Entrevista

Diego Losada: "No tengo miedo a sonreír en el Telediario porque la gente lo hace"

Diego Losada

Sin tan siquiera llegar a los 40 años, Diego Losada es un presentador tan habitual en la información de TVE que quizás muchos espectadores ni tan siquiera caigan en la cuenta de que este fin de semana supone su debut al frente de los Telediarios de sábados y domingos junto a su compañera y mentora Lara Siscar.

Carlos Franganillo: "El Telediario hace una radiografía de la sociedad española bastante plural y diversa"

Carlos Franganillo: "El Telediario hace una radiografía de la sociedad española bastante plural y diversa"

Tras asumir diferentes retos en el Canal 24H, en el informativo de Telemadrid, en España Directo, en Informe Semanal, y hasta el mismo Telediario matinal; el periodista celebra su etiqueta de 'todoterreno': "Siempre he aspirado a eso, a ser como los profesionales a los que admiro, como Lorenzo Milá". Aunque también aspira a cambiar esa concepción: "A los de informativos se nos ve más fríos... y a los de programas más cercanos. Esa dimensión histórica se tiene que ir diluyendo".

Ahora inicia la aventura de lograr un Telediario "familiar", como es su deseo, en el que toda la casa se sienta reflejada: "El Telediario que se ve en familia un domingo por la tarde sirve para generar debates". Y para ello, ya avanza que aprovecharán el mayor reposo del resto de la semana para reportajear: "A Lara y a mí nos gustará estar en la calle, aprovechando los días que tenemos entre semana, para reportajear y dar otra mirada sobre los principales temas que afectan a los ciudadanos".

En ese sentido de lograr un Telediario "familiar", admite que le interesa mucho el debate sobre la brecha generacional, y no rehúye la problemática sobre cómo atraer a los jóvenes al Telediario: "Las redes sociales nos están dando pistas de que la era de lo artificial ha terminado".

¿Cómo afrontas esta nueva etapa al frente de los Telediarios del fin de semana?

Con mucha ilusión porque para mí se cierra un círculo. Hace 12 años entré en RTVE como redactor y grumete del Telediario Fin de Semana, y ahora es un honor compartir el timón de este gran barco con Lara [Siscar] y todo el equipo, que es una pequeña familia. Esto parece un tópico, pero cuando hay un equipo pequeño, pero igual de solvente, que tiene una gran carga de trabajo, se aprende mucho del resto de compañeros. Ahora siento que en el fin de semana hay muchos 'yoes' de hace 12 años porque hay un equipo que conjuga juventud e ilusión con veteranía y ese ADN que lleva TVE. En esos tres años nos dieron incluso un premio del Ministerio de Interior, y fue la etapa en la que me desarrollé como redactor y reportero en la calle. Y ahora la intención es no perder eso, que los presentadores de este tiempo no sólo nos quedemos en plató sino que ganemos en cercanía. A Lara y a mí nos gustará estar en la calle, aprovechando los días que tenemos entre semana, para reportajear y dar otra mirada sobre los principales temas que afectan a los ciudadanos.

¿Hay algún tipo de enlace para que sean reconocibles los TD de lunes a viernes y los TD del fin de semana, o incluso potenciáis que sean distintos?

El TD Fin de Semana es el que más se ve en familia, y ayuda el hecho de que quienes lo hacemos seamos una familia profesional. El Telediario que se ve en familia un domingo por la tarde sirve para generar debates en el seno de la familia, y eso es porque hemos elegido bien los temas que preocupan a los diferentes miembros de la familia.

Los jóvenes todavía se dignan a encender la televisión, no está todo perdido

¿Imaginas entonces a un adolescente viendo el Telediario con sus padres?

Me interesa mucho el debate sobre la brecha generacional. Yo creo que los jóvenes todavía se dignan a encender la televisión. No está todo perdido en ese asunto. El vínculo familiar continúa y, por lo tanto, la TV sí puede ser ese medio que aúna, sin que eso signifique que le hagamos la competencia a Tik Tok o las redes sociales. No [hay que] perder que ese adolescente tenga ese momento de televisión pública con su familia.

¿Cómo se puede recuperar a las nuevas generaciones sin perder el rigor?

Lo que está de moda es la naturalidad. Los chavales están viendo en Twitch a personas que les hablan a los ojos y casi sin maquillaje ni grandes aspavientos, como a veces pecamos en televisión. Las formas de comunicar en las redes sociales nos están dando pistas de que la era de lo artificial ha terminado. A todos los que salgamos en la tele nos tienen que ver como a personas normales que también les hablan de tú a tú, sin engolar, sin impostar. Y mi intención es aplicar eso en el TD Fin de Semana.

¿Qué tal encajáis Lara y tú?

Hace 9 años empecé a presentar en el Canal 24 horas con Lara Siscar. También es un placer cerrar ese círculo con ella. Creo que somos distintos en el estilo, no hay por qué ocultarlo, pero creo que eso va a complementar. El trabajo que Lara y el equipo han hecho en el Telediario es impecable, y nosotros venimos a sumar. Y el hecho de que seamos dos refuerza esa idea de que este es un Telediario familiar con dos personas que se llevan bien. No tengo miedo a sonreír en el Telediario porque la gente lo hace. Y eso potencia la naturalidad y la cercanía, que son importantes. Nos tienen que ver cercanos.

Tras una temporada convulsa por las entrevistas en el Canal 24H, ¿temes que el salto a La 1 te haga tener más presión desde determinados partidos políticos?

El Telediario es bien distinto a un formato de análisis político. Esta temporada me ha tocado sustituir a [Xabier] Fortes y ha habido algunas entrevistas que han tenido esa dimensión mediática, pero es una anécdota dentro de todo lo que ha pasado este año. He presentado más de 20 o 30 programas de La Noche en 24 horas, de los cuales sólo se habla de una o dos entrevistas en las que ocurrieron ciertas cosas que quizá hoy volvería a hacer, porque si hacen una alusión directa a nuestro trabajo creo que tenemos la obligación de poner los puntos sobre las íes. En cualquier caso, quiero dejar claro que en mi faceta como entrevistador se consigue mucho más con la sonrisa que cerrando mucho las cejas. Si decimos que RTVE es la televisión de todos, porque lo es, tenemos que asumir y resignarnos a que nos critiquen todos. Creo que es positivo recibir críticas siempre y cuando sean constructivas, así que no las temo.

El Telediario Fin de Semana es distinto, ¿te sientes liberado de informar de política como has hecho en el 24H?

La política no tiene tanta densidad los fines de semana pero sí tienes la facultad de tener más tiempo para permitirte un análisis con más perspectiva. Me encanta la política y no me sentiría orgulloso si me tuviera que librar de ello. Habrá política pero también otros temas que afectan a los ciudadanos y que entre semana no tienen tanto peso. Y tenemos un plató que está muy avanzado tecnológicamente y que tiene muchas posibilidades. En España Directo, en La Mañana, en Telemadrid... siempre hemos tratado de poner en marcha otras formas de contar las cosas para hacerlas más entendibles.

¿Cómo gestionas que media España se ponga en tu contra y, al día siguiente, ya no se acuerde porque está en tu contra la otra media?

No creo que media España se pusiera en contra. Es cierto que cuando haces bien tu trabajo se generan críticas. Si repreguntas sobre algo que es medio verdad, o algo que es injusto, quizá esa persona se sienta molesta, pero estamos haciendo nuestro trabajo. En ese programa tuve que entrevistar a todos los partidos políticos y recibí críticas de partidos contrarios. No porque te critiquen vas a dejar de hacer tu trabajo como consideras que tienes que hacer... y yo considero que el trabajo está bien hecho.

¿Qué tal llevarás trabajar el fin de semana?

Recordaré aquellos primeros tres años como reportero. Y utilizaremos esos días [entre semana] como una ventaja competitiva porque tenemos intención de reportajear. Tendremos de lunes a viernes disponibles para rodar con más tiempo y hacer reportajes más elaborados para los fines de semana.

Seguiré con mi banda de rock como hobby

¿Y a nivel personal?

Seguiré con mi banda de rock como hobby, Durden, seguiré haciendo deporte y me pierdo la boda de mi mejor amigo, que es el día del estreno, pero la ilusión de este proyecto me puede.

No es habitual que el presentador de un informativo sea rockero...

Cuando presenté el TD Matinal durante tres años era una faceta que ocultaba por miedo al qué dirán y a que alguien pensara que eso no es serio para un presentador del Telediario. Pero somos personas... ¿y por qué no? ¿Eso me va a hacer peor periodista, va a minar mi credibilidad? No lo creo. El trabajo sigue siendo igual. Es un registro más y a nadie le debería asustar ni es criticable.

¿Te sientes cómodo en el título de 'todoterreno'?

Siempre he aspirado a eso, a ser como los profesionales a los que admiro, como Lorenzo Milá, que también es un todoterreno. Es una ventaja haber estado en otros programas para volver al Telediario y ganar en cercanía. A los de informativos se nos ve más fríos... y a los de programas más cercanos. Esa dimensión histórica se tiene que ir diluyendo.

Competir con Matías Prats y Mónica Carrillo, ¿es un acicate, o asusta?

Y Pepe Ribagorda, y Ángeles Blanco, los compañeros de Cuatro al Día... Es un honor. Son profesionales con los que he crecido. El fin de semana es muy competitivo pero también sabemos cómo podemos ganarnos el favor del público para que nos tomen como referencia en ese Telediario familiar.

Etiquetas