Análisis

Así van 'En boca de todos' y 'Baila conmigo' en audiencias tras sus primeros días en Cuatro

Pedro Zárate

Cuatro deberá tener de paciencia si quiere ver resultados con En boca de todos y Baila conmigo. Porque hasta ahora, ni el programa de Diego Losada ni el formato de Nagore Robles están protagonizando un arranque satisfactorio en la parrilla del canal. Más bien todo lo contrario.

Terremoto en 'Baila conmigo' por una pregunta a Isaac: "¿Qué tienes con Anabel Pantoja?"

Saber más

Después de dos semanas de emisiones, uno y otro están lejos de hacer buena la doble apuesta de la cadena de Mediaset, que confió en ambos a finales de marzo para reflotar dos de los puntos más débiles de su programación diaria: la franja de mediodía y la última hora de la tarde. Dos viejas cuentas pendientes que Cuatro no consigue saldar a pesar de los intentos realizados para ello en los últimos años. Sobre todo en la sobremesa, donde solo esta temporada acumula cinco propuestas diferentes.

En boca de todos es la última de ellas, y al igual que las cuatro anteriores, va camino de ampliar la 'maldición' que asola desde hace tiempo el mediodía del canal. Baila conmigo, mientras tanto, pelea con el mismo desatino en la tarde-noche para completar lo que es, a falta de una mejor evolución, el último tropiezo de Cuatro a la hora de apuntalar de su parrilla.

'En boca de todos', por debajo de otras apuestas de mediodía

Comenzamos nuestro análisis con el espacio de Diego Losada, que actualmente ocupa el tramo de 14:00 a 15:10 horas, aproximadamente. Una ubicación a la que llegó el pasado 28 de marzo dispuesto a abrirse hueco entre el final de Al rojo vivo y el grueso de Ya es mediodía compitiendo con el mismo arma que éstos: la actualidad informativa.

La primera batalla no acabó bien para En boca de todos, que solo pudo anotar un 2.4% de cuota y 217.000 espectadores en su debut. Desde entonces, el programa ha ido experimentando leves subidas y bajadas sin despegarse de este primer dato. De hecho, en estos momentos promedia un 2.4% de share y 226.000 espectadores después de nueve emisiones, menos de la mitad de la media de Cuatro (5.1%) en el mismo periodo analizado. De ahí que dependa tanto de la paciencia del canal para dar con la tecla, coger impulso y aspirar a cotas mayores.

Audiencia de las primeras nueve emisiones de 'En boca de todos':

  • Primera emisión (28 de marzo): 2.4% y 217.000
  • Segunda emisión (29 de marzo): 2.3% y 215.000
  • Tercera emisión (30 de marzo): 2.3% y 225.000
  • Cuarta emisión (31 de marzo): 2.6% y 237.000
  • Quinta emisión (1 de abril): 2.3% y 197.000
  • Sexta emisión (4 de abril): 2.3% y 215.000
  • Séptima emisión (5 de abril): 2.8% y 269.000
  • Octava emisión (6 de abril): 2.6% y 244.000
  • Novena emisión (7 de abril): 2.5% y 218.000
  • Décima emisión (8 de abril): 2.6% y 220.000
  • MEDIA: 2.4% y 226.000

El fichaje de Losada, reclutado desde TVE y atado a Mediaset con un contrato de larga duración, invita a dar tiempo al formato. El problema es que su arranque se parece demasiado al que firmaron en sus dos primeras semanas otras apuestas recientes de Cuatro como Los Teloneros, A simple vista y First Dates Café, todas ellas canceladas este mismo curso al poco de alcanzar el mes de emisión.

  • Los Teloneros: 2.7% y 243.000
  • A simple vista: 2.6% y 235.000
  • First Dates Café: 2.3% y 201.000
  • Todo es mentira: Leaks: 1.8% y 217.000
  • En boca de todos: 2.4% y 226.000

'Baila conmigo', una apuesta fallida

El programa de Nagore Robles pasa por una situación similar. Después de un estreno poco esperanzador -un 3.3% y 416.000 televidentes el 30 de marzo-, Baila conmigo suma una semana y media en parrilla con cifras ínfimas que en absoluto justifican la apuesta de Cuatro. Ahora mismo promedia un 2.4% y 301.000 espectadores tras siete emisiones, tocando fondo en jornadas como la del pasado miércoles, cuando se quedó por debajo del 2% de share.

Audiencias de las nueve primeras emisiones de 'Baila conmigo':

  • Primera emisión (30 de marzo): 3.3% y 416.000
  • Segunda emisión (31 de marzo): 2.9% y 354.000
  • Tercera emisión (1 de abril): 2.2% y 252.000
  • Cuarta emisión (4 de abril): 2.6% y 355.000
  • Quinta emisión (5 de abril): 2.1% y 278.000
  • Sexta emisión (6 de abril): 1.9% y 227.000
  • Séptima emisión (7 de abril): 2% y 235.000
  • Octava emisión (8 de abril): 2.6% y 291.000
  • MEDIA: 2.4% y 301.000

Gracias al culebrón de Lucía e Isaac, este spin-off encubierto de La isla de las tentaciones está generando cierta conversación fuera de su horario de emisión, pero al mismo tiempo está sobreestimando el interés por las Tentaciones entre edición y edición. Algo que ya se demostró fallido con Las tentaciones de Mujeres y hombres, aquel efímero crossover de LIDLT y Mujeres y hombres y viceversa que la propia Nagore presentó hace un par de años en la tarde de Cuatro.

Ese formato ejerció de telonero de otro traspié como fue La habitación del pánico, la apuesta que más puede compararse con Baila conmigo. No por temática, pero sí por compartir tramo horario -de 20:30 a 21:25 horas- y el desafío de elevar la franja vespertina del canal. Un reto que no pudo superar el extinto programa Nuria Marín y que tampoco está completando el dating de Nagore Robles, protagonista de un arranque peor que aquel y de un relevo a la baja de las últimas reposiciones de First Dates, que hasta su llegada cubrían el hueco de 21:00 a 21:45h y ahora solo abarcan la mitad de tiempo:

  • La habitación del pánico: 3.2% y 460.000
  • Reposiciones de First Dates (dos semanas anteriores al estreno de Baila conmigo): 4% y 575.000
  • Baila conmigo: 2.4% y 301.000

Así las cosas, las dos últimas novedades de Cuatro no están rindiendo al nivel que necesita la cadena. Veremos si el tiempo, y los típicos cambios que suelen darse en estos escenarios de urgencia, revierten la tendencia negativa de ambas. De lo contrario, el canal de Mediaset tendrá que mover ficha una vez más para ganar dos partidas, la de la sobremesa y la vespertina, que lleva demasiado tiempo con el marcador en contra.

Cuatro deberá tener de paciencia si quiere ver resultados con En boca de todos y Baila conmigo. Porque hasta ahora, ni el programa de Diego Losada ni el formato de Nagore Robles están protagonizando un arranque satisfactorio en la parrilla del canal. Más bien todo lo contrario.

Terremoto en 'Baila conmigo' por una pregunta a Isaac: "¿Qué tienes con Anabel Pantoja?"

Saber más

Después de dos semanas de emisiones, uno y otro están lejos de hacer buena la doble apuesta de la cadena de Mediaset, que confió en ambos a finales de marzo para reflotar dos de los puntos más débiles de su programación diaria: la franja de mediodía y la última hora de la tarde. Dos viejas cuentas pendientes que Cuatro no consigue saldar a pesar de los intentos realizados para ello en los últimos años. Sobre todo en la sobremesa, donde solo esta temporada acumula cinco propuestas diferentes.

En boca de todos es la última de ellas, y al igual que las cuatro anteriores, va camino de ampliar la 'maldición' que asola desde hace tiempo el mediodía del canal. Baila conmigo, mientras tanto, pelea con el mismo desatino en la tarde-noche para completar lo que es, a falta de una mejor evolución, el último tropiezo de Cuatro a la hora de apuntalar de su parrilla.

'En boca de todos', por debajo de otras apuestas de mediodía

Comenzamos nuestro análisis con el espacio de Diego Losada, que actualmente ocupa el tramo de 14:00 a 15:10 horas, aproximadamente. Una ubicación a la que llegó el pasado 28 de marzo dispuesto a abrirse hueco entre el final de Al rojo vivo y el grueso de Ya es mediodía compitiendo con el mismo arma que éstos: la actualidad informativa.

La primera batalla no acabó bien para En boca de todos, que solo pudo anotar un 2.4% de cuota y 217.000 espectadores en su debut. Desde entonces, el programa ha ido experimentando leves subidas y bajadas sin despegarse de este primer dato. De hecho, en estos momentos promedia un 2.4% de share y 226.000 espectadores después de nueve emisiones, menos de la mitad de la media de Cuatro (5.1%) en el mismo periodo analizado. De ahí que dependa tanto de la paciencia del canal para dar con la tecla, coger impulso y aspirar a cotas mayores.

Audiencia de las primeras nueve emisiones de 'En boca de todos':

  • Primera emisión (28 de marzo): 2.4% y 217.000
  • Segunda emisión (29 de marzo): 2.3% y 215.000
  • Tercera emisión (30 de marzo): 2.3% y 225.000
  • Cuarta emisión (31 de marzo): 2.6% y 237.000
  • Quinta emisión (1 de abril): 2.3% y 197.000
  • Sexta emisión (4 de abril): 2.3% y 215.000
  • Séptima emisión (5 de abril): 2.8% y 269.000
  • Octava emisión (6 de abril): 2.6% y 244.000
  • Novena emisión (7 de abril): 2.5% y 218.000
  • Décima emisión (8 de abril): 2.6% y 220.000
  • MEDIA: 2.4% y 226.000

El fichaje de Losada, reclutado desde TVE y atado a Mediaset con un contrato de larga duración, invita a dar tiempo al formato. El problema es que su arranque se parece demasiado al que firmaron en sus dos primeras semanas otras apuestas recientes de Cuatro como Los Teloneros, A simple vista y First Dates Café, todas ellas canceladas este mismo curso al poco de alcanzar el mes de emisión.

