Eva González, de 'MasterChef' a cumplir 10 ediciones de 'La Voz': “Quería sentirme realizada como presentadora”

Eva González, en la presentación de 'La Voz'

La Voz comienza a sonar este viernes 23 con una nueva edición en Antena 3 marcada por los números. La actual edición, cuarta del formato original en Atresmedia y novena contando las cinco previas de Telecinco, servirá como celebración del décimo aniversario de la marca en España, con el retorno excepcional de los cuatro coaches originales. Pero también supone la décima ocasión de Eva González como presentadora del talent show, contando no solo esta modalidad sino las infantiles (tres ediciones emitidas de la Kids, sin contar la siguiente en marcha) y las de veteranos (las tres de la Senior).

'La Voz' de Antena 3 anuncia el regreso bomba de los coaches originales de Telecinco: "Será una súper gala"

'La Voz' de Antena 3 anuncia el regreso bomba de los coaches originales de Telecinco: "Será una súper gala"

La andaluza no era consciente de este número al hablar con verTele sobre esta nueva tanda, pero su continuidad, así como el éxito prolongado, corroboran su buen juicio en 2018: “Cuando una toma una decisión así, la de dejar un formato tan importante como MasterChef que va como un tiro, sopesa mucho los pros y los contras y para mí era un salto importante”, explica. “Quería sentirme realizada como presentadora, quería un cambio, y llegó”.

Han pasado cuatro años y, recalca, los nervios no han desaparecido antes de salir al imponente escenario de la producción de Boomerang TV. Eso sí, ha mantenido claras sus pretensiones: “Siempre he intentado ser yo, desde el minuto uno, y llevarme el programa a mi terreno”, afirma sobre La Voz, donde destaca el “respeto” que los coaches reflejan sobre su labor.

Si algo ha permitido el programa es reafirmarla como una de las grandes caras del entretenimiento televisivo en horario de máxima audiencia. Con La Voz, tanto en versión adulta como Kids, ocupando el grueso de su agenda, asegura “no tener tiempo” para otras aventuras profesionales en Atresmedia, aunque sí se declara “dispuesta a explorar otros programas”. Eso sí, siempre en el ámbito del entretenimiento: “No echo de menos nada la interpretación”, confiesa.

Estrenas tu cuarta edición de 'La Voz', la décima si contamos también las 'Kids' y 'Senior'. ¿Qué sientes, o qué se te pasa por la cabeza, si te paras a pensar en estos números, en diez ediciones de 'La Voz'?

¡Me acabo de enterar que es la décima! No las había contado todas, es un número bonito. Estoy encantada porque La Voz es un formatazo y para mí era un sueño presentarlo. Cuando lo veía por la tele pensaba en la suerte de poder presentarlo sin saber que algún día me podía tocar a mí. Estoy muy contenta porque disfruto mucho haciendo el programa y eso es muy importante, es algo que al final traspasa la pantalla y el espectador lo nota. Además, me llevo genial con todos los coaches y estoy feliz.

Si echas la vista atrás, al momento en el que recibiste esa llamada de Antena 3 y al tiempo que supongo que estuviste pensando y valorando la propuesta, ¿qué pensaría aquella Eva de este viaje? ¿Imaginaste en algún momento que este salto iba a ser tan positivo?

Cuando una toma una decisión así, la de dejar un formato tan importante como MasterChef que va como un tiro, sopesa mucho los pros y los contras y para mí era un salto importante. Siempre lo digo, era dejar un formatazo para meterme en otro formatazo, pero no sabía cómo iba a funcionar. Sí sabíamos que MasterChef iba a funcionar muy bien porque es una apuesta segura y ahí está, pero no cómo iba a irle a La Voz con el cambio de cadena y con todo. Para mí profesionalmente suponía un paso más, volver a ese rol de presentadora al uso. Una sopesa todo, y aunque para mí realmente la audiencia pesa, evidentemente, sabía que iba a ser un programa de éxito. Quería sentirme realizada como presentadora, quería un cambio, y llegó. Y fue genial por eso. No es que lo estuviese pidiendo, porque estaba muy a gusto en MasterChef y fue toda una sorpresa. Pero cuando llegó, pensé que era un sueño presentar La Voz y que lo tenia que intentar. Al final, el que no arriesga no gana.

¿Cómo sientes que has cambiado o evolucionado respecto a la Eva que se puso al frente de 'La Voz' por primera vez?

El primer año tuve que hacerme con el formato, y cada vez me siento más cómoda. Pero es verdad que el primer día ya me sentí muy bien, era como si el programa fuese mío desde el primer momento. No sentí que tuviese que hacer nada especial, me dejé llevar mucho. La Voz da una grandísima libertad a la hora de presentar, no llevo cue ni nada, no me ciño a un guion porque es un programa muy vivo. Evidentemente hay una escaleta y unos pasos a vídeos que tienes que tener en la cabeza, pero siempre he intentado ser yo, desde el minuto uno, y llevarme el programa a mi terreno, a mi manera de presentar y a mi manera de hacer las cosas. Me he sentido muy cómoda porque nadie me ha impuesto lo que debo ser ni cómo lo debo hacer, me han dado total libertad y así he asumido el reto.

Contaste a Chicote en su programa 'Fuera del mapa' que en la fase de los directos pasas muchos nervios, te pones histérica. No sé si es una cuestión de seguridad, que conforme vas encadenando ediciones mejora, o si crees que ese nervio del directo no se va a ir e incluso es positivo tenerlo...

Eso no se va a ir nunca, ya te lo digo yo. Y espero que no se me vaya, porque son los nervios del respeto al espectador, al formato, a los coaches, al equipo… Es una responsabilidad muy grande. Tengo en frente a cuatro titanes, a cuatro artistas que dominan el formato también, y a veces se me va un poco de madre y tengo que atarlos. En los directos tengo que marcar los tiempos y ellos se dejan un poco llevar por mí, me respetan mucho. Es muy difícil marcarlos en un programa de este tipo durante tantas horas y claro que me pongo nerviosa, pero también lo disfruto muchísimo, es un subidón de adrenalina que te mueres. Los nervios se me van en el momento en que piso el escenario y doy las buenas noches.

Centrándonos en esta edición de 'La Voz', ¿qué va a tener para captar el interés de los espectadores un año más?

Lo más importante que tiene La Voz son los talentos, y eso no se le puede olvidar a nadie. Tenemos en frente a cuatro estrellas internacionales que trabajan para los concursantes, y eso es lo que te aporta la mayor novedad siempre por cómo son, por cómo cantan y por el repertorio musical. Además, somos el único programa musical con música en directo, el formato es un titán, y da grandísimos momentos edición tras edición.

Este año además vuelve la Pausini que es genial, y también Pablo, Fonsi y Orozco, que los adoro. Hay una química muy especial entre todos durante todo el programa y nos abrimos mucho a la emoción y al corazón. La música tiene la particularidad de emocionarnos y transportarnos, es como un viaje en el tiempo.

Ya para terminar, y volviendo a ti, ¿te gustaría explorar alguna otra faceta profesional en Antena 3? No sé si valoras volver a la interpretación, donde hace tiempo que no te vemos. ¿La echas de menos?

No echo de menos nada la interpretación, ahora estoy muy centrada en el entretenimiento, en mi faceta de presentadora, y es lo que más he hecho. Realmente de interpretación solo hice hace años una serie en laSexta, La tira, y lo pasé muy bien, me gustaba, pero no es algo que eche de menos. Me divierto muchísimo haciendo entretenimiento y es lo que me gusta. ¿Otro formato de entretenimiento? Pues por qué no. Ahora mismo no tengo tiempo, pero estoy dispuesta a explorar otros programas.

Etiquetas
stats