Los programas policiales que superan la ficción más macabra

En Brasil los programas policiales tienen grandes índices de audiencia. En un país que marca algunos de los mayores datos de criminalidad, los espectadores siguen estos espacios como sólidos formadores de opinión, y sus presentadores se convierten en "pseudopolíticos"

Por Alberto Pérez Soto

Aprovechando que hace algunos días se estrenó en España la nueva temporada de 'Policías en Acción' en la Sexta e imaginando que el contenido estará candente,me gustaría hablaros de algunos programas policíacos exitosos en la televisión brasileña.

Olvidemos todo lo visto anteriormente

Antes que nada, deciros que São Paulo es una de la capitales del mundo con mayor índice de criminalidad y donde el cuerpo policial, en unas tristes condiciones laborales y con deficiente formación, se caracteriza por el elevado número de muertes que comete en las operaciones.

Lo primero, olviden todo lo visto hasta ahora en España. Olviden 'Policías en Acción', y cualquier otro formato anterior. Reseteen su mente porque los programas con temática policial en Brasil superan a la más macabra de las ficciones y os cuento el porqué.

Asesinatos, violaciones, asaltos, maltrato...

En primer lugar, tienen grandes diferencias, comenzando por elpropio formato que podría ser definido comoinformativo de sucesos, cercano a la telerrealidad.

Son emitidos en directo, mezclanreportajes grabados conentradas en vivo, mostrando con planos aéreosdesdehelicópteros, persecuciones de la policía,arrestos, tiroteos, secuestros, robos e incluso muertes. Disponen de una amplia red de corresponsales desplegados por todo Brasil que cubren diariamente unsinfín de casos de asesinatos, violaciones, asaltos, maltrato, etc.

Elevados índices de audiencia

Los dos principales programas de sucesos con protagonismo policial son 'Brasil Urgente' y 'Cidade Alerta'. Ambos tienen importantes analogías: el formato, la franja horaria , un presentador polémico y una extensa duración. Con unos elevadísimos índices de audiencias, el país queda paralizado toda la sobremesa delante de la televisión viendo el folletín más grotesco.

'Brasil Urgente', es un programa diario de Lunes a Sábado en lafranja de tarde (16h-19h), emitido en el canal generalista Band TV.

Comenzó en el año 2001 y tras algún altibajo y cambio de presentador, en el año 2011arrancó de nuevo con fuerza, con imagen renovada y batiendo todos losrécords de audiencias anteriores.

'Brasil Urgente' y su polémico presentador

'Brasil Urgente' es presentado por el polémico Jose Luiz Datena, un caballero que utiliza su rol de conductor para ejercer de juez con sentencias y proclamaspopulares de apología de la violencia con mensajes alarmistas. En resumen, su teoría se basa en que cualquier actuación policial sea con o sin la fuerza, violando derechos o matando al delincuente esta totalmente justificada.

En alguna ocasión llegó a afirmar que la mayoría de los delitos acontecían por la falta de creencia religiosa de los delincuentes. Es solo un ejemplo light de la cantidad de perlas que atesora este sujeto en todos sus años de televisión.

Recientemente, salió la noticia de que Datena, podría estarpreparándosepara ser candidato a la alcaldía de la ciudad de São Paulo. Imaginen a este señor aprobando leyes con la misma libertad que tiene suverborrea en el plató. Miedo.

'Cidade Alerta' con mensajes sensacionalistas

'Cidade' Alerta es emitido en el canal abierto Rede Record y es la gran competencia de 'Brasil Urgente' . Ambos pugnan en una descarnada guerra por ser el rey de la audiencia. El programa coincide en horarios y días con su rival . Antes sólo era emitido en el estado de São Paulo pero desde el año 2013 y debido a su éxito de espectadores paso a retransmitirse a nivel nacional.

Es presentado por Marcelo Rezende, otro polémico conductor que utiliza su lugar de privilegio ante millones de espectadores para mandar mensajes sensacionalistas y explicar su cuestionada visión del mundo.

En la forma, 'Cidade Alerta' escasi un calco de 'Brasil Urgente'.

Un programa en vivo de tres horas y pico de duración donde se alternan reportajes grabados con entradas en directo. El contenido idéntico. Sucesos bizarros de toda índole: casos de violación, robos, tráfico de drogas, asesinatos y unsinfín de episódiosdantescos.

¿Apología de la violencia?

Algunas semanasatrás, elprograma salió a debate público en varios medios de comunicación por apología de la violencia en uno de sus programas. En el video vemos unapersecución policial en moto grabada en directopor lascámaras de tv desde unhelicóptero.

Se observa la captura ycomo el agente la emprende a tiros contra los dos delincuentes. Marcelo Rezende, presentador del programa,retransmitía en vivo todo el triste suceso como si fuera un partido de fútbol. Una vez las imágenes captan el momentodonde el policía dispara varias veces, el presentador no secorta un ápice y dicecon asombrosa seguridad “Él hizo muy bien”.Refiriéndose claramente a la acción del policía y aprobando los tiros injustificados.

Una peculiar forma de solucionar la inseguridad

Como conclusión, lo preocupante es que los presentadores de estos programas de “periodismo policial”, tienen en Brasil un gran poder mediático. Son sólidos formadores de opinión en un paísdonde una parte importante de su población no supera la educación básica o directamente es analfabeta.

Los programas parten de inicio con una audiencia entregada que simpatiza con los mensajes de estos pseudopolíticos, que justifican la violencia de la policía como única medida para disminuir los crímenes y tratan al delincuente como un vagabundoaislado, sin considerar el análisis social que hay de fondo.

Lo primero que oyes en la calle cuando llegas a Brasil esla frase “bandido bueno es bandido muerto”. Una expresión tan significativa como terrorífica, que habla por sí sola sobre la mentalidad de la sociedad brasileña y su peculiar forma de solucionar la inseguridad.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba