que periodista y político hablaran tranquilamente. Una charla que se produjo entre las 09:05 y las 10 horas. Es decir, apenas hubo cortes. "Se dejó íntegra, quitando sólo alguna reiteración. Debimos de dejar unos 47 minutos de un total de 50 y algo". afirma Cabrera.

Una vez grabada, ésta tuvo que ser editada en tiempo récord, tardando horas lo que normalmente requiere días. De hecho, el montaje se llevó a cabo en un hotel, mientras que el material definitivo únicamente se pudo revisar una vez. Algo verdaderamente atípico. Aun así, fue recogido por miembros de Atresmedia. Primero para tener tiempo de promocionarlo, y finalmente de emitirlo.

En definitiva, una prueba de fuego que el equipo de 'Salvados' aprobó con nota y que la audiencia, visto lo visto, supo valorar con creces.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba