Crítica
'Caballero Luna': una serie sólida que aporta a Marvel un punto de oscuridad

El 'Caballero Luna' de Marvel, en un capítulo de su serie

Que Oscar Isaac y Ethan Hakwe hayan acabado siendo los protagonistas de Caballero Luna explica el carácter particular que rodea a la nueva serie del Universo Cinematográfico Marvel. Porque de haber sido una serie superheroica más o la énesima producción del UCM cortada por el mismo patrón, lo más probable es que ninguno de ellos se hubiese embarcado en una proyecto de semejantes características. ¿El motivo? Sus reconocidas reservas hacia el mainstream.

Oscar Isaac es el 'Caballero Luna': "Mi sensibilidad no es definitivamente mainstream"

Entrevista | Oscar Isaac es el 'Caballero Luna': "Mi sensibilidad no es definitivamente mainstream"

Hawke, de hecho, representa un paradigmático caso de estrella que consigue triunfar en Hollywood sin apenas coquetear con los blockbusters. E Isaac acabó exhausto de su paso por la última trilogía de Star Wars, hasta el punto de decir lo siguiente cuando le preguntaron si volvería interpretar a Poe Dameron tras El ascenso de Skywalker: “Probablemente si necesitara otra casa”.

La respuesta del guatemalteco, leída entre líneas, supone una aparente contradicción con su fichaje por una serie de Marvel. Si hablamos de la carrera de Hawke, también. Pero aquí están los dos, lo que demuestra que ambos ven en Caballero Luna algo más que una serie “de superhéroes”. Y razón no les falta, porque la quinta ficción del Universo Cinematográfico Marvel, que se estrena este miércoles 30 de marzo en Disney+, se siente como un producto reconocible dentro del engranaje marvelita, pero con matices que la hacen diferente a otras propuestas.

Reconocible porque al igual que Bruja Escarlata y Visión, Loki, Falcon y el Soldado de invierno y Ojo de Halcón, la ficción firmada por Jeremy Slater (coguionista de 4 Fantásticos) manifiesta una preocupación por dar al personaje principal una identidad determinada y un nuevo lugar en el mundo. Algo que la hace conectar especialmente con las dos primeras, con las que comparte un escenario en el que no se distinguen la realidad de la ficción (Bruja Escarlata y Visión) y un protagonista rodeado de variantes de sí mismo (Loki).

La diferencia es que el tema de la identidad se aborda en Caballero Luna mediante un personaje, Steven Grant, que padece trastorno disociativo de identidad. Una circunstancia que le lleva a descubrir que comparte su cuerpo con Marc Spector, un mercenario con fuertes conexiones con Khonshu, el dios egipcio de la Luna.

'Caballero Luna' arranca con un primer capítulo brillante

A partir de esta revelación, Steven y Marc deben lidiar con sus respectivas identidades si quieren evitar la catástrofe que planea llevar a cabo Arthur Harrow, un misterioso hombre que ve la muerte como el medio para obtener un fin mayor. Una postura que acerca al personaje de Ethan Hawke a las tesis que planteaba Thanos en Vengadores: Infinity War, aunque su objetivo no pasa exactamente por equilibrar el universo, como pretendía el Titán Loco.

La misión de Harrow es otra, y Steven/Marc tratarán que no la complete con la ayuda de la joven Layla (May Calaway), su compañera de aventura en una serie que, en la línea de sus predecesoras, da lo mejor de sí misma en sus primeros compases. Es más, el primer capítulo de Caballero Luna -dirigido por Mohamed Diab- oposita con fuerza a ser lo más brillante que nos ha dejado la vertiente televisiva del UCM en Disney+ hasta el momento. Un prodigio de ritmo, misterio e interés, con leves reminiscencias al Spider-Man de Sam Raimi incluidas, que deja el listón muy alto para las siguientes entregas. Tanto, que Caballero Luna no lo vuelve a alcanzar, aunque a diferencia de títulos citados como Loki y Falcon y el Soldado de Invierno, aguanta mejor el paso de los episodios -al menos tras los cuatro que hemos podido ver la prensa-.

En este sentido, Caballero Luna se beneficia de ser una serie basada en un personaje poco conocido y, sobre todo, de ser una producto sin cuentas pendientes ni conexiones previas con el Universo Cinematográfico Marvel. Dos factores que permiten que el último lanzamiento marvelita no esté atado de pies y manos por la necesidad de meter esta o esta otra referencia, sino que se mueve con libertad dentro de los márgenes en los que puede jugar.

Una Marvel más oscura bajo el brillo de Oscar Isaac

Hay aspectos innegociables en toda producción marvelita como el humor, que aquí funciona en sintonía con los acontecimientos que ocurren en pantalla. Pero otros, como la acción superheroica y el sentido de la aventura que se presuponen a este tipo de producciones, a menudo quedan relegados a un segundo plano por géneros menos explorados en el UCM como el thriller psicológico y el terror. Lo que contribuye a que Caballero Luna sea una apuesta más oscura y menos lúdica que la media de títulos marvelitas.

Una producción diferente, en resumidas cuentas, cuyas particularidades obedecen a las intenciones de Marvel de utilizar sus series de televisión para ampliar esos horizontes que las películas -y sus lucrativas taquillas- no permiten transitar con tanta ligereza. Una estrategia que hasta ahora ha dado resultados dispares a la marca, cuando no directamente fallidos, pero que en Caballero Luna encuentra un motivo de peso para seguir confiando en ella.

Porque la nueva serie de Marvel puede que genere dudas por no ser tan “de Marvel” como otras, y porque la brillantez de su primer capítulo se eche un poco en falta en los siguientes, pero su manejo de los referentes -por momentos parece El Club de la lucha y Memento, por otros Indiana Jones y La Momia-, las atípicas circunstancias de sus protagonistas y un Oscar Isaac que lo da todo por sacar adelante a los dos personajes principales, hacen de ella una de las ficciones del UCM más sólidas hasta la fecha. 

* Caballero Luna se estrena el miércoles 30 de marzo en Disney+. Un nuevo capítulo se estrenará cada miércoles hasta alcanzar los seis que componen la serie.

Etiquetas
stats