La Kings League: el último éxito de audiencias en Twitch que reaviva el debate entre streamers y TV tradicional

El kun Agüero, durante un partido de la Kings League

El Mundial de Qatar no solo aparcó durante un mes las competiciones de clubes, también un par de debates relacionados con el fútbol y la televisión. El primero, la supuesta pérdida de interés en el deporte rey, alertada por pesos pesados de la industria como Florentino Pérez. Y el segundo, el presunto declive de la televisión tradicional respecto al auge de los creadores de contenidos, que sale a la palestra cada vez que un streamer rompe récords en Internet.

Mediaset se hace con el Mundial de Clubes 2022, con el Real Madrid como representante español

Mediaset se hace con el Mundial de Clubes 2022, con el Real Madrid como representante español

Las millonarias audiencias cosechadas por La 1 durante la cita mundialista silenciaron durante varias semanas ambos debates. Pero ahora, con el regreso a la normalidad, los dos han vuelto a cobrar fuerza a raíz de un mismo evento: la Kings League.

Esta competición impulsada por Gerard Piqué e Ibai Llanos apenas lleva tres jornadas disputadas -la cuarta se celebra este domingo-, pero desde su arranque a principios de mes ya se ha hecho un hueco relevante en los medios deportivos y, sobre todo, en redes sociales como Twitter, TikTok y Twitch, donde está alcanzando cifras de escándalo. Y esto último, además de suponer un éxito para sus responsables, también ha puesto en bandeja de plata que se vuelva a cuestionar el presente y el futuro del fútbol tradicional. Ese que, por otro lado, ha inspirado la creación de este proyecto. “[La Kings League] Nace de una reflexión de cómo hacer el fútbol de otra forma”, ha dicho al respecto su CEO, Oriol Querol.

De esa reflexión ha surgido esta competición, a caballo entre el fútbol y el juego de rol, en la que 12 equipos compiten en formato liga y juegan partidos de fútbol-7 con normas inspiradas en otros deportes o inventadas con un único objetivo: que siempre estén pasando cosas sobre el terreno de juego. Aunque a veces sea necesaria una 'carta especial' para que te piten un penalti a favor, por ejemplo.

“Lo único que se parece la Kings League con el fútbol es que se juega con un balón y que hay que meter goles en unas porterías. No me imagino haciendo lo de Enigma -un misterio cebado por la Kings League en redes- en LaLiga”, ha declarado el presidente de LaLiga, Javier Tebas, para mostrar su rechazo a las comparativas entre el fútbol de toda la vida y esta nueva modalidad, a la que ha llegado a calificar de “circo”.

Es más, también ha negado que sea un rival para su competición a nivel de audiencias. “Esto es como si dices que Pasapalabra puede ser competidor de LaLiga (...) No es tema de captar público joven o no. He leído que se compara y se equivocan. Twitch es una red social abierta, gratis, en el fútbol hay que pagar todos los meses y eso hace que sea muy diferente. Esta pregunta me la hacéis dentro de seis meses, ya veremos lo que hablaremos de la Kings League. Recuerdo cuando Ibai Llanos y Piqué compraron los partidos del PSG porque Messi se fue. Compraron dos o tres temporadas. Dos partidos retransmitieron. Y pareció cuando lo habían comprado que aquello había sido la revolución”.

Los streamers, los grandes protagonistas

Aunque Tebas no está por la labor de comparar modelos de fútbol, lo cierto es que la Kings League está aunando con fuerza a representantes de ambos mundos. Sin ir más lejos, el presidente del Fútbol Club Barcelona, Joan Laporta, asistió el pasado viernes al programa de la Kings League en Twitch para anunciar que la Final Four de esta competición se jugará nada menos que en el Camp Nou.

Además, en las tres jornadas celebradas hasta el momento se han dado cita sobre el terreno de juego jóvenes jugadores amateurs con exfutbolistas de Primera División como Rubén de la Red, Ricardo, Alberto Bueno, Ferrán Corominas, Jonathan Soriano y Alberto Lopo. Sin obviar que, otros dos, el Kun Agüero e Iker Casillas, ejercen de presidentes de sus respectivos equipos, aunque ni el exdelantero argentino ni el exportero del Real Madrid son aquí las verdaderas estrellas.

Ese honor recae sobre el resto de presidentes, streamers de la talla de TheGrefg, DjMaRiIO, los hermanos Buyer, Perxitaa o el ya mencionado Ibai Llanos que cuentan con grandes legiones de seguidores a sus espaldas. También en Twitch, principal ventana de emisión de esta liga que ellos han levantado y que ellos están haciendo que despunte gracias a su presencia en la misma.

De todos ellos, Ibai Llanos es el que está amasando más audiencia, tal y como reflejan los datos recopilados por TVTop, compañía que se dedica a la “monitorización de canales de las plataformas de vídeo más importantes del mundo (YouTube y Twitch) capturando datos de sus emisiones en directo en tiempo real”, como así explican en su página web. Según las cifras que manejan, la reacción de Ibai al primer partido de su equipo, el Porcinos FC, reunió de media a 193.100 dispositivos. El segundo, a 143.400. Y el tercero, a 196.600. Por ponerlo en contexto, el siguiente streamer en el ranking, DjMaRiiO, congregó a 89.200, 97.100 y 117.100 dispositivos de media, respectivamente, mientras veía los encuentros de su equipo, el Ultimate Móstoles, desde su canal de YouTube.

Que Ibai Llanos y DjMariiO lideren en sus respectivas plataformas no es algo sorprendente ni novedoso, como tampoco que TheGref, Spursito, Perxita y los Buyer se cuelen entre los creadores de contenidos más vistos. Al fin y al cabo, todos ellos están acostumbrados a hacerlo con suma frecuencia. La diferencia es que antes lo hacían con otros contenidos -algunos relacionados con el fútbol y otros no tanto- y ahora con la Kings League, pero la conclusión es la misma: da igual lo que hagan o a lo que reaccionen, sus seguidores van a estar ahí para apoyarlos.

Y de esto se beneficia la competición, claro. Atendiendo a estos mismos rankings de TVTop, el primer día de liga (1 de enero), los seis directos más vistos en lengua hispana entre Twitch, YouTube y TikTok fueron retransmisiones de la Kings League. El segundo día (8 de enero) la cifra subió a 8. Y el tercer día (15 de enero) ocupó 8 de las 9 primeras posiciones.

El canal de la Kings League, un éxito

Pero si los streamers están alcanzando grandes cifras gracias a los partidos, más aún lo está haciendo el canal oficial de la Kings League. Antes de que el balón echara a rodar, los organizadores del campeonato decidieron que todos los encuentros serían emitidos por un canal de Twitch creado para la ocasión, pero sin renunciar a que los streamers/presidentes cogieran la señal y reaccionaran en directo desde sus propios canales a lo que estaba ocurriendo.

Solo tres jornadas después, la decisión parece acertada. Y también lógica, porque gracias a ella, la competición se ha asegurado la atención del público que cada streamer es capaz de reunir individualmente. Pero al mismo tiempo, está poniendo a disposición de lo más curiosos una ventana directa para seguir el torneo, facilitando así su acercamiento a la competición aunque sean ajenos a las retransmisiones de Ibai, DjMaRiiO o cualquiera de los otros streamers en liza.

Cabe señalar, en este sentido, que el canal de la Kings League está aportando cada jornada más del 70% de la audiencia total de la competición. Y no hablamos de una audiencia pequeña, precisamente. La primera jornada tuvo un seguimiento medio de 450.000 dispositivos -con picos de 780.000- sumando los canales de Twitch y YouTube de la liga y los streamers implicados a lo largo de las casi 7 horas que duró la emisión. La segunda subió hasta los 560.000 dispositivos de media, y rozó el millón de pico, incorporando las cifras de TikTok. Y la tercera, también con las tres plataformas, promedió 654.000 dispositivos y alcanzó un pico de 1.37 millones coincidiendo con la revelación del Kun Agüero como Joker -un misterio, como el de Enigma 69, cebado por los organizadores de la liga- y el boom de la canción de Shakira contra Gerard Piqué.

De seguir esta progresión, la cuarta jornada de la Kings League tendrá aún más audiencia que las tres anteriores. Y como consecuencia de esto último, los debates sobre el futuro del fútbol y la televisión cogerán todavía más fuerza en las redes sociales, aunque por el camino se obvien ciertos detalles a tener muy en cuenta. Por ejemplo, que estamos hablando de campos de acción muy diferentes. No es lo mismo hablar de Twitch, que mide dispositivos y no personas -y además no solo procedentes de España, si no de todo el mundo- que hablar de la audiencia de un partido de fútbol en abierto o de un encuentro de LaLiga en pago.

Audiencias diferentes, mediciones diferentes

En lo que sí coinciden los tres es que sus respectivos sistemas de medición están en entredicho, sobre todo el de las audiencias de pago, que se considera obsoleto desde hace años. A partir de aquí es imposible medir bajo las mismas reglas unos contenidos y otros, aunque Oriol Querol diera pie a hacerlo el pasado domingo aprovechando que parte de la jornada de la Kings League coincidía con la final de la Supercopa de España entre Real Madrid y Barcelona. “Hoy hay un Clásico y a la misma hora tenemos nosotros partidos también y veremos cómo funciona, pero creo que son productos compatibles”, dijo el dirigente.

El partido fuerte de esa jornada de la Kings League, el KunIsports-Porcinos, reunió de media a 1.1 millones de dispositivos y alcanzó un pico de casi 1.8 con la revelación de Agüero como Joker. El encuentro se celebró a las 19h, por lo que no coincidió con el Madrid-Barça, que arrancó a las 20h. Sí lo hicieron los dos siguientes, el Troncos-Pio y El Barrio-Aniquiladores, que resultaron ser los menos vistos de todo el día al quedarse por debajo de los 400.000 dispositivos a nivel mundial.

A esa misma hora, el Madrid-Barça reunió a 1.8 millones de espectadores solo en España a través de una plataforma de pago como es Movistar Plus+, que junto a DAZN es la que emite esta temporada LaLiga en nuestro país. A menudo con datos tan modestos como los cosechados, solo estas primeras jornadas de año, por partidos como el Espanyol-Girona (1.7% y 219.000 espectadores el sábado 7), el Celta-Villarreal (1.5% y 192.000 el viernes 13) o el Cádiz-Elche (0.7% y 104.000, el lunes 16), que son a las que se agarran quienes más proclaman el auge de Twitch sobre la televisión.

Y puede que los datos brutos de la Kings League sean mejores que los de estos partidos de LaLiga, pero volvemos a lo de antes: no se puede comparar una retransmisión nacional con una mundial ni una retransmisión gratuita con una de pago. O lo que es lo mismo: no se pueden comparar los partidos de la Kings League con los encuentros de LaLiga y DAZN, ni éstos con el fútbol que se ve en abierto. Porque que una final entre Real Madrid y Barcelona, por mucho que sea de la Supercopa de España, tenga casi la mitad de espectadores que un Villarreal-Real Madrid de octavos de Copa -3.1 millones el pasado jueves- se explica a partir de algo tan sencillo -sistemas de medición al margen- como que para ver el Clásico había que pagar y para ver el otro partido no. Igual que pasa con los partidos de LaLiga antes enumerados y los de la Kings League, que para ver unos había que pagar, y para los otros no.

Si quitamos estos factores de la ecuación nos queda un dibujo injusto para algunas de las partes e irreal para todas ellas. Aun así, hay algo en lo que el fútbol en abierto, el fútbol en pago y la Kings League funcionan de la misma manera: en el hecho de que unos equipos interesan más que otros dentro de una misma competición. En la Kings League estamos viendo que las mejores audiencias las está anotando el conjunto de Ibai Llanos; que el Real Madrid está aportando los mejores datos de la Copa del Rey en La 1 -ya rindió bien su duelo de dieciseisavos contra el Cacereño- y que el Barcelona, como el conjunto merengue, domina en el pago.

En este punto, el fútbol el abierto, el fútbol de pago y el fútbol de la Kings League sí pueden compararse. En el resto, no tanto. Aunque en realidad, esto no va de comparar, sino de comprender que estas tres maneras de ver y vivir el fútbol no son excluyentes, sino complementarias. Como Twitch y la televisión tradicional.

Etiquetas
stats