Entrevista

Inés Hernand: “El Benidorm Fest me podía dejar en lo alto o ser mi tumba”

Inés Hernand, en Benidorm

El Benidorm Fest ha sido para Inés Hernand una forma de darse a conocer a lo grande para todo el público de TVE y de la pequeña pantalla en general. Presentadora de Gen Playz, es también una de las protagonistas del especial de humor ¿Quién se ríe ahora? de RTVE Play, y la confianza que la cadena pública deposita en ella como “voz” de los jóvenes se demuestra en este festival, aunque no se deja deslumbrar por los focos del prime time: “Si a mí me dan la oportunidad de hablar en una radio a las cinco de la mañana de cosas que me gustan y me da un sueldo digno, estoy mucho más feliz que en un prime time haciendo una cosa que aborrezco”.

Así quedaría la final del Benidorm Fest según las puntuaciones de las dos semifinales

Así quedaría la final del Benidorm Fest según las puntuaciones de las dos semifinales

Entrevistamos a Inés Hernand en Benidorm, horas antes de que junto a Máximo Huerta y Alaska conduzca la gran final del Benidorm Fest (La 1, 22:05 horas), que ya tiene orden de actuación y también ha desvelado a sus invitados y visitantes. La cómica, titulada en Derecho y que ha ejercido como abogada, valora esta oportunidad televisiva pero también reclama más riesgo: “Hay que dar la oportunidad, y la oportunidad de errar dentro de ese marco”.

Con inteligencia, demuestra saber separar sus reivindicaciones como cómica y presentadora a su labor en el Benidorm Fest, explicando que “para cada cosa hay un foro y un enclave”. Aunque por supuesto no duda en defender la igualdad y a la juventud: “Me estoy esforzando para demostrar que las tías valemos para estar donde nos dé la gana, y que la gente joven necesitamos espacios para expresarnos y comunicarnos”.

¿Qué sensaciones tienes tras las dos primeras semifinales del Benidorm Fest?

Está siendo una locura a todos los niveles. Ya desde que pones un pie en Benidorm y ves todo el enclave: el perfil de consumidor, el hotel donde estamos alojados, lo que estamos montando, la ilusión de cada burbuja y la inversión que se está poniendo en cada puesta en escena. Al final es un curro de mucha gente y aquí están fluyendo muchos tipos de energías, y estamos todos flipando. Yo, sinceramente, he tenido una cuestión adicional que ha sido la acogida por parte de toda la comunidad digital, por así decirlo. Me están tratando con mucho cariño y me están dando mucha energía para tratarlo todo. Estos días estamos descansando muy poco, y estamos hablando mucho [ríe]. Ahora mismo se agradece todo el cariño extra que están pudiendo dar desde casa la gente con sus palabras. Personalmente estoy muy contenta y agradecida, insisto.

Este Benidorm Fest es tu gran debut en prime time, en una gala de este tipo. ¿Cómo te has sentido? ¿Cómo afrontas la final de este gran evento? 

Es muy buena pregunta. He reunido todos los sentimientos que una persona puede tener ante una situación de estrés: he tenido ansiedad, he tenido ilusión, he tenido dudas, he tenido inquietud, mucha alegría… Ese cóctel de emociones que tenemos todos de forma natural pues lo he dejado un poco fluir. También he intentado ir sin demasiadas expectativas para mí misma para que la autoexigencia no bloquease mi trabajo. Simplemente he dicho: “Tía, ya está. Al final son personas como tú. Tú estás aquí, ellos están en su casa. Si la cagas y te equivocas en algo, simplemente di que perdón, que qué risa”. No pasa absolutamente nada. Simplemente vale con que seas como los ojos del espectador que te está viendo desde casa y coño, está disfrutando.

Aquí la gente está haciendo una inversión de la hostia, hay actuaciones buenísimas, tenemos un talento nacional que es brutal y que por fin se le pone en valor y tienen un espacio solo para ellos, performático y escénico a nivel vocal… Es todo tan bueno, que muy de mierda lo tienes que hacer, prácticamente llegar y balbucear en el escenario, para que esto no lo disfrutes tú y en consiguiente el público. Y así ha sido, estamos todos fluyendo muy guay.

Es todo tan bueno, que muy de mierda lo tienes que hacer, prácticamente llegar y balbucear en el escenario, para que esto no lo disfrutes tú y en consiguiente el público

Inés Hernand

Hacéis mucho hincapié en lo histórico del Benidorm Fest. Viendo además cómo está funcionando en audiencias y el eventazo en el que se ha convertido, ¿valoras más la oportunidad que te ha brindado TVE? 

[Saluda a otras personas] Esto me parece muy interesante porque es el buen clima, el buen rollo que se ha generado entre todos. Transversalmente, desde los cámaras, hasta los artistas, los presentadores, el equipo de guion, los maquilladores… Todo el mundo estamos como de puta madre.

Sí valoro la oportunidad que me ha dado RTVE. Hombre, yo sabía que cuando me estaban dando esta oportunidad era un voto de confianza absoluto y obviamente bajo ningún concepto quería defraudar. Quería estar a la altura y que ellos apostasen por mí, porque al final todos tenemos que currar, y a mí esto me podía dejar en lo alto o ser mi tumba. Me estoy esforzando para que me siga abriendo oportunidades a otros espacios y también con ello demostrar que las tías valemos para estar donde nos dé la gana, que la gente joven necesitamos espacios para expresarnos y comunicarnos y que es importante entender la dinámica del mundo y de las generaciones actuales en las que se puede combinar perfectamente distintos targets.

Cuando te llega esa llamada para proponerte presentar el Benidorm Fest, ¿tuviste clara tu respuesta? ¿Te impuso dar el salto a La 1 y al universo eurovisivo? 

Cero dudas, porque a mí me gusta bastante Eurovisión. Soy consumidora a nivel usuario, como he ido diciendo. No soy una persona que diga: “Recuerdo el año 84 cuando se presentó como segunda propuesta de Finlandia…”. Esos datos no los almaceno, no soy una jukebox de datos, pero soy una persona disfrutona y desde luego dije que, pese a lo que pueda pensar la gente, me parece un entorno amable, nada hostil, que si te acercas con respeto, con inquietud, te van a acoger muy bien.

Al final esto es una fiesta de la performance, de la estética, del baile y de la diversión. ¿Qué coño puede salir mal? Si lo haces desde el respeto y con cariño todo irá bien. Y así ha sido y así está siendo. Yo me estoy enfrentando en todo momento con mucha humildad y con mucho cariño. No tuve dudas, no titubeé, y estoy eternamente agradecida porque, no solamente yo, sino todo el equipo que me acompaña con un trabajo excelente, para hacer que esté funcionando todo muy guay. 

El veredicto de los espectadores en las redes sobre tu trabajo es unánime, pero ¿has recibido feedback de TVE sobre las semifinales? ¿Sientes esa confianza de la cadena? 

Sí, están muy contentos. Me dicen: “Qué guay, tal”. A ver, obviamente no se comunican en el mismo código que en Twitter [ríe]. Pero bueno, lo estoy recibiendo con mucho cariño y me están diciendo que está muy bien, que está genial, que estoy super divertida, que todo irá estupendo. Estoy haciendo un poco partido a partido, como diría el Cholo Simeone [ríe]. Literalmente hemos tenido estas dos galas, he presentado un Playz en directo desde el Hotel Bali, y tenemos ya la final. Si no fuese porque el equipo lo está poniendo todo super fácil, no habría posibilidad. Así que estoy eternamente agradecida porque todos lo están