Análisis

Así han cambiado las audiencias de los programas que ya no 'trocean' su emisión

Los programas bajan en audiencia sin la fragmentación de sus emisiones

Las cadenas de televisión se enfrentan desde esta temporada a una nueva realidad. Una en la que han renunciado -al menos por ahora- a fragmentar las emisiones de sus programas para maquillar sus datos de audiencia, tal y como venían haciendo en demasía durante los últimos años. De hecho, tanto abusaron y disfrutaron de esta práctica que Kantar Media, la empresa medidora de audiencias en nuestro país, se vio obligada a modificar los criterios para llevarla a cabo, para ofrecer con ello un dibujo más fiel de los datos de audiencia de cada formato.

Las audiencias que tendrían los programas si no fragmentasen su emisión

Las audiencias que tendrían los programas si no fragmentasen su emisión

Porque hasta el pasado 31 de agosto, cualquier programa de televisión podía dividir su emisión en dos o más partes y así potenciar el tramo de emisión que más le interesara. Por ejemplo, si un espacio de prime time se emitía entre las 22:00 y las 01:00 horas, ese mismo espacio tenía la opción de emitirse al completo en un único tramo de tres horas o, por el contrario, sobreimpresionar en pantalla a una hora determinada -pongamos las 23:00- un "copyright" -por lo general, un logo de RTVE, Atresmedia o Mediaset- con la acreditación de los derechos de emisión del contenido difundido.

En caso de hacer lo primero, Kantar Medía ofrecía al día siguiente un único dato de audiencia correspondiente al tramo 22:00-01:00, pero si el programa optaba por la segunda opción, la empresa medidora publicaba dos datos diferentes: uno con la audiencia media entre las 22:00 y las 23:00, y otro con la audiencia media entre las 23:00 y la 01:00. ¿Y esto para qué? Pues para que el programa en cuestión pudiera presumir de mejores audiencias en su tramo principal. ¿Cómo? Eliminando de dicho tramo el lapso de emisión que más le lastraba.

Con el paso de los años, esta práctica convirtió en costumbre la emisión de tramos 'Express', 'Previo' y 'Avance' que poco o nada afectaban al contenido general de los programas, pero que tenían una gran importancia a nivel de audiencias. Así hasta el 1 de septiembre, día en el que Kantar Media cambió los criterios de medición y la mayoría de esos programas optaron por renunciar a esta estrategia, sufriendo con ello una bajada generalizada desde el primer día. Otros, como Aruser@s, Todo es mentira, La hora de La 1 y Cuatro al día, aún siguen dividiendo su emisión aplicando las nuevas reglas de Kantar, que ahora exige meter un "copy" y una cabecera donde antes solo exigía meter lo primero. Igual que hace Sálvame para dividir sus emisiones Limón y Naranja.

Vamos, que ahora la diferencia está en la inclusión de una simple cabecera, lo que invita a pensar que, tarde o temprano, los programas que antes fragmentaban su emisión podrían volver a hacerlo. Hasta entonces, vamos a ver cómo ha afectado el cambio de criterio a los programas que más aplicaron esta práctica el curso pasado. Para ello, compararemos sus medias de esta temporada (del 6 de septiembre al 12 de noviembre) con las que anotaron en el mismo período del año pasado y durante el pasado mayo, último mes 'fuerte' en el que llevaron a cabo la fragmentación sin verse condicionados por una emisión como la Eurocopa de fútbol, cuyo tirón alteró las audiencias televisivas entre junio y julio.

'Zapeando'

Uno de los casos más evidentes de la estrategia que venimos comentando es el del programa de Dani Mateo, el único de toda la parrilla junto a Sálvame que dividía su emisión hasta en tres partes diferentes para maquillar sus datos de audiencia: Zapeando: Previo (de 15:45 a 16:00h, aproximadamente), Zapeando (de 16:00 a 16:45h) y Más Zapeando (de 16:45 a 17:20h).

