Entrevista

Álex González llega a 'Toy Boy 2': "El sueño americano se me ha quitado un poco de la cabeza"

Álex González en 'Toy Boy 2'

Atresplayer Premium estrena este domingo 3 de octubre el segundo capítulo de la temporada 2 de Toy Boy, una tanda de capítulos más ambiciosa que llega rodeada de expectativas tras el recorrido internacional que la serie tuvo en Netflix después de su frío paso por Antena 3. Álex González y Federica Sabatini son los grandes fichajes de un reparto al que se incorporan como los antagonistas "que solo traen problemas" y que por encima de todo, tienen hambre de éxito.

'Toy Boy' presenta su temporada 2: "El sexo vende, pero aquí las escenas sexuales hablan de los personajes"

'Toy Boy' presenta su temporada 2: "El sexo vende, pero aquí las escenas sexuales hablan de los personajes"

En esa descripción coinciden ambos actores, hermanos en la ficción, en una entrevista concedida a verTele y otros medios especializados. "Nuestros personajes aportan una energía nueva, cuando se juntan son un bombazo", explica la actriz italiana, que con el papel de Rania firma su debut en una serie de TV española. A su lado, el español da vida a El Turco, un malo "muy rico de interpretar" que para él ha sido todo un regalo.

Álex González llegó a Toy Boy 2 tras la baja de Michele Morrone, elegido en un principio para su personaje. Cuestionado por el relevo, y la carga erótica que en un principio tenía el villano, el actor afirma que su compañero "era muy buena elección" y se apoya en House Of Cards para explicar el componente sexual en su trama: "Más allá de que el sexo vende y es absurdo ignorarlo, para mí en El Turco lo sexual es una herramienta más para contar algo de su personalidad".

Además, el intérprete asegura que se ha quitado de la cabeza 'el sueño americano' que le llevó a probar suerte en EE.UU. hace unos años, con papel incluido en X-Men, y valora la visibilidad internacional que espera que le dé participar en un proyecto como el de Plano a Plano, cuya primera temporada fue un éxito en varios rincones del mundo: "El cine estaba a punto de morir, que ojalá que no, y las plataformas han hecho que podamos cruzar la frontera y a todos, actores, actrices y toda la industria, se nos ha alargado la vida. Ahora mismo solo pienso en hacer buenos proyectos, y creo que están en todas partes y no solo en Estados Unidos", expresa.

Álex, en 'Toy Boy' interpretas a El Turco. ¿Realiza hacer de malo?

Hasta ahora había hecho personajes de 'malos' que tenían muchas caras, pero todas daban al mismo patio. Lo que me gusta de El Turco, que simboliza arquetípicamente la figura del villano, es que tiene muchas caras. Le puedes llegar a comprender porque es un tipo que tiene mucho sentido del humor, tiene escrúpulos, cree en la lealtad, y si le traicionas puede ser muy malo. Es rico de interpretar porque tiene muchos matices y se puede justificar, no es simplemente 'el malo' y ya está.

¿Cómo es el trabajo actoral de un villano? ¿Cómo has construido a El Turco?

El motor de El Turco es el poder, está muy obsesionado con ello. Viene de un lugar humilde y tanto él como su hermana no tienen nada que perder y van a por todas. Ya tiene el poder económico, puede comprarlo todo, pero le falta el apellido y las raíces no se pueden comprar. He construido el personaje buscando qué conozco de la ambición, del poder, y de querer más. Todos tenemos todas las parcelas, solo que hay que regar algunas más y otras menos e intentar que no se filtre luego en tu vida real. Y es lo que he investigado.

Álex y Federica, entráis nuevos en esta segunda temporada. ¿Qué aportan vuestros personajes al entramado ya construido de 'Toy Boy'?

Los dos: Solo traen problemas (ríen).

Álex: La serie ya está creada y realmente va sola. Nuestra incorporación es para alimentar el conflicto que ya tienen los 'toy boys'. Antes tenían su propio club que se quemó, y ahora trabajan en uno nuevo que es nuestro.

Federica: Nuestros personajes aportan una energía nueva. Son una pareja de hermanos que tienen una relación muy fuerte y aunque cada uno tiene sus propias ocupaciones, cuando se juntan son un bombazo.

Álex: Juntos son el personaje perfecto representando el mal. Rania tiene algunas debilidades que El Turco aparentemente no, pero sin embargo él puede estallar en ira y hacer una locura, y ella es la única capaz de calmarle llevándole a su infancia. Juntos se complementan muy bien.

Federica: Son como dos caras de la misma moneda, dos personajes con hambre de éxito.

Álex, llegas a 'Toy Boy' en relevo de Michele Morrone, que fue anunciado en un primer momento para el papel de El Turco. Su fichaje llamó mucho la atención por la película que acababa de estrenar en Netflix, '365 días', que era muy sexual. ¿Qué pensaste cuando te llamaron para decirte que ibas a hacer tú su personaje?

No me enteré que en un principio lo iba a hacer hasta que llevábamos un mes rodando (ríe). Me llamaron para ofrecerme el personaje y me encantó, y una vez alguien me hizo un comentario sobre esto y pensé que debía ser otro papel. No sé cuáles fueron los motivos por los que al final se cayó del proyecto, pero egoístamente estoy muy contento de poder hacerlo porque es un auténtico regalo, de los personajes que más he disfrutado. A raíz de enterarme vi su película y quizás no debería decir esto, pero era muy buena elección para Toy Boy.

Con respecto a la carga erótica, más allá de que el sexo vende y es absurdo ignorarlo, para mí en El Turco lo sexual es una herramienta más para contar algo de su personalidad. Es un tipo con cierta carga violenta y se expresa a través del sexo. La clave la explica muy bien una frase de Kevin Spacey en House Of Cards: "Todo en la vida es para tener sexo, excepto el sexo, que es para tener poder". El sexo le da igual, lo utiliza como moneda de cambio.

Álex, hace unos años hiciste las maletas para probar suerte en Estados Unidos. ¿Esperas que 'Toy Boy', dado su éxito internacional, pueda abrirte de nuevo esa puerta?

Creo que la ficción está en un momento muy bueno, existe una globalización en todos los sentidos y ya no hay fronteras. Hace tres años tenías que irte literalmente con las maletas a otro país, como hice yo, y ahora mismo puedes hacer una serie desde tu país y ser un actor internacional. Y sí, si la segunda temporada de Toy Boy funciona como la primera creo que podría abrirnos puertas en otros países.

¿Ya no buscáis tanto ese 'sueño americano' de ir a Hollywood a triunfar allí? ¿Pensáis que con las series de aquí llegáis a todo el mundo?

Álex: Lo del 'sueño americano' para mí tenía que ver con acceder a mejores proyectos, a proyectos con mayor presupuesto en los que tienes más tiempo para rodar, y por qué negarlo, acceder también a otro público más amplio. En definitiva, tener más trabajo y mejores proyectos. Ahora, en poco tiempo, la lengua castellana está llegando a más sitios y los proyectos españoles se están doblando a todos los idiomas, así que personalmente se me ha quitado un poco de la cabeza [lo del 'sueño americano'].

Hay muchísimos directores norteamericanos, canadienses y británicos con los que me gustaría trabajar y el inglés es un reto para mí, pero como decía antes vivimos en un momento maravilloso. El cine estaba a punto de morir, que ojalá que no, y las plataformas han hecho que podamos cruzar la frontera y a todos, actores, actrices y toda la industria, se nos ha alargado la vida. Ahora mismo solo pienso en hacer buenos proyectos, y creo que están en todas partes y no solo en Estados Unidos.

Federica, ¿cómo has preparado tu personaje? ¿Tenías algún tipo de vínculo con España antes de entrar en 'Toy Boy'?

España para mí es como una segunda casa. Mi primer viaje fuera de Italia, de pequeña, fue aquí y siempre he tenido la idea de España como una aventura. He vuelto varias veces de viaje e incluso en el colegio estudié castellano. Cuando me llegó la prueba para Toy Boy pensé que tenía una base que podía ayudarme, y ya cuando me confirmaron el papel empecé a estudiar para poder hablar de mi trabajo como lo hago en italiano. En el rodaje he tenido una coach lingüística que me ha ayudado muchísimo. Mi papel de Rania es italiano y también su acento, pero tenía que hablar de manera que en toda España pudieran entenderme.

¿Ya te has instalado en España, o sigues viviendo en Italia? ¿Te interesa seguir desarrollando una carrera aquí?

Sigo en Italia, pero volví de vacaciones en verano y ahora para el estreno de Toy Boy. Me encantaría desarrollar una carrera en España, es un sueño. Vamos a ver qué pasa.

🟢 Si no te quieres perder ninguna de nuestras noticias, suscríbete a nuestros boletines.

Etiquetas
Publicado el
2 de octubre de 2021 - 19:45 h
stats