Entrevista

Iñaki López y Cristina Pardo inician su 'Más Vale Tarde': "Esperamos que los de 'Sálvame' nos tengan en sus móviles"

Cristina Pardo e Iñaki López

Más vale tarde estrena una nueva etapa este lunes 6 de septiembre. Cristina Pardo e Iñaki López asumen la conducción del veterano magacín tomando el relevo de Mamen Mendizábal, que había estado desde sus inicios hace nueve años. Esta decisión de la presentadora, que prepara nuevos proyectos para Atresmedia, desembocó en una auténtica revolución en la parrilla de la cadena: la navarra, que estaba al frente de Liarla Pardo, y el vasco, ligado a laSexta Noche desde su mismo inicio en 2013, dejaban vacantes sus puestos para formar tándem en las tardes de lunes a viernes, dejando sus franjas al cargo de Nuria Roca (en las tardes del domingo) y José Yélamo (en las noches de los sábado).

laSexta presenta su nuevo 'Más Vale Tarde' con Cristina Pardo e Iñaki López: "El espectador sigue necesitando periodistas honestos"

laSexta presenta su nuevo 'Más Vale Tarde' con Cristina Pardo e Iñaki López: "El espectador sigue necesitando periodistas honestos"

Esta dupla ya había sido probada con anterioridad en la cadena, tanto en la retransmisión del Orgullo Gay 2017 como en las sucesivas Nocheviejas del canal, con los dos dando las uvas a la audiencia. "Si me hubieran dicho de pronto que la otra parte de la pareja era una persona con la que no tengo mucha relación o no sé cómo voy a cuadrar, me lo hubiera pensado más porque las decisiones que tomamos en nuestra vida están orientadas a ser felices en lo que hacemos", reconoce Pardo.

Ahora tienen por delante un programa destinado a estar al pie de la actualidad, con una línea muy marcada y definida desde su estreno en 2011: "Hay que cambiar el chip, las aplicaciones, el software y el hardware", dicen.

Eso sí, también tratarán de mantener el tono y estilo que les ha hecho un nombre en laSexta: "Cuando tienes esta manera de contar las cosas que tenemos Iñaki y yo, que creo que se parece bastante, lógicamente siempre estás en el alambre", dice la periodista, algo a lo que López añade: "Tratamos de ser profesionales, correctos, honestos, centrarnos en la noticia y darla con todo el cariño posible. Y lo que no hay en ningún momento, si alguna vez banalizamos con algún tema, es mala fe".

El objetivo del programa es entretener y divertir con la información de actualidad. ¿Os preocupa que en algún momento se pueda caer en cierta banalización de los contenidos? ¿Tenéis marcadas algunas líneas rojas a la hora de cómo tratar los temas?

Cristina: Cuando tienes esta manera de contar las cosas que tenemos Iñaki y yo, que creo que se parece bastante, lógicamente siempre estás en el alambre. Cuando intentas informar de una manera más desenfadada puede ocurrir que un día de pronto te hayas pasado medio milímetro, pero es algo que llevo intentando hacer toda mi vida y no me preocupa en exceso. No me considero una humorista, me considero una persona que intenta contar cosas de una manera desenfada. No le puedes estar diciendo constantemente al espectador que el mundo se va a acabar, porque eso es horroroso. Lógicamente corres más riesgos que haciendo sujeto-verbo-predicado con una cara inexpresiva, pero en ese caso no nos hubieran elegido a nosotros.

Iñaki: Por disculparnos ya de antemano: si alguna vez banalizamos alguna cuestión importante, lo que puedo asegurar es que no lo hacemos de mala fe. El directo tiene esto, tiene mucha tensión, genera nervios, hay muchos temas, y a veces puedes cometer muchos errores. De hecho, estoy seguro de que lo haremos porque tengo una vida jalonada de ellos. Lo que sí puedo asegurar es que tratamos de ser profesionales, correctos, honestos, centrarnos en la noticia y darla con todo el cariño posible. Y lo que no hay en ningún momento, si alguna vez banalizamos con algún tema, es mala fe.

Cristina: Luego hay muchas personas que confunden el hecho de que seas irónico contando una noticia con que te estás riendo de ello. Hay que dar a las cosas la importancia que tienen, y presumir siempre que alguien tiene mala fe cuando está en la tele, como este caso, es absurdo. Viviremos en el alambre, y trataremos de hacerlo siempre lo mejor posible.

Iñaki: Y nos disculparemos las veces que sea menester, no se nos caen los anillos.

¿Podéis avanzar algún nombre de colaboradores, o al menos perfil? ¿Vais a contar con políticos, con expertos, con periodistas...?

Iñaki: Los expertos vendrán cuando necesitemos o requiramos la presencia de alguno de ellos como puede ser en política internacional si sale el tema de Afganistán, o médicos si abordamos la COVID-19. Va a haber políticos, tertulianos, caras conocidas, otras nuevas y otras que todavía nosotros ni conocemos. Y va a haber cruces inéditos hasta ahora entre tertulianos, así que la cosa promete. Yo estoy muy contento con la lista que manejamos, que no está completamente cerrada.

Cristina: Y hay una cosa muy importante que los dos hemos tenido en nuestros programas y que creo que afortunadamente en este se va a mantener, y es que será gente que tenga una manera de enfocar la vida con sentido del humor. Va a ser un común denominador.

Habéis contado que pasar del fin de semana a un programa diario os ha cambiado la vida. ¿Cómo os enfrentáis a esta nueva forma de trabajar? ¿Vais a cambiar el chip?

Iñaki: Hay que cambiar el chip, las aplicaciones, el software y el hardware. Hay que cambiarlo absolutamente todo para enfrentarse a un programa diario. Incluso hay que arreglar cosas en casa y compatibilizar una vida familiar con todo esto. Creo que vamos a ir aprendiendo poco a poco. Yo no hago un programa diario desde 2010, han pasado once años y muchas cosas en mi vida, así que iremos aprendiendo a compatibilizar a medida que vayamos haciendo el programa.

Cristina: Yo lo que puedo decir es que llevaba tres años y medio sin trabajar de manera diaria y no lo tengo tan olvidado. Sí que voy a notar mucho lo de tener los fines de semana libres, porque ya no vas tan al revés de la gente. En mi grupo de amigos hablaban de quedar este fin de semana y por fin puedo el domingo [ríe]. Me hace ilusión y desde ese punto de vista creo que Iñaki y yo lo vamos a aprovechar bastante.

Cristina, ¿vas a seguir en El Hormiguero esta temporada?

Sí, voy a seguir. Es un programa en el que soy muy feliz, me lo paso muy bien. Pablo Motos lo tiene todo organizado y orientado a la felicidad de las personas que trabajamos allí y me siento muy afortunada de poder colaborar. Tanto el primer día que me llamaron como ahora, que estoy agradecidísima.

¿Qué creéis que podéis aportar a Más vale tarde que no tuviera el programa con Mamen Mendizabal? ¿Os ha dado algún consejo?

Cristina: La última vez que hablé con ella fue hace poco me dijo que disfrutemos mucho del programa. Nos deseó mucha suerte. ¿Y qué vamos a aportar a Más vale tarde que no tuviera con Mamen? Pues que no está ella, estamos nosotros, y tenemos una forma de ser muy diferentes. Ni mejor ni peor, somos personas distintas. Yo no creo en los programas personalistas pero sí creo en esos en los que los presentadores ponen su impronta personal. Y este va a ser el caso, igual que lo era con Mamen.

Iñaki: Mamen es muy respetuosa y no da consejos. Nos dio información y el único consejo que nos dio fue que lo disfrutemos. Trataremos de hacer el programa nuestro, mantendremos la filosofía de Más vale tarde que es la filosofía de la cadena para que la gente si pasa algo vaya corriendo a poner laSexta porque sabe que ahí estaremos informando. Estamos seguros de que Mamen nos va a ver.

En el horario que se emite Más vale tarde no hay programas similares en otras cadenas. ¿El hecho de no tener esa competencia directa es una ventaja, o pensáis que es una desventaja porque os puede relajar?

Cristina: ¿Qué es la competencia directa? Que te diga Iñaki con qué ha competido él. Yo el domingo he coincidido con partidos de Rafa Nadal, con la Fórmula 1, con la última jornada de LaLiga, con Rociíto... Al final, ¿qué es competencia?

Iñaki: Yo he tenido delante Eurovisión, o finales de la Champions League, o un programa del corazón que es histórico en la televisión de este país... Es verdad que no nos vamos a enfrentar a un programa que haga los mismos contenidos, al menos de momento. La televisión es muy cambiante y es muy probable que esto cambie, porque a lo largo de 9 años en laSexta Noche sí que me he tenido que enfrentar a programas muy similares cuya duración ha sido afortunadamente menor que la nuestra. Pero la competencia son programas en directo, que la gente los ve, el entretenimiento que también se ve... La competencia está en que el espectador, por fortuna, tiene mucho entre lo que elegir. Y eso es bueno porque la competencia saca lo mejor de uno mismo. Y también te diré que nosotros no nos relajamos porque nos gusta hacerlo bien y porque si no me divierto en un programa tengo la sensación de que el espectador tampoco lo está haciendo.

Cristina: Tenemos que encarar este proyecto pensando solo en él. No podemos estar pensando en qué hacen otras cadenas a la misma hora, porque queremos que vean Más vale tarde porque el programa esté bien, independientemente de lo que haga la competencia. Con el corazón en la mano digo que después de competir los domingos con todo lo habido y por haber creo que no puedes estar con un ojo puesto en lo que hagan los demás. Primero vamos a centrarnos en nosotros, y una vez que este proyecto vaya como un tiro, que es lo que esperamos los dos, igual ya puedes mirar qué hacen los otros. Pero en este momento no me lo planteo. Si nosotros lo hacemos bien, da igual lo que hagan los demás.

No podemos estar pensando en qué hacen otras cadenas a la misma hora

¿Qué pensasteis cuando os dijeron que ibais a volver a trabajar juntos tras dar las Campanadas? ¿Os lo pensasteis mucho antes de decir que sí?

Iñaki: Yo te puedo decir que contesté que sí antes de que el directivo acabara de formular la pregunta [ríe].

Cristina: Para mí es un aliciente [trabajar con Iñaki]. Si me hubieran dicho de pronto que la otra parte de la pareja era una persona con la que no tengo mucha relación o no sé cómo voy a cuadrar, me lo hubiera pensado más porque las decisiones que tomamos en nuestra vida están orientadas a ser felices en lo que hacemos.

Iñaki: Para mí fue una garantía de éxito. Pensé que tenía las espaldas cubiertas [ríe]. Y como me conoce mucho el directivo que me lo trasladó, casi fue más una afirmación que una pregunta.

Televisivamente te has criado con Ferreras. ¿Te ha dicho algo, Cristina, sobre este nuevo proyecto?

Cristina: Ferreras es un hombre de pocas palabras, pero se le entiende siempre bastante bien. Estoy absolutamente segura, tengo la certeza al 1.000%, de que está encantadísimo con esta apuesta. Seguro que su opinión se ha tenido en cuenta, y ¿qué voy a decir? Estoy segura de que Ferreras solo va a remar a favor de obra por este programa.

Iñaki: Yo estoy seguro incluso de que ha estado en el ajo a la hora de la toma de esta decisión, y todavía no hemos tenido la opción de reunirnos con él pero sabemos que contamos con sus parabienes. No tardaremos mucho en verle.

¿Qué esperáis a nivel de audiencias? Mantener el listón de Mamen, ampliar la cuota... ¿qué idea tenéis o qué os han dicho?

Iñaki: Esperamos que los tertulianos de Sálvame nos tengan en sus móviles [ríe].

Etiquetas