Ahora su rendimiento se mide en un único dato, correspondiente a su emisión al completo entre las 15:45 y las 17:20 horas. Algo que está afectando notablemente a sus cifras, sobre todo en cuanto a espectadores, parcela en la que promedian 150.000 menos que en mayo:

  • Septiembre-noviembre 2020: 7.1% y 882.000
  • Mayo 2021: 7% y 816.000
  • Septiembre-Noviembre 2021: 6.1% y 645.000

'Al rojo vivo'

Hasta el 31 de agosto, el espacio de Antonio García Ferreras contaba con dos tramos diferentes: Al rojo vivo: Previo (de 11:00 a 12:35h) y Al rojo vivo (de 12:35 a 14:30h). Actualmente solo cuenta con uno (de 11:00 a 14:30h) que recoge sus tres horas y media de emisión. Y como suele pasar, cuanta más duración, más difícil es retener al público.

Un principio básico que explica el descenso de las audiencias del programa político, aunque en el caso de ARV también hay que tener en cuenta la irrupción de Las cosas claras, que ya provocó un descenso en los datos del formato durante su rivalidad entre noviembre y julio. Ahora, ya sin el espacio de Jesús Cintora en La 1, la tertulia de laSexta está promediando más cuota que en mayo, pero casi 200.000 seguidores menos, acusando así el efecto de su no fragmentación.

  • Septiembre-noviembre 2020: 15.2% y 944.000
  • Mayo 2021: 11.4% y 697.000
  • Septiembre-Noviembre 2021: 11.5% y 510.000

'Espejo Público'

Al contrario que los dos primeros casos, el matinal de Antena 3 apenas ha notado el cambio de paradigma. En parte, por la semana de récord que firmó con su cobertura del volcán de La Palma, fundamental para que aguantase el golpe. De hecho, el programa de Antena 3 está promediando en sus cuatro horas de emisión (14.6% y 422.000) casi lo mismo que promediaba durante las dos primeras (14.7% y 430.000) hace un año por estas fechas, cuando el magacín se fragmentaba en Espejo Público (de 09:00 a 11:00h) y Más Espejo Público (de 11:00 a 13:20h).

  • Septiembre-noviembre 2020: 14.7% y 430.000
  • Mayo 2021: 14.9% y 386.000
  • Septiembre-noviembre 2021: 14.6% y 422.000

'laSexta Noche'

Hasta el curso pasado, la tertulia política de fin de semana emitía un bloque Previo de 50 minutos (de 21:00 a 21:50h) y luego el grueso de su emisión (de 21:50 a 2:20h), cuyo dato era el que se tomaba como referencia de su rendimiento. Un rendimiento que era notable al inicio del curso pasado y correcto en mayo, pero que ahora, con un solo bloque, continúa en línea descendente.

Para revertir esta tendencia, laSexta estrenó la semana pasada Sábado Clave, un espacio de 25 minutos (de 21:15 a 21:40h) presentado por Verónica Sanz que recupera el rol que ejercía el bloque Previo la temporada pasada, aunque por ahora no está teniendo un impacto significativo en las audiencias de laSexta Noche.

  • Septiembre-noviembre 2020: 8.2% y 877.000
  • Mayo 2021: 6.7% y 712.000
  • Septiembre-noviembre 2021: 5.8% y 549.000

'Más vale tarde'

La nueva etapa de Más vale tarde, liderada por Iñaki López y Cristina Pardo, se está moviendo en cifras similares a la que anotó la anterior en mayo, aún con Mamen Mendizabal al frente. Por tanto, el formato de actualidad apenas está acusando su no fragmentación. Es decir, que su descenso actual sobre cursos anteriores es por la competencia con Cuatro al día y el desgaste del propio formato, entre otros factores, pero no tanto por la renuncia a dividir sus entregas, algo que hacía hasta la temporada pasada con un tramo Avance de media hora (de 17:20 a 17:50h)

  • Septiembre-noviembre 2020: 7.4% y 739.000
  • Mayo 2021: 6.1% y 553.000
  • Septiembre-noviembre 2021: 6% y 532.000

'El Hormiguero'

El programa de Pablo Motos fue uno de los últimos en unirse a la moda de fragmentar sus emisiones, algo que empezó a hacer en septiembre de 2020. Desde entonces y hasta el final de la pasada temporada, el show de Antena 3 emitió un tramo Previo de 15 minutos (de 21:50 a 22:05) antes de su bloque principal.

Ahora la audiencia de sus entregas se refleja en un único dato correspondiente a su hora de duración (de 21:50 a 22:50, aproximadamente). Y aunque la práctica es la misma que en el resto de programas anteriormente citados, el caso de El Hormiguero es atípico porque no necesita de la misma para presumir de grandes datos de audiencia. De hecho, ya acostumbraba a liderar su franja de emisión antes de aquel tramo Previo. Igual que hizo durante los meses que lo incluyó y hace ahora sin él, aunque con menor fuerza que antaño.

  • Septiembre-noviembre 2020: 15.7% y 2.587.000
  • Mayo 2021: 16.7% y 2.773.000
  • Septiembre-noviembre 2021: 14.7% y 2.234.000

'MasterChef Celebrity' y el caso de los realities de Telecinco

Hasta ahora solo hemos analizado programas de Atresmedia, pero eso no significa que Mediaset no recurriera en el pasado a la práctica que aquí nos ocupa. Lo que pasa es que los formatos que lo hacían entonces lo siguen haciendo ahora (Todo es mentira, Cuatro al día) o no se han emitido aún desde el cambio de criterio (Supervivientes). Por tanto, apenas hay grandes programas de Telecinco y Cuatro sobre los que profundizar en esta cuestión, aunque merece la pena hacer un apunte sobre la situación actual de sus reality shows.

Hasta la temporada pasada, los realities fueron los formatos de Mediaset que más aplicaron y se beneficiaron de la fragmentación de audiencias. Supervivientes y GH VIP contaron en su día con bloques Express de una hora (de 22:00 a 23:00 horas), que junto al propio tirón de estos programas y su extensa duración, ayudaban a que éstos superaran cómodamente la barrera del 20% de cuota y los dos millones de espectadores. Incluso un título menor como La Casa Fuerte, que también contó con un bloque Express, también superó ambas barreras en algún momento de su existencia.

Sin embargo, que ahora un reality de Mediaset alcance el 20% de share y los dos millones de televidentes es muy complicado. De hecho, Secret Story no lo ha conseguido todavía en sus dos meses de emisión -si exceptuamos su emisión de este pasado domingo en late night, que superó el 21% gracias a su tardío inicio-, La última tentación solo reunió a dos millones en tres de sus ocho entregas y La isla de las tentaciones 4 tiene su casillero a cero tras sus dos primeros programas. Evidentemente, aquí no solo influye la no fragmentación de audiencias, pues hablamos de formatos que o bien no tienen la pegada de otros (Secret Story, La última tentación) o sufren un desgaste considerable (La isla de las tentaciones), aunque no deja de ser significativo que listones que antes eran asequibles para los realities de Mediaset ahora se hayan convertido en poco menos que una quimera.

Para más inri, esta tendencia a la baja en prime time no solo atañe a los formatos de Mediaset. También a uno de TVE como MasterChef Celebrity 6, que pese a gozar de buena salud y liderar cada lunes con suma claridad, ha perdido fuerza de la quinta edición a la actual, que ya no incluye el bloque Previo de 50 minutos (de 22:10 a 23:00h) que sí metía la anterior.

  • Media de MasterChef Celebrity 5 tras la décima gala: 21.3% y 2.412.000
  • Media de MasterChef Celebrity 6 tras la décima gala: 19.4% y 2.040.000

Por lo tanto, ninguna cadena ni ninguna franja están a salvo del descenso generalizado que han provocado los cambios de criterio en el sistema de medición de audiencias. Unos cambios que han reducido los datos de los programas, sí, pero que ofrecen una audiencia más real de cada uno de ellos.

🟢 Si no te quieres perder ninguna de nuestras noticias, suscríbete a nuestros boletines.

Etiquetas
Publicado el
21 de noviembre de 2021 - 19:45 h
stats