Ángela Molina y Aura Garrido, el “cauce de amor” como madre e hija para investigar 'Un asunto privado'

Ángela Molina y Aura Garrido, en 'Un asunto privado'

Amazon Prime Video estrena este viernes 16 de septiembre Un asunto privado, su nueva serie original española. La ficción, firmada por Teresa Fernández-Valdés bajo el sello de Bambú Producciones (Velvet, Las chicas del cable), nos traslada a la Galicia de los años 40 para contarnos la historia de Marina (Aura Garrido), una joven adelantada a su tiempo que no puede cumplir su sueño de ser policía por el mero hecho de ser mujer.

Las series de septiembre, un mes cargado de grandes estrenos y una notable despedida

Las series de septiembre, un mes cargado de grandes estrenos y una notable despedida

Sin embargo, nada ni nadie la detendrá cuando decida investigar una serie de crímenes en compañía de Héctor (Jean Reno), su entrañable mayordomo, en lo que se presenta como una versión hispano-francesa de Sherlock Holmes y John Watson. Al menos, a simple vista. “Creo que [Sherlock y Watson] son unos referentes muy claros y muy obvios, pero son personajes y dinámicas muy diferentes”, aclara Aura Garrido durante su conversación con verTele.

Para Ángela Molina, su madre en la ficción, Un asunto privado se parece más a “una aventura de Tintín”. “Tiene algo de cómic, sí”, asegura la intérprete sobre su nuevo proyecto, que mezcla humor, acción y misterio a partes iguales, aunque su personaje, Asunción, “vive al margen de todo”. “Estoy en mi casa, con mi botellita y teniendo muchos planes”, explica entre risas sobre una mujer a la que, en realidad, “nada le es ajeno”, y cuya mayor preocupación es que “su hija tenga la libertad para escuchar su propia voz”. Esa que llevará a Marina a ponerse el traje de detective y traer de cabeza a todo aquel que se cruce en su camino.

'Un asunto privado' tiene acción, humor, misterio... ¿Con qué os quedáis de toda esta mezcla?

Aura: Con la mezcla (ríe). Creo que es una línea muy delgada y muy frágil, y trabajamos muy duro, sobre todo Teresa y Pinillos [David, uno de los directores de la serie], para encontrar ese tono específico. Pero creo que es muy bonito y muy especial.

En la serie se compara a Marina y Héctor con Sherlock y Watson. ¿Es una buena manera de resumir su relación como personajes?

Aura: Creo que son Sherlock y Watson unos referentes muy claros y muy obvios, pero son personajes y dinámicas muy diferentes. No tienen nada que ver Sherlock con Marina ni Watson con Héctor. Son seres muy distintos aunque puedan tener muchas cosas en común, y la dinámica, su relación y cómo se conocen también es muy diferente.

Ángela: Yo estoy al margen de todo, en mi casa, con mi botellita y teniendo muchos planes (ríe). Asunción es un personaje que fundamenta y da sentido a esta familia que, de alguna manera, está huérfana. En este caso en concreto, el padre era el que había alentado las vocaciones policiales de los hijos, aunque yo pienso que la madre también tuvo algo que ver en su oficio desde otros lares. Nada le es ajeno, pero ha llegado un momento de su vida en que para ella lo más importante es que su hija tenga la libertad para escuchar su propia voz y, al mismo tiempo, desde esa especie de lugar extraño en el que se encuentra su vida, procurarle protección. Y eso es lo que hay: absoluta devoción. Su vida se fundamenta en dejar a su hija vivir, pero que no le pase nada.

Dijiste en una entrevista que si no confías en tus hijos, ellos no van a confiar en sí mismos. ¿Cómo encaja una reflexión como esta en la relación entre Marina y Asunción?

Ángela: Lo sigo pensando igual. Creo que ese cauce de amor de las madres con los hijos, y de los hijos con las madres, pasa por la confianza. Ahí se desarrollan las cosas más bonitas, porque de nada sirve ir por delante de la vida. Ellos tienen que irla descubriendo con su voluntad, con sus sueños, con su ilusión y con su confianza.

En la serie, Marina empieza cada capítulo impecablemente vestida y maquillada, pero a lo largo del mismo siempre se rompe el vestido, pierde una prenda o aparece con heridas en la cara. Además, aunque hay varios hombres a su alrededor, el guion no lo empareja con ninguno de ellos. ¿Con esto Marina reúne algunos de los rasgos que, en muchas ocasiones, se les ha negado a los personajes femeninos en ficción?

Aura: Las dos cosas han sido idea de Teresa, la showrunner. Y hemos hablado mucho de ellas porque son dos cosas que me encantan de Marina y de la serie. Teresa ideó esta maravilla de que se vaya deconstruyendo su vestuario a medida que pasa cada capítulo, y me parece muy definitoria de cómo es Marina.

Ángela: ¿Tú echas de menos esa vida sentimental de ella? ¿Ese lado romántico?

No, no, al revés. Me llama la atención porque hay muchas series en las que el personaje femenino solo se mueve a través de un interés amoroso.

Ángela: Es que en la vida, realmente, eso es lo mejor.

Sí sí, pero yo solo hablaba a nivel de ficción.

Ángela: Pero la vida de la ficción es real, aunque es ficción. Quiero decir, la inspiración es la realidad. Pero en el caso de Marina, creo que ella es consciente de lo que provoca en los demás, y los demás en ella. Pero yo no sé si te has llegado a enamorar realmente en la serie.

Aura: Ah, no voy a responder.

Ángela: Es un misterio.

Aura: Hay que verla. Pero es verdad que hemos hablado mucho con Teresa, con Pinillos, y demás, y a mí me parece muy interesante que las tramas románticas que puede haber suceden como en la vida. Es decir, que son una parte más de la vida, que pueden tener más peso o menos peso, que sucedan de una forma más torpe o menos torpe llevando a un sitio, o no, pero que no sean el eje principal ni se acaban convirtiendo en una trama principal. Lo importante es lo que pasa, y esto es solo una parte más de la vida, no la única.

Por último, ¿qué valoráis en este momento de vuestras carreras para embarcaros en un proyecto?

Aura: Depende, cada situación es un mundo. Para mí, lo que más peso tiene siempre es que haya algo que me interese muchísimo en lo que voy a hacer. Ya sea porque la historia o el proyecto me fascinan, aunque mi personaje pueda tener menos trama, peso, interés o lo que sea, o porque el personaje me fascina y me apetece muchísimo hacerlo porque es un reto muy grande. Y luego también me llama con quién voy a trabajar. Es algo que cada vez me importa más porque cada vez me importa más también la vivencia personal del rodaje.

Ángela: Si lees un proyecto y piensa que como público, que también lo somos, te encantaría verlo, pues quieres hacerlo. Y en este caso hay pocas cosas de acción tan trepidantes. Pienso que es un género muy complementario de otros que ya se dan, y que tiene una ligereza que contrasta con ese fondo criminal que va moviendo la serie, que es tan desalentador y terrible. Pero llevado de una forma muy diferente, más de aventura de Tintín. Tiene algo de cómic, sí.

Etiquetas
stats