¿Es machista la TV? 5 programas con mujeres objeto para apagar

Por: Alberto Pérez Soto

¿Es la televisión un reflejo de nuestras sociedades? No sabría responder con exactitud a esta pregunta pero sospecho que la respuesta seria afirmativa con seguridad.

El caso que hoy les traigo, es un claro ejemplo de cómo un rasgo de la sociedad influye en la creación de contenidos en la televisión. En concreto les hablo del machismo en los programas y de como la mujer se convierte en un objeto usado como reclamo para aumentar las audiencias.

La TV brasileña es uno de los paradigmas, pero casi ningún país, incluido España, se libra de usar a la mujer como gancho en el mando a distancia Y es que en la televisión, como en el día a día de vida aquí en Brasil, la mujer es generalmente más valorada por su condición física que por sus destrezas intelectuales. Imaginaos que además Brasil es uno de los países donde más se cultiva el cuerpo, tanto en hombres como en mujeres.

La carga machista es un caso generalizado en toda la televisión pero cobra más protagonismo en los canales generalistas con formatos dirigidos principalmente a lo que aquí llaman la clase C ( clase social media-baja ).

Son programas, en su mayoría, presentados por hombres, celebridades consagradas y tradicionales. El formato suele ser principalmente de variedades, en grandes platós y con un gran auditorio femenino.

En este tipo de programas la presencia de la mujer se reduce en muchos casos a la aparición en coreografías sensuales asociados a la música funk, como azafata sexy que asiste al presentador como público o concursante.

Es como si estuviera viviendo de nuevo los años 90 en España cuando la factoría italiana de Lazarov amenizaba la programación con programas como Tutti Fruti o Vip Noche, donde veíamos en ciertos compases a unas elegantes señoritas apodadas de Mamachicho o Cacao Maravillao.Son programas que en la forma están en la onda de Noche de Fiesta, el noventero programa emitido en TVE, comandado por José Luis Moreno y cuyas secciones de lencería y curvas hacían los delirios del españolito currante.

Volviendo a Brasil y siguiendo con esta línea de programas , aquí el rey es un tal Silvio Santos en el canal SBT del que es presentador y dueño, al mismo tiempo. Señor Abravanel es el verdadero nombre de este caballero que con 84 años y algunos retoques estéticos, sigue mandando en las noches de los sábados con su show de variedades de humor fácil y atrevidas señoritas.

Llama la atención que el público sea completamente femenino y de clases sociales media-baja. El programa tiene de todo: sketches humorísticos, concursos, desafíos, talk quiz, etc. En la mayoría de los espacios vemos “gatinhas” semi desnudas en bikinis, danzando y abriendo poco el “pico”.

Una de esas secciones tiene el nombre de “Não erre da letra” donde Silvio Santos obsequia con billetes a las chicas que adivinen el autor o el nombre de una canción. Lo más pintoresco de este cuadro es el talante con el que este caballero da el dinero, sus ademanes y comunicación no verbal, denotan un claro mensaje: "¡Muñeca toma 50 reales, vete de compras! ”.

Un programa más reciente pero del mismo corte del anterior es Legendarios.Se emite los fines de semana en Rede Record, otro canal generalista. Presentado por el joven Marcos Mion, tiene una sección conocida como “Tá no corpo”, traducido, Está en el cuerpo. Es un espacio que consiste en dibujar a modo de Body Paint sobre el cuerpo desnudo de una modelo invitada, algún personaje conocido de cine, música, etc. La modelo tiene que adivinar qué personaje lleva estampado en el cuerpo haciendo preguntas al público. Los movimientos de cámara enfocan explícitamente la escultural figura de la mujer en todo momento. Una vez más, el culto al cuerpo, la “buenorra” delante de cámara funciona.

El programa es uno de los más vistos las noches de los sábados.

El programa Sábado Total en el canal abierto Rede TV es más de lo mismo. La receta es igual: Programa de variedades compuesto de diversas secciones y conducido por Gilberto Barros, otro longevo showman que vuelve a desplegar por todo el plató a un sinfín de bailarinas y vedettes en bikinis con el sólo propósito de “hipnotizar” a la audiencia mostrando cuerpazos femeninos.

Para terminar este repaso a los programas, no quería desaprovechar la oportunidad de hablaros del programa Teste de fidelidade o Test de la fidelidad.

Se emite en abierto para el canal Rede TV y fue recientemente cancelada su emisión. Ya os podéis imaginar un poco la temática.Consiste en poner a prueba la testosterona de hombres casados en manos de exuberantes modelos que hacen lo posible por provocar la infidelidad. En la mayoría de casos el hombre sucumbe y es infiel. Ya en plató, las esposas se debaten con sus maridos en peleas, gritos, rupturas e incluso en muchas reconciliaciones.

Sin duda, el físico femenino fue siempre un recurso fácil utilizado en ciertos canales para ganar cuotas de audiencia en décadas pasadas. No solo en programas de entretenimiento, sino también en anuncios de publicidad. Lo que me llama la atención es que programas con grandes audiencias continúen en la actualidad usando la figura femenina como un bonito adorno, menospreciando el lado intelectual y condenándolas al circo más bochornoso posible. De nada sirve todas las conquistas sociales, ni la educación, ni las buenas intenciones. En la televisión brasileña como en grandes sectores de su sociedad siguen 'tirando más dos tetas que dos carretas'.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba