Entrevista

Dani Martínez, a por su tercer 'Got Talent': "Esta edición me he desmelenado y Risto lo ha padecido"

Dani Martínez, en una foto promocional de 'Got Talent 7'

A pesar de su naturaleza rotatoria y exigente, la mesa del jurado de Got Talent lleva ya tres años reservando uno de sus asientos a Dani Martínez. Es la prueba de que el leonés cayó de pie cuando aterrizó en el programa allá por 2019. Desde entonces, el cómico e imitador es uno más de la familia de Got Talent, que este viernes (22:00h) vuelve a reunirse por el estreno de la séptima edición en Telecinco.

'Got Talent' vuelve sin Paz Padilla: "Siempre la vamos a echar de menos porque nunca pasa desapercibida"

'Got Talent' vuelve sin Paz Padilla: "Siempre la vamos a echar de menos porque nunca pasa desapercibida"

Será la tercera para Martínez, que gracias al bagaje obtenido en años anteriores ha podido disfrutar al máximo de la experiencia: "En esta edición he 'reloqueado' más que en ninguna de las otras", reconoce a verTele desde el otro lado del teléfono. Durante la conversación con este medio, el humorista transmite su satisfacción por estar en un formato que define como "la Champions League de la televisión" y que puede presumir, según sus palabras, de un casting "más potente" que el de la delantera del PSG.

Símiles futbolísticos a parte, Dani Martínez también nos habla de su adiós a El concurso del año, programa que dejó este verano por voluntad propia. "Han sido tres años y creo que era un buen momento para hacer un cambio", comenta sobre su marcha, la cual llevó a cabo por el deseo de afrontar nuevos retos. Alguno de ellos en televisión, donde sueña con tener "un show al que la gente venga para pasárselo bien y con el que divertir a la gente en casa".

Si la primera temporada de 'Got Talent' fue la de la novedad y la segunda la de la consolidación, ¿qué ha supuesto para ti esta tercera?

Pues te lo voy a decir con una palabra: la 'relocura'. En esta edición he 'reloqueado' más que en ninguna de las otras, porque en la primera llegas a una familia que ya está construida, que es algo por lo que ya pasé en Aída, por ejemplo, y te vas haciendo al formato. En la segunda edición ya sabes cómo funciona, y en la tercera te desmelenas, así que he reloqueado muchísimo y me he divertido mucho, pero Risto lo ha padecido. Vamos a ver a Risto sufrir en varios momentos ese reloqueo [ríe].

Esta edición se ha promocionado bajo el eslogan "Deja espacio a la ilusión". ¿Qué otro eslogan completaría lo que vamos a ver esta temporada?

Yo diría "Es la Champions League de la televisión". Porque es lo que vas a ver, la Champions League de la televisión. Creo que el formato y la edición que tenemos son tan completos en todo... En la química del jurado, en cómo está Santi, en el talento tan diverso que hay, en las cosas que suceden e, incluso, en las actuaciones. Te lo digo de verdad, hay actuaciones que la gente va a decir "no me creo que estén haciendo eso en el escenario", porque se va a ver esa vez pero no se verá nunca más en un escenario. Por lo tanto, creo que esta edición prometer ser la Champions League de la tele.

Siguiendo con el símil futbolístico, ¿qué casting es más potente: el de la delantera del PSG o el de 'Got Talent 7'?

[Ríe] Oye, pues pues te voy a decir una cosa, al final el casting de Got Talent es más potente porque tiene más variedad, porque aquí vemos desde gente que baila flamenco hasta magos, cantantes y personas con habilidades especiales. Es muy variado. Al final cuando veamos jugar cuatro partidos al PSG ya vamos a saber cómo juegan.

¿Qué crees que pierde 'Got Talent' sin Paz Padilla?

La ausencia de Paz se nota mucho porque ella es ese tipo de monstruo televisivo que se parece mucho a Flo, que son gente capaz de todo en un plató. Con ellos te puedes esperar cualquier cosa, y a mí ese tipo de televisión me gusta y me divierte mucho. La ausencia de alguien que te da esos momentos se nota mucho y se la echa de menos, porque Paz es una improvisadora nata y la improvisación da mucha frescura a cualquier formato.

Pero otros Got Talent del mundo van alternando entre 3 y 4 jueces, y aquí ya hemos visto que el jurado suele ser muy rotativo y que cambia de una edición a otra por aportar novedad. Aquí la única que se mantiene desde la primera temporada es Edurne, porque es la jefa. Además, en un jurado de tres el voto tiene mucho más peso, porque en uno de 4 muchas veces votas y piensas que el tuyo no tiene por qué ser muy importante, porque quedan aún tres por votar. Pero ahora es mucho más decisivo, además sabiendo que Risto suele tirar siempre por un voto que todos conocemos, así que para Edurne y para mí es complicado. Sobre todo para Edurne, porque yo tengo mucha capacidad para ver talento en la gente. Ellos no, y no sé por qué, pero yo a todo el mundo le veo su lado bueno y doy más "síes" que "noes", pero Edurne tiene una papeleta complicada siendo tres.

¿Cada persona que se sube al escenario te recuerda al joven Dani Martínez que dejó León para irse a Madrid en busca de su gran oportunidad? Porque 'Got Talent' también puede suponer la gran oportunidad que buscan miles de artistas en nuestro país.

Sí sí, totalmente. Muchas veces me veo reflejado y veo que viene mucha gente que dice tener miedo escénico, y yo les digo que no tienen miedo escénico porque mi primera actuación fue en un bar de León haciendo un monólogo y la tuya has decidido que sea en Got Talent, en prime time y en un teatro. Hay que ser tan valiente para venir a hacer algo aquí y tú has sido valiente y estás en este escenario. O sea que sí, que mucha gente me evoca muchos recuerdos de cómo empecé yo. Por eso empatizo mucho con todo el mundo.

Mis amigos de León siempre dicen que, para ellos, cualquiera que sube a un escenario a decir su nombre ya es un talento. Mis amigos de León dicen que son incapaces de subirse a un escenario y decir "Hola, me llamo Ricardo". En este sentido, Got Talent es un programa muy complicado. Además, te enfrentas a un jurado y a un tipo como Risto, que es muy exigente y que ha hecho muchos talents. Entonces, tienes que tener mucha seguridad, confiar en lo que haces y por eso se ven actuaciones tan increíbles, porque viene gente muy preparada y con mucha confianza.

A la hora de hablar de tu faceta como imitador, siempre has dicho que gente como Carlos Latre es muy metódica y que trabaja mucho para sacar cada voz, pero que lo tuyo se acerca más a un don, sin tanta preparación detrás. Siendo así, ¿cómo te enfrentas a concursantes que han estado meses y meses preparándose sus actuaciones?

Sí, Latre trabaja un montón y yo soy más como en el colegio, alocado, no me preparaba nada e iba a lo que salía. Efectivamente, ves que hay gente que lleva trabajando un año para enfrentarse al momento de Got Talent. Hay muchos que encima repiten, que se llevan un "no" y vuelven al año siguiente. Yo eso también lo valoro, la gente que se sube a un escenario después de un año trabajando. Más aún en pandemia, que no han podido entrar con sus recursos ni actuar con sus giras ni con sus espectáculos. Por eso aquí también veo mucho valor y mucho nivel, sobre todo en estas dos últimas ediciones de Got Talent, porque la pandemia ha hecho que muchas giras de circos, de acrobacias y demás no se estén haciendo, por lo que esos artistas pueden venir al programa y ofrecer un nivel espectacular.

Más allá de las grabaciones de 'Got Talent', el verano nos ha dejado tu marcha de 'El concurso del año' para afrontar nuevos retos. ¿Sentías que el programa ya no significaba lo mismo para ti después de tres años?

Yo me he divertido mucho porque Mediaset y la productora Bulldog me conocen, así que me dijeron desde el primer minuto que yo tenía libertad absoluta para hacer, decir y divertirme. La mecánica era la misma, pero yo siempre hacía algo diferente, así que la decisión de dejarlo no ha sido por estar cansado del formato, sino por el deseo de buscar nuevos retos y afrontar otras ideas que surgían. Cosas que me apetecen más ahora y que no las puedo compatibilizar con El concurso del año. Además, han sido tres años y creo que era un buen momento para hacer un cambio.

La decisión de dejar 'El concurso del año' se la comunicaste a Mediaset y Bulldog en mayo, pero no la hiciste pública hasta finales de julio. ¿Te intentaron convencer durante esos dos meses para que siguieras al frente del programa?

No, ellos simplemente querían su tiempo para saber cómo replantearse el concurso, si ponían un presentador o una presentadora y hacia dónde debían ir las cosas. Entonces, cuando yo comuniqué la decisión me pidieron que no lo dijera durante un tiempo para reubicarse de cara a dar el siguiente paso. Pero vamos, con Mediaset todo fue increíble. Yo se lo comenté y lo entendieron perfectamente. Ellos saben cuál es mi naturaleza y mis inquietudes, porque me conocen muy bien. Y es curioso, porque yo nunca he tenido contrato de cadena con Mediaset, pero llevo aquí desde 2012. Llevo nueve años trabajando con ellos y los siento como mi casa y como mi familia. Vamos, fue como cuando se lo conté a mis padres, me entendieron perfectamente.

¿Esos nuevos proyectos pasan por la televisión?

Sí, sí, por supuesto que hay cosas de televisión. También retomaré mi gira, Ya lo digo yo, que me ocupa también todos los fin de semana, seguiré con Got Talent y bueno, hay cosas que están en el germen y estamos trabajando en ellas.

Dentro de la televisión, ¿qué es lo que te apetece hacer ahora?

A mí me gustan los shows tipo late night norteamericano, que es lo que se hace aquí es en Late Motiv o La Resistencia. Me gustan mucho ese tipo de formatos y también los shows como El Hormiguero. Un poco lo que hice en Tonterías las justas o Dani&Flo, que son los tipos de programa que me gustaría afrontar y los que siempre he querido llevar a cabo. Tener un show donde la gente venga a pasárselo bien y con el que divertir a la gente en casa.

¿Y ves posible tenerlo próximamente?

Esperemos que sí [ríe]. No sé si será posible, pero yo deseo que sí.

¿Y en cuanto a tu faceta como actor? Porque también la has ejercido en el pasado.

El otro día pensé que había hecho absolutamente de todo, porque he hecho series, he presentado concursos, programas y galas, he doblado películas, he hecho imitaciones, actuaciones de teatro... He hecho de todo, salvo cine. Y las tres o cuatro cosas que me han llegado o no han cuadrado por fechas o no me veía mucho en ellas, así que es algo que tengo pendiente.

Antes has mencionado 'Tonterías las justas'. No sé si eres consciente de que este verano se han cumplido 10 años de su última emisión.

Ah, claro. Fíjate, es que Tonterías las justas fue un punto de inflexión total en mi vida laboral. Para mí, encontrarme con Flo fue encontrarme con la persona que me dio la absoluta confianza en un plató. Siempre he contado que yo iba a ir de colaborador a Tonterías las justas y Flo, de tres días de relación con él, dijo: "Yo quiero a Dani al lado de la mesa, quiero que lo copresente". O sea, te encuentras con una estrella de televisión a la cual es la persona que más admiro, y esa persona, en vez de decir que a ver si le voy a quitar protagonismo, hace todo lo contrario, auparte todo el rato para que crezcas.

Todo lo que lo que lo que me dio ese programa fue un cambio total en mi carrera que me ha permitido hacer los formatos que he hecho después. Ha hecho cosas como Aída o Got Talent y he presentado un concurso yo solo. Todo eso es el punto de inflexión que supuso para mí Tonterías las justas, un programa que es una familia a día de hoy, porque a día de hoy todo el equipo nos vemos y nos saludamos como si acabáramos de ver a un familiar. Siempre hemos dicho que la gente conocía el nombre del realizador, del regidor, el nombre de los cámaras, de Baldi, de Bernard.... Todos guardamos un cariño especial por el programa y notamos que el público también se lo guarda.

Durante la entrevista has mencionado un par de veces a Flo. ¿Cómo viviste tú el revuelo que generaron sus declaraciones sobre la ausencia de mujeres con talento en el humor?

A mí me pilló fuera, de vacaciones, así que tampoco me enteré muy bien de lo que pasó ni las palabras exactas de Flo. Pero también te digo, Flo y yo hablamos de cosas de la familia y de nuestros programas, pero no abordamos nada de esto.

Etiquetas