  • Los Teloneros: 2.7% y 243.000
  • A simple vista: 2.6% y 235.000
  • First Dates Café: 2.3% y 201.000
  • Todo es mentira: Leaks: 1.8% y 217.000
  • En boca de todos: 2.4% y 226.000

'Baila conmigo', una apuesta fallida

El programa de Nagore Robles pasa por una situación similar. Después de un estreno poco esperanzador -un 3.3% y 416.000 televidentes el 30 de marzo-, Baila conmigo suma una semana y media en parrilla con cifras ínfimas que en absoluto justifican la apuesta de Cuatro. Ahora mismo promedia un 2.4% y 301.000 espectadores tras siete emisiones, tocando fondo en jornadas como la del pasado miércoles, cuando se quedó por debajo del 2% de share.

Audiencias de las nueve primeras emisiones de 'Baila conmigo':

  • Primera emisión (30 de marzo): 3.3% y 416.000
  • Segunda emisión (31 de marzo): 2.9% y 354.000
  • Tercera emisión (1 de abril): 2.2% y 252.000
  • Cuarta emisión (4 de abril): 2.6% y 355.000
  • Quinta emisión (5 de abril): 2.1% y 278.000
  • Sexta emisión (6 de abril): 1.9% y 227.000
  • Séptima emisión (7 de abril): 2% y 235.000
  • Octava emisión (8 de abril): 2.6% y 291.000
  • MEDIA: 2.4% y 301.000

Gracias al culebrón de Lucía e Isaac, este spin-off encubierto de La isla de las tentaciones está generando cierta conversación fuera de su horario de emisión, pero al mismo tiempo está sobreestimando el interés por las Tentaciones entre edición y edición. Algo que ya se demostró fallido con Las tentaciones de Mujeres y hombres, aquel efímero crossover de LIDLT y Mujeres y hombres y viceversa que la propia Nagore presentó hace un par de años en la tarde de Cuatro.

Ese formato ejerció de telonero de otro traspié como fue La habitación del pánico, la apuesta que más puede compararse con Baila conmigo. No por temática, pero sí por compartir tramo horario -de 20:30 a 21:25 horas- y el desafío de elevar la franja vespertina del canal. Un reto que no pudo superar el extinto programa Nuria Marín y que tampoco está completando el dating de Nagore Robles, protagonista de un arranque peor que aquel y de un relevo a la baja de las últimas reposiciones de First Dates, que hasta su llegada cubrían el hueco de 21:00 a 21:45h y ahora solo abarcan la mitad de tiempo:

  • La habitación del pánico: 3.2% y 460.000
  • Reposiciones de First Dates (dos semanas anteriores al estreno de Baila conmigo): 4% y 575.000
  • Baila conmigo: 2.4% y 301.000

Así las cosas, las dos últimas novedades de Cuatro no están rindiendo al nivel que necesita la cadena. Veremos si el tiempo, y los típicos cambios que suelen darse en estos escenarios de urgencia, revierten la tendencia negativa de ambas. De lo contrario, el canal de Mediaset tendrá que mover ficha una vez más para ganar dos partidas, la de la sobremesa y la vespertina, que lleva demasiado tiempo con el marcador en contra.

Cuatro deberá tener de paciencia si quiere ver resultados con En boca de todos y Baila conmigo. Porque hasta ahora, ni el programa de Diego Losada ni el formato de Nagore Robles están protagonizando un arranque satisfactorio en la parrilla del canal. Más bien todo lo contrario.

Terremoto en 'Baila conmigo' por una pregunta a Isaac: "¿Qué tienes con Anabel Pantoja?"

Saber más

Después de dos semanas de emisiones, uno y otro están lejos de hacer buena la doble apuesta de la cadena de Mediaset, que confió en ambos a finales de marzo para reflotar dos de los puntos más débiles de su programación diaria: la franja de mediodía y la última hora de la tarde. Dos viejas cuentas pendientes que Cuatro no consigue saldar a pesar de los intentos realizados para ello en los últimos años. Sobre todo en la sobremesa, donde solo esta temporada acumula cinco propuestas diferentes.

✉️ Las novedades de Cuatro no arrancan

Las últimas apuestas del canal de Mediaset no han comenzado con buen pie. Si quieres estar al tanto de su evolución en audiencias y de todo lo que acontece en sus emisiones, puedes suscribirte aquí a nuestro boletín diario y nosotros te informaremos.