Vertele acudió al programa Lo que no se vio de la visita de Bradley Cooper al 'Hormiguero'

Lo que no se vio de la visita de Bradley Cooper al 'Hormiguero'
Lo que no se vio de la visita de Bradley Cooper al 'Hormiguero'

El ambiente "caldeado", su simpatía firmando autográfos y haciendo fotos, su regalo a una envidiada cumpleañera...

La locura de sus fans, el ambiente "caldeado" en plató, el orgullo por su anterior visita, la cumpleañera envidiada por el resto, o el gesto del actor una vez acabó el programa fueron algunas de las "intrahistorias" que no pudieron verse del programa de ayer de El Hormiguero con Bradley Cooper, que presenció Vertele.

Una larguísima fila de personas esperaba, más impaciente que pacientemente, al inicio del programa en el exterior del estudio. Tanto que hubo algunos (más bien algunas, que eran abrumadora mayoría), que casi se quedan fuera.

Por suerte para ellas, nada que no se solucionara "apretándose" un poco más en unas abarrotadas y "caldeadas" gradas tanto por el calor de los focos como por el "calor humano", que incluso hicieron mella en el invitado estrella del programa, como pudo verse también desde casa.

El tiempo apremiaba, y no se hace esperar a las estrellas

En apenas diez minutos tuvo que explicar el regidor al público la norma básica del programa: divertirse, reírse y aplaudir. Algo que, por otra parte, sale solo. Bueno, eso y pedirle a unas chicas del público que, cuando “alguien” del programa subiese por las escaleras, le dejaran espacio para que pudiera pasar. Ojos como chiribitas, risas nerviosas, confidencias al oído… "Bradley va a estar a nuestro lado, vamos a tener que dejarle pasar", pensaban emocionadas. Casi.

Tampoco tuvieron mucho tiempo para pensarlo. El Hormiguero arrancó y los aplausos se adueñaron del plató. El regidor enseñó breve, pero bien. La entrada de Bradley Cooper, como era de esperar, elevó aún más los decibelios, mientras decenas de ojos se posaban casi sin pestañear en el actor de Hollywood, uno de los hombres más deseados del planeta.

Titus subió a las gradas... pero las chicas del público esperaban otra cosa

Tras su extensa entrevista personal, en la que dijo que "El Hormiguero es uno de los mejores programas del mundo", y demostró su buena memoria recordando su primera visita, llegó la "decepción". Todas preparadas: Hay que dejar espacio para que alguien suba por las escaleras. Volvían las risas nerviosas a la grada en la que un grupo de chicas esperaban a que Cooper ascendiera por ellas hasta ponerse a su lado… Pero no.

El que subió no fue él, sino Titus, el niño prodigio del baloncesto, que asombró en el programa anotando canastas desde lo alto de la grada, además de ganando el duelo al actor, que pese a ello demostró buen estilo baloncestístico. No era Bradley, pero Titus las conquistó igual. Más o menos.

Sólo 'El hombre de negro' tuvo tiempo de sorprenderle

El programa, como era de esperar con una superestrella en plató, se centró en el actor. tanto es así, que sólo 'El hombre de negro' le sorprendió con su sección. Después de que Cooper enseñara a Pablo Motos cómo se cacheaba a un hombre, el 'Arte a lo bestia' demostró cómo una universidad estadounidense ha conseguido crear un cuadro cuando la luz atraviesa un cristal.

Autógrafos, fotos, y una especial atención a la "envidiada" cumpleañera

Aunque el actor, atentísimo y simpático en todo momento, no dejó que la "decepción" de esas fans quedara así. Durante la pausa publicitaria, Cooper fue a firmar autógrafos y empezó por ellas. No paró de rubricar y hacerse fotos, sin perder en ningún momento la sonrisa, hasta que el programa volvió.

Después de la despedida definitiva, ya sin las cámaras grabando, Cooper estaba dispuesto a dejar con buen sabor de boca a sus seguidoras. Se acercó a la grada y felicitó de la mejor forma posible a Paula, una de las jóvenes, que celebraba su cumpleaños y quería una foto con sus amigas y con el actor.

Sin saberlo, Paula desplazó en ese momento a Bradley Cooper como la más envidiada del plató, y surgió un fenómeno extraño: De repente, otras dos chicas recordaron que también era su cumpleaños y reclamaban su fotografía con el actor. No coló. Otra vez será.

Recordamos: 'El Hormiguero', premio Vertele al programa con más actividad social

Con 1,379 millones de seguidores en Twitter y 878.638 admiradores en Facebook, El Hormiguero ha sido galardonado en los primeros Premios Vertele QVemos en la categoría al programa con más actividad social, y su galardón será recogido hoy en el FesTVal de Vitoria a partir de las 12 del mediodía por 'El hombre de negro', en una gala que será retransmitida en directo en Vertele, en este link.

Tenía todas las cartas para alzarse en esta categoría. Rey indiscutible de las redes sociales (donde diariamente acumula Trending Topics) y por encima de las 1.000 emisiones, el programa de Pablo Motos sigue atrapando estrellas hollywoodienses en su nueva temporada en Antena 3 (Bradley Cooper y Chaning Tatum, los últimos).

'El Hombre de Negro' es el delegado del espacio producido por 7 y acción en Vitoria. Elección muy atinada, hábida cuenta del tirón popular (son ya 760.713 seguidores los que Pablo Ibáñez congrega en su cuenta en la red de microblogging).

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba