Entrevista

Alfred García, “a por todas” en el Benidorm Fest: “A veces somos un poco como políticos, tenemos que dar la cara”

Alfred García en la gala de 'Los elegidos' del Benidorm Fest 2023

“Creo en este país, en la cultura de este país, y verdaderamente creo que tengo la canción que puede representar a España en Eurovisión”. Con esta seguridad presenta Alfred García su candidatura para el Benidorm Fest 2023. Una nueva aventura musical y televisiva del músico catalán con la que buscará volver a conquistar al público eurofán y reescribir su historia en el festival europeo de la canción.

Benidorm Fest 2023: Así suenan los 18 participantes seleccionados por RTVE

Benidorm Fest 2023: Así suenan los 18 participantes seleccionados por RTVE

Cinco años después de su experiencia en Lisboa 2018, el artista salido de OT 2017 vuelve a probar suerte con el sueño de triunfar en la preselección de RTVE y ganarse el ansiado billete para Liverpool 2023, esta vez en solitario. “Voy a por todas. Voy con ”la canción“, con ”el equipo“ y con ”la puesta en escena“”, asegura en una entrevista concedida a verTele y otros medios, en el marco de la presentación de los candidatos.

“La canción” es Desde que tú estás, un tema compuesto expresamente para el Benidorm Fest que el mismo Alfred considera que es “el mejor que he escrito nunca”, y que es el centro de una campaña que el cantante se toma muy en serio. No en vano, descarta hacer caso a la recomendación de Mónica Naranjo de alejarse de las redes por las posibles críticas, y tiene claro que estar en contacto con su público forma parte de todo esto: “Somos artistas pero a veces somos un poco como políticos, tenemos que dar la cara”, afirma.

Lo dice con conocimiento de causa, puesto que en sus primeros pasos en la industria vivió un enorme boom mediático que tuvo su clímax en Eurovisión 2018, y que ahora recuerda con perspectiva: “Lo hicimos lo mejor que pudimos. Amaia y yo éramos dos personas que tres meses atrás estábamos una en Bachillerato y otro en la universidad, siendo personas corrientes, estudiando y formándonos, y de repente teníamos una responsabilidad. Todo el país estaba puesto sobre nosotros”.

Ningún comentario va a hacer que no persiga mi sueño, que es querer representar, en solitario, a mi país en Eurovisión”, reitera, al tiempo que muestra su admiración por Chanel y por lo que hizo en la pasada edición: “Me emocioné muchísimo con Chanel, porque lo suyo fue un sueño para muchos y verla a ella me animó a presentarme este año”.

¿Cómo te sientes entrando de nuevo en la órbita eurovisiva, con toda la expectación que hay alrededor de las propuestas del Benidorm Fest 2023?

Nunca me fui. El que va a Eurovisión nunca abandona el festival. Es cierto que esta vez hay una nueva montaña que subir que es el Benidorm Fest, pero en su momento también hubo una gala en Operación Triunfo. Estoy muy feliz y voy a por todas. Voy con “la canción”, con “el equipo” y con “la puesta en escena”.

¿Cómo ha sido el proceso de composición de tu canción?

Uno cuando explica estas cosas sobre composición, siente que va a decir algo que igual no gusta o se siente prepotente. Estaba pensando en componer una canción para Eurovisión y en la misma tarde que me puse a componerla, ya la tenía. Ese mismo día miré los plazos del Benidorm Fest y el primer día que se podía presentar, la presenté.

O sea, la canción la compusiste directamente para Eurovisión...

Surgió para Eurovisión, sí.

¿Cuándo te surgió la necesidad de volver a intentar representar a España en el festival? ¿No pensaste en presentarte al Benidorm Fest el año pasado?

El año pasado no me presenté porque tampoco sabía lo que iba a ser, y lo veía demasiado precipitado habiendo ido a Eurovisión hacía solo dos o tres años. No hay una explicación de por qué me presento este año y no el anterior o el siguiente. Creo que tengo la canción, y todo ha sido por eso. Si no hubiese tenido Desde que tú estás, evidentemente no me hubiese presentado porque para presentarme a algo tengo que estar muy seguro de lo que llevo. También es una responsabilidad, ya que no me estoy presentando para darme a conocer o dar a conocer mi música. Vengo para intentar ganar e ir a Eurovisión, porque es algo en lo que creo firmemente. Creo en este país, en la cultura de este país, y verdaderamente creo que tengo la canción que puede representar a este país en Eurovisión.

Ningún comentario va a hacer que no persiga mi sueño, que es querer representar, en solitario, a mi país en Eurovisión

Después de aquel resultado complicado en Eurovisión 2018, ¿ya se te pasó por la cabeza volver en el futuro e intentar mejorar el puesto con una propuesta más tuya?

En ese momento uno está abrumado, pero sí que es verdad que siempre había pensado en la posibilidad de presentarme solo. Nunca había pensado en que llegaría este momento, en que hubiera un festival como el Benidorm Fest en el que uno se pudiese presentar, pensaba que sería a partir de un instrumento como Operación Triunfo, pero ha surgido la oportunidad y no la voy a dejar escapar porque tengo la canción.

Desde aquella noche en Lisboa, ¿qué cambios destacarías que ha habido en ti como artista?

Desde ese día he publicado dos discos que he producido yo mismo, he hecho tres giras, he sacado cinco sencillos, he podido trabajar con los mejores, con Jeffrey Cooper y Eduardo Casanova en videoclips, he podido estudiar un poco cómo fue el año pasado con el Benidorm Fest, y he podido prepararme para componer la canción que nos va a representar, ojalá, este año próximo en Eurovisión.

Mónica Naranjo ha dicho en la rueda de prensa del Benidorm Fest que es la primera vez que se hacen las cosas bien. ¿Sientes que algo no se hizo bien en tu año? ¿Tienes alguna espinita clavada de esa experiencia?

Creo que a raíz de OT 2017 cambiaron muchas cosas en la televisión, también a nivel social en nuestro país, y creo que cambiarlo o querer cambiarlo [lo que pasó] sería un error. Lo hicimos lo mejor que pudimos. Amaia y yo éramos dos personas que tres meses atrás estábamos una en Bachillerato y otro en la universidad, siendo personas corrientes, estudiando y formándonos, y de repente teníamos una responsabilidad. Todo el país estaba puesto sobre nosotros, toda la prensa rosa nos perseguía por la calle... fue un cambio. No solo teníamos Eurovisión, sino toda la responsabilidad social de ser dos personas que representábamos a tantos jóvenes en aquel momento y a todo el país. Pero diré una cosa: recibí comentarios muy buenos y muy malos en 2018 y 2019, pero estoy aquí. Ningún comentario va a hacer que no persiga mi sueño, que es querer representar, en solitario, a mi país en Eurovisión.

Dices que traes “la canción”, “el equipo” y “la puesta en escena”. ¿Puedes dar algún detalle de tu equipo para el Benidorm Fest? ¿Te has rodeado de profesionales de la televisión para preparar tu puesta en escena?

La persona que dirige todo lo relacionado con lo artístico, a parte de mí, es un profesional que tiene uno de los mayores espectáculos nacionales, haciendo sold out todos los días, y haciendo proyectos audiovisuales con artistas de primer nivel nacional e internacional. Estoy muy contento de contar con él y su equipo, pero de momento no puedo decir quién es porque me ha pedido que no lo diga [ríe].

¿Sueles seguir otras preselecciones de Eurovisión?

Evidentemente, y apoyé a Ana Mena en Sanremo hasta el final. La apoyé por Twitter, que es el sitio maldito y aportar un poco de luz siempre es positivo. Ya sabéis que siempre he sido un fiel seguidor del festival de Eurovisión y también de Sanremo.

Mónica Naranjo os ha recomendado alejaros de las redes sociales e incluso que os las desactivéis. Tú que ya viviste un gran fenómeno social como OT 2017, ¿cómo recibes ese consejo, y cómo lo vas a aplicar?

Estoy de acuerdo en una parte con Mónica Naranjo, que nos ha dicho que nos alejemos de las redes, pero creo que no es justo para quienes nos siguen, como podéis ser vosotros desde vuestros medios, hasta el fan que te compra un ticket para ir a tu concierto. No es justo y no es sano, porque aunque queramos huir de esa realidad o hacer ver que no existe, sí existe. Y creo que es muy importante porque para las cosas buenas estamos aquí, pero también para las malas. Somos artistas pero a veces somos un poco como políticos, tenemos que dar la cara en según qué situaciones, y contestar, observar y estudiar lo que está pasando y lo que la gente opina sobre nuestra canción, nuestra puesta en escena y sobre nosotros. Es importante tenerlo en cuenta porque si no, no se progresa.

Habiendo visto desde fuera lo que ocurrió en el pasado Benidorm Fest, que siempre hay críticas y debates, ¿te dio algo de vértigo presentarte?

Para nada, si no no estaría aquí. Soy una persona que ha visto las dos caras de la moneda de las redes sociales. En concreto ninguno de vuestros medios ha escrito artículos insinuando cosas que no son ciertas, pero lo he vivido. Esto es una parte de mi trabajo, y estoy concienciado de ello. Tenemos que ser honestos y pensar que eso nos va a pasar, y tenemos que responder ante eso. Una persona que no esté preparada para las críticas malas y buenas, en realidad tendría que pensar que también va de esto, porque estás representando a todo un país.

¿Dónde te pilló la primera edición del Benidorm Fest? ¿La seguiste?

En mi casa en Madrid, solo. Y lloré mucho. Me emocioné muchísimo con Chanel, porque lo suyo fue un sueño para muchos y verla a ella me animó a presentarme este año. Alguien ha dicho algo de que se están haciendo las cosas bien y no sé quién las hizo bien. Chanel desde luego lo hizo muy bien y nos ha animado a muchos que nos queríamos presentar y no las teníamos todas.

¿Era tu favorita?

Sí. Aunque la canción de Rigoberta Bandini es una de las mejores que se han escrito nunca.

Rigoberta Bandini se presentó al Benidorm Fest con 'Ay Mamá', una canción que ha acabado convirtiéndose en un himno. ¿Crees que tu tema tiene potencial para ser un himno?

No quiero tildar mi canción de nada. Para mí es la mejor canción que he escrito nunca, y la que puede representarnos este año porque no se concibe sin estar en Eurovisión. La canción está escrita para eso, y tiene un sentido. Cuando veáis su estructura, su métrica, sus cambios de tempo y de intensidad, veréis que no es para que me beneficie a mí, sino a todos. Se trata de emocionar a todo un país y a todos los millones que vean Eurovisión.

Etiquetas
stats