Al Jazeera, la televisión de las revoluciones árabes

El Ministerio de Información de Egipto ha ordenado a Al Jazeera suspender sus emisiones en el país. Otros países de Oriente Medio han tomado medidas similares. ¿Es posible aplicar una censura férrea para evitar la difusión de las revueltas?

Es evidente que cada vez es más difícil. En países como Túnez o Egipto las redes sociales como Facebook y Twiter han jugado un papel clave en la extensión de las protestas. A pesar de que los gobiernos han intentado poner puertas al campo, los recursos tecnológicos siempre han permitido sortear los intentos de censura.

En televisión, sin embargo, no han sido las grandes cadenas occidentales las que han contado a la población árabe lo que pasaba en las calles. Tanto en Túnez como en Egipto, una voz independiente árabe ha acompañado la protesta popular: Al Jazeera.

Nacida en Qatar en 1996

Al Jazeera, que significa “península” en árabe, es una empresa de televisión por satélite fundada hace quince años por el Gobierno de Qatar.

El canal de noticias es seguido en más de cien países, con acceso a 220 millones de hogares y cuenta con 400 periodistas que trabajan en 60 países distintos, según su página web.

A pesar de su vinculación original al emir de Qatar, Al Jazeera ha conseguido incomodar tanto al Gobierno de los Estados Unidos como a los dirigentes de Jordania, Siria, Kuwait, Arabia Saudí, Argelia y, por descontado Túnez y Egipto que la consideran responsable de las actuales sublevaciones.

Ahora es una piedra en el zapato del Gobierno de Mubarak en Egipto, que ha ordenado cortar sus emisiones, ha cerrado su oficina en El Cairo y mandado a la cárcel a alguno de sus periodistas.

A lo largo de su historia, esta cadena de Qatar ha sufrido atentados, censura e intentos de liquidarla y la han acusado de tener relaciones privilegiadas con los terroristas de Al Qaeda.

Diez canales de televisión, entre 40 y 60 millones de espectadores

Al Jazeera tiene diez canales de televisión, cinco de ellos dedicados a deportes, aunque es conocida principalmente por su canal de noticias 24 horas, que difunde sus noticias tanto en árabe como en inglés.

La medición de audiencias en los 200 países que pueden recibir la cadena vía satélite no es muy fiable, pero no es aventurado suponer que sus espectadores se cuentan por millones, posiblemente entre 40 y 60 más o menos fieles.

La libertad de expresión no es un valor muy afianzado entre los medios de comunicación de los países árabes, con gobernantes autoritarios que dirigen el país con mano de hierro. La mayoría de los gobiernos practican la censura y sus televisiones son meros instrumentos de propaganda.

Al Jazeera, en cambio, ha apostado por un periodismo independiente, incómodo, y, encima, consiguiendo audiencias millonarias sin hacer entretenimiento.

¿Qué opinión tienen los árabes de Al Jazeera? Aunque no hay estudios generales, un reciente sondeo de opinión hecho en los territorios palestinos de Gaza y Cisjordania revelaba que Al Jazeera era seguido por el 50 por ciento de la audiencia, mientras que Palestine TV atrae a un 12 por ciento y Al Arabiya (principal competidor de Al Jazeera, financiado por Arabia Saudí) el 10 por ciento.

Desde luego, Al Jazeera es un protagonista de primer nivel en las convulsiones que afectan a los países árabes. Si internet es la herramienta particular de los manifestantes, seguramente la opinión masiva está construída en buena parte por las informaciones del canal de Qatar.

[youtube B2VabpLtMHw]

Video: La cadena de Qatar cuenta el minuto a minuto de la situación en Egipto

"Pan y circo", también para los espectadores árabes

Las inquietudes políticas de la población inquietan a todos los dictadores del mundo. Los jeques de Arabia Saudita donan millones de dólares a distintos países pobres del mundo para que construyan estadios deportivos y mezquitas. Hosni Mubarak rellena su televisión con ficciones panegíricas y deportes. El Barcelona y el Real Madrid es casi todo lo que conocen muchos habitantes de los países árabes de la España actual.

Pero Al Jazeera informa y opina sobre la vida y la política de sus países y del mundo y este es el germen de cultivo de las revueltas que llenan hoy las calles, desde Mauritania hasta Oriente Medio.

Las difíciles relaciones de Al Jazeera y Occidente

Pero la cadena no inquieta tan solo a los gobernantes árabes. En Europa y Estados Unidos no se sienten cómodos con su línea editorial porque su punto de vista en política internacional es el árabe, pocas veces coincidente con la visión diplomática de los países occidentales. Un gran escritor libanés, Amin Maalouf, hizo su aportación a la historia con un libro que causó furor: "Las cruzadas vistas por los árabes". Ahora es Al Jazeera la que cuenta la política mundial desde un punto de vista árabe.

[youtube ijsNmMZt9fc]

Video: Al Jazeera lanzó su canal de noticias 24 horas en EEUU en el año 2006

Para contrarrestar sus informaciones, EEUU dedica, con poco éxito de audiencia, 100 millones de dólares anuales a un canal en árabe, Al Hurra, mientras que la BBC emite también en esta lengua uno de sus servicios mundiales de noticias por televisión.

Sin embargo, algo está cambiando. Durante la crisis de Egipto el seguimiento de Al Jazeera en EEUU se ha incrementado un 2750% contabilizando 1.6 millones de espectadores a través de internet. Además parece que las grandes distribuidoras de cable, Comcast y Directv, que hasta ahora se habían negado a distribuir la señal de la cadena de Qatar, están reconsiderando su decisión.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba