Entrevista

Alaska: "Cuando hagan un 'MasterChef' vegetariano, yo voy la primera"

Alaska, la "selekcionadora" del canal Selekt

Hemos visto a Alaska (sobre todo) como cantante y compositora, pero también como actriz, como presentadora, como productora, como DJ y como escritora, entre algunas de sus facetas. Pero todavía no habíamos podido testarla como programadora televisiva. Sí, encargándose de la programación de todo un canal de televisión.

Así es Selekt, el nuevo canal para la TV de pago "creado" por inteligencia artificial

Así es Selekt, el nuevo canal para la TV de pago "creado" por inteligencia artificial

Este domingo 31 de octubre, y con motivo (o más bien la excusa) de Halloween, Alaska se convierte en la primera "Selekcionadora" del canal Selekt, disponible en Vodafone TV, Orange TV y cable local. La cantante se encarga de diseñar toda la parrilla de la cadena aprovechando los contenidos de AMC Networks International, en una compilación que, como ella misma nos reconoce, sirve para conocer sus gustos e intereses televisivos.

Siempre con el leitmotiv de esa festividad, Alaska avanza que ha apostado por "horripilantes recetas, documentales escalofriantes, reformas espantosas, series aterradoras, películas terroríficas y músicas espeluznantes". Ofrecerá desde especiales infantiles como Las historias espeluznantes de Masha hasta películas clásicas del terror como Hellraiser, Tesis o Creepshow 2, pasando por documentales sorprendentes como Extrañas criaturas y programas de estilo de vida como el Especial Dulces de Halloween de Alma Obregón.

Entrevistamos a Alaska sin quedarnos en esta nueva faceta para conocer qué balance hace de Cine de barrio en TVE, saber cómo se siente al recibir homenajes también en la ficción, averiguar si le gustaría participar en algún talent o reality, desvelar si volverá Alaska y Mario, y conocer si le gustaría que esta "fiebre revival" que vive la televisión produjese el regreso de alguno de sus proyectos más míticos.

¿Cómo es esto de ser la "Selekcionadora" de un canal? ¿Te sonó raro cuando te lo dijeron?

No me sonó nada raro, me sonó como "¡claro que sí!, ¿cómo no?" [ríe]. Es el sueño de cualquier persona a la que le gusta la tele que te digan: durante un día, puedes seleccionar lo que tú quieras y poner lo que tú quieras. Aquí tenemos un contexto concreto que es la programación de Halloween, que además lo facilita más al centrarnos en el tipo de contenidos que pueden estar bien para este día, y basándonos en el archivo de cada uno de los canales de la cadena tanto de cocina como de las reformas, los documentales... Y luego ya lo que yo he podido aportar como vídeos musicales y cosas así.

¿Lo que has elegido nos permite también conocerte mejor, saber algunos de tus referentes?

Pues seguro, porque hay una cosa muy curiosa: cuando leo alguna entrevista de alguien y dice: "Como todo el mundo sabe, yo...", y no es verdad. La gente no sabe todo lo que tú eres, por mucho que tú hagas entrevistas. Para empezar, porque no todo el mundo las lee. Segundo, que alguien lea lo que tú dices en ellas no quiere decir que sepa de otras cosas. La gente no sabe que yo devoro Canal Cocina, devoro las reformas... Son cosas que me gustan, y entonces las conozco, como los documentales sobre animales. Por eso a la hora de hacer esto no ha sido como si fuera chino y decir: pues a ver ahora qué es esto. No, porque lo conozco perfectamente. Sé lo que es una reforma chunga, sé como son esas casas de los Estados Unidos que son de papel que tiran cuatro tuberías y sale todo... Ya me lo sé de memoria.

Se puede entender, viendo esta programación que he elegido, que me gustan las reformas, aunque aquí he elegido la parte más desastrosa para ir acorde con la fecha; que me gustan esos documentales de animales, que me gusta la música, y que al elegir vídeos musicales pues puedes ver desde Michael Jackson o Marilyn Manson hasta Lil Nas X, que a lo mejor es alguien que la gente no relaciona conmigo, como alguien que puede ser un referente para mí. Siempre se sabe algo de alguien cuando ves lo que selecciona, yo creo que es muy chivato.

Decías que es algo novedoso para ti. ¿Nunca habías podido elegir, o por lo menos sugerir, temas que tratar en Cine de barrio, o en Alaska y Coronas/Segura...?

Claro, pero es diferente. Hacer la escaleta de un programa es lo mismo en el fondo, decir: oye, programa 4, qué vamos a tener. Hubo un experimento, en Televisión Española a mediados de los 80, Ramón Colom decidió que un programa que se llamaba La Tarde, que era el de las sobremesas y duraba 4 horas por la tarde, cada semana lo hiciera una persona. Y yo lo hice una semana. Entonces tuve que pensar cada día la actuación musical, a quién iba entrevistar, de qué temas íbamos a hablar... Es lo mismo que hacer la escaleta de un programa: el director propone un cantante, tú propones un tema, lo que sea, y sale adelante. Aquí es diferente porque es usar archivo, digamos, con un archivo hacer una programación de televisión. Pero en el fondo es lo mismo que hacer la escaleta de un programa. Se diferencia en que es total pensar que durante todo el día puedes poner lo que te guste [ríe].

En 'Cine de barrio' hay gente que pide a su Paco Martínez Soria como si no hubiera otra cosa

De las películas que has elegido, ¿alguna se podría emitir en 'Cine de barrio'? Hablando en general, ¿hay sitio para el terror?

No, no hay sitio para el terror. Me gustaría que para el año que viene pusiéramos 'Buenas noches, señor monstruo', que es una película de Paul Naschy que es para todos los públicos, pero en Cine de barrio tienes que partir de la premisa de que es cine para todos los públicos. Tiene que estar con esa clasificación. Bastante suerte hemos tenido que con el paso de los años las películas se recalifican. Por ejemplo, cuando Concha me dio el relevo, emitimos una película que no se había podido emitir hasta entonces, porque en palabras de Concha, que me encanta, "hablaba de pilinguis". Y claro, esas cosas antes estaban para mayores de dieciocho [ríe]. Entonces, bastante suerte tenemos que las películas ahora, como están recalificadas, podemos poner muchas que antes no se podía. Pero el terror... no creo que sea el el espacio. Porque no lo admite, eso sería ya meterme en historia de nuestro cine, que también me gustaría, por cierto.

¿Qué balance haces de todo este tiempo en ‘Cine de barrio’, crees que se ha asumido bien el avance temporal?

Ya había ese avance temporal, ya había empezado. Lo que pasa es que al verme a mí se hace más patente, pero ya se había empezado a poner películas de los 90, por ejemplo. Respecto al público, pues hay de todo. Hay gente que está encantada cuando le pones una película de los 90 donde sale Toni Cantó, y hay gente que pide a su Paco Martínez Soria como si no hubiera otra cosa. Yo creo que lo que el programa intenta es hacer un equilibrio entre los ultraclásicos que no deben ni pueden faltar nunca, y también poner cosas con la lógica de que Cine de Barrio es un programa que empezó hace 25 años. Y hace 25 años, ponía películas de 25 años atrás. Nosotros también queremos poner películas de hace 25 años, que son los 90.

Indirectamente, has tenido protagonismo en 'Amar es para siempre', con un concierto de Alaska y los pegamoides. ¿Lo sabías? ¿Cómo sienta?

¿En Amar es para siempre? ¡No lo sabía, no! [ríe]. Esos reconocimientos siempre te sorprenden. El otro día tuve como invitado en Cine de barrio a Ricardo Gómez, que estaba presentando la película 'El sustituto', y me hablaba de los capítulos que tuvieron lugar en los 80 y él además me lo dijo: estuve leyendo sobre ti, sobre todo, porque me interesaba muchísimo. Claro, él no lo ha vivido, pero ni por asomo. Es parte de la historia de un país. Parte, digo parte, porque la historia de un país son muchas cosas. Pero esa parte que tiene que ver con la televisión y que tiene que ver con un cierto tipo de música, pues bueno, ahí estás tú formando parte y cuando alguien recoge ese momento, pues lógicamente apareces por un lado o por otro.

Eres muy proactiva en TV, acudes de invitada y colaboras en muchos programas. ¿Hay alguno que aún no hayas podido y te gustaría?

Ay, qué buena pregunta... [duda]. A ver, un programa que exista, que no haya podido ir, Dios mío... A ver, MasterChef tengo el problema de que yo animales no manipulo, y siempre se lo digo a Macarena [Rey, CEO de Shine Iberia, productora del formato]. Le digo: Macarena, cuando lo hagas vegetariano, yo voy la primera.

¿O sea que lo han intentado ya, no?

Sí. Y a mí me encantaría. Y tuve mucha rabia con el que también hizo Shine, Masters de la reforma. Fue en Antena 3 y sólo tuvo una temporada. Ahí fui de invitada, y yo pensé: como este programa funcione y lo hagan con famosos, voy de cabeza. Porque a mí me vuelve loca el bricolaje, y mi suegro de joven era electricista. Entonces yo ya tenía el tándem perfecto, digo: tú Ángel y yo nos vamos a concursar, y yo me pongo a hacer palets, y a pulir, y a hacer paredes; y tú te pones con la electricidad y seguro que lo ganamos. Pero el programa no cuajó y no llegó a hacerse una edición Celebrity.

¿Animas a que se haga una Celebrity entonces, que tú te apuntas?

¡Hombre! Sí, porque además yo después de ver a Mario en MasterChef, y no digo en el programa sino lo que no ve la gente, todo lo que tuvo que estudiar y aprender en casa; yo digo: me veo feliz, estudiando cómo cortar un tablón y cómo levantar un muro. Si a mí lo que me falta es una excusa para ponerme a hacer todo eso. Pero no, no salió.

¿Y te animarías en algún otro tipo de formato? ¿'Tu cara me suena', o incluso algún reality como 'Supervivientes'?

Yo no tengo ningún prejuicio de los que suele tener la gente con ningún tipo de formato. Lo que soy es muy consciente de mis carencias y a dónde no llego, y yo sé para lo que no sirvo. Yo creo que para Tu cara me suena, no sirvo. Lo mismo digo: como he visto a Mario ensayando coreografías, preparándoselo, y he visto además lo que le dijo Lolita y creo que tiene mucha razón, decía "Mario, tú para este programa no vales porque siempre veo a Mario". Pues yo creo que tú siempre vas a ver Alaska, porque yo soy como soy. No soy una cantante versátil ni nada de eso, así que creo que no valdría. Pero hombre, sería un formato divertido.

¿Los de aislarte? Yo sería un mueble, como eso que le decían a Rosa Benito. Yo sería el mueble de la edición, porque yo ni me meto con nadie ni hablo con nadie, y cuando me molesta lo que quiero es que no me hablen. Entonces yo sería un mueble. Sé que no sirvo, para qué lo vamos a hacer, si es que me lo sé. A ver... Hotel Glam... ¡Dios mío, qué maravilla! Claro, yo lo digo ahora porque ya pasó, pero ¿te imaginas haber estado en esa casa? Bueno, es un sueño, de verdad, con la posesión de Yola... Hubiera sido una maravilla, pero no sirvo, porque yo hubiera sido el mueble de Hotel Glam.

Te sabes hasta los motes y los cotilleos, demuestra que la TV realmente te gusta.

[Ríe] La televisión para mí... yo cuando hago una cosa es porque me gusta, y porque la conozco. Es como el corazón: lo hago porque lo conozco y puedo contártelo, porque me lo sé [ríe].

Participar en 'Hotel Glam' habría sido una maravilla, pero yo hubiera sido el mueble

¿Cuándo vuelves, si es que lo hace, 'Alaska y Mario'? ¿O nos tenemos que olvidar de él?

Pues es un formato que nunca se buscó, ni se pensó que iba a tener más temporadas. Nunca se pensó nada de eso. Surgió primero el programa, y después de repente hacer una segunda temporada... y así cinco. Y lo mismo pasa con esto: no es un proyecto que esté cerrado en el sentido de decir "nunca más lo vamos a volver a hacer", o que la cadena haya dicho que ya no lo vamos a volver a hacer. Sencillamente está ahí. Yo creo que si en algún momento a la cadena le interesa, nos lo dirá, como ha ocurrido las otras veces. Y si a nosotros en ese momento nos parece posible, lo haremos. Y si no surge, pues no surge, ya está. No hay ni una visión de que sea algo cerrado, ni ninguna intención activa en que continúe.

En ese reality veíamos a una Alaska, o a una Olvido, quizás menos transgresora y provocadora que su faceta artística. ¿Qué equilibrio hay, te gustó poder mostrarte así?

Yo no puedo controlar lo que cada persona ve en mí. Yo puedo controlar lo que yo soy, y hacer lo que yo hago. Pero eso creo que ha sido siempre así, quiero decir, que seguramente desde que presentaba La bola de cristal, no lo hacía de la forma en que alguien de los años 80 hubiera esperado que presentara un programa de televisión. Vuelvo a lo de siempre, y si me ves en Cine de barrio soy igual. Yo soy tranquila, dulce, pausada... No me acuerdo quién me hizo una imitación buenísima, en la época de Alaska y Segura creo que fue, y en no sé si sería en Zapeando, pero era así. [Pone voz muy suave para decir:] "Hola, qué tal estáis?"... Y sí, claro. Yo soy como soy, y ya está. Y da igual que sea en un reality, que presentando Cine de barrio.

Ahora que hablas de 'La bola de cristal'. Llevamos años en una fiebre por los regresos televisivos. ¿Si te propusieran recuperar alguno de tus formatos míticos, cuál sería?

Ninguno. Yo no lo haría. Ya lo hice. Y si queréis volver a hacer un programa que ya se hizo, que lo hagan otros, y que lo haga gente joven. Yo creo que lo que uno hace, ya lo hizo. Y no entiendo cuál es el valor de volver a hacerlo.

Etiquetas
stats