Crítica

'Cómo conocí a tu padre' llega a Disney+ para arreglar los problemas de la original

Los protagonistas de 'Cómo conocí a tu padre'

El pasado 18 de enero, Hulu estrenó en Estados Unidos Cómo conocí a tu padre, una de las secuelas más esperadas de 2022. Dos meses después, llega a España de la mano de Disney+ haciendo las delicias de los amantes de Cómo conocí a vuestra madre que, en esta ocasión, descubrirán una nueva historia desde el punto de vista femenino.

'Cómo conocí a tu padre' cerró temporada con aparición sorpresa de un personaje de la serie original

Aviso: Spoilers | 'Cómo conocí a tu padre' cerró temporada con sorpresa

Una fórmula inteligente de alargar el éxito que tuvo la original, aunando el interés de los nostálgicos que tendrán sus dosis de guiños al pasado y permitiendo, a la vez, asomarse a nuevos espectadores a los que no les hará falta la antigua versión para entender la nueva.

Pero aún es más interesante la vuelta de tuerca, al descubrir que en los tres primeros capítulos (los que hemos podido ver en verTele, aunque la temporada consta de 10 entregas) los creadores han querido enmendar errores en los que cayeron con la producción protagonizada por Josh Radnor. Fallos de “principiante” que les limitaron el factor sorpresa al no esperar la repercusión que cosechó y las 9 temporadas que tuvieron que alargar el misterio.

Eso sí, la esencia y los valores de la serie continúan (casi) intactos:    

Un paraíso para los nostálgicos de Ted Mosby

Desde el arranque de Cómo conocí a tu padre la serie subraya a los seguidores de la anterior que ahí encontrarán lo que están buscando. Lo hacen usando la icónica sintonía pero con alguna variación. Y es que es eso mismo lo que van a ver.

También mantienen el refugio que era el apartamento de Ted, Lily y Marshall en un intento por que se sientan como en casa aquellos nostálgicos. Eso sí, el MacLaren’s (el mítico bar) no será el mismo porque como explicó su co-creador, Isaac Aptafker, “sería demasiado”. Algo que no quita que todos se reúnan en un bar, en esta ocasión se llamará Pemberton's, y estará regentado por uno del grupo. Lo cual le da sentido a que la pandilla esté afiliada a ese lugar.

Y, como ya se ha visto en Estados Unidos, hasta contarán con una sorpresa relacionada con la serie original (que puedes averiguar en esta noticia, pero te avisamos del spoiler). Algo que sin duda es uno de los mayores atractivos para una secuela.

Y un oasis de humor para los nuevos románticos

Pero si olvidamos (un poco) Cómo conocí a vuestra madre y nos fijamos únicamente en lo que es la nueva apuesta, sí aprueba como comedia juvenil-adulta con un reparto encabezado Hilary Duff que funciona como grupo de amigos lo suficientemente diverso como para que todo el mundo pueda identificarse con alguno.

Jesse (Chris Lowell), Valentina (Francia Raisa), Charlite (Tom Ainsley), Ellen (Tien Tran) y Sid (Suraj Sharma) acompañan a la protagonista en esa búsqueda del amor y de la realización personal contada de una forma adictiva y en clave de humor. Que podría ser, en ocasiones, demasiado edulcorada pero gracias a sus perlas cómicas se digieren bien.

Todos estos nuevos protagonistas tienen garra aunque les hace falta madurar algo más. Presentan su historia personal y eso engancha, pero no acaban de convertirse en personajes inéditos, tan singulares que son capaces de formar parte de la cultura popular, como ocurrió con Barney Stinson, sus frases y su filosofía.

Los arreglillos que permiten un mayor misterio

Uno de los grandes atractivos de Cómo conocí a vuestra madre era adivinar cuál de todas las novias que tuvo Ted Mosby acabaría siendo la que le convirtiera en padre. Sin embargo, la ficción cayó en algunos errores que no le permitieron aumentar esa intriga. Pero esta secuela los corrige.

Si en la original los hijos aparecían en pantalla mostrando sus rasgos, en la nueva aparece Kim Cattrall interpretando a la Sophie de 2050 (Hilary Duff es la versión joven, en el presente), pero no su hijo. De forma que aumenta las posibilidades del tipo de padre: pudiendo ser de cualquier raza, con todo tipo de rasgos físicos.

Así, además, la ficción se quita de encima la losa racista que persiguió a un protagonista que tuvo hasta 36 novias pero todas blancas con perfil occidental.

Lo que no han podido “arreglar” es la obsesión de los personajes (tanto originales como nuevos) por casarse, por emparejarse, por estar prometido/a, por vivir una pedida de mano por todo lo alto. Cómo conocí a vuestra madre y Cómo conocí a tu padre son dos series que abogaron, y abogan, por unas relaciones convencionales que no acaban de hacer feliz ni tan siquiera a su protagonista.

Por eso, quizá, los personajes favoritos de ambas son perfiles tipo Barney y Robin Scherbatsky, en esta representados por los de Ellen (Tien Tran) o Jesse (Christopher Lowell), porque son los que apuestan por otras formas de entender la vida. Más allá de relaciones heterosexuales, de objetivos vitales clásicos y del “vivieron felices y comieron perdices” en el que ya no creen ni nuestros “padres”.  

Etiquetas
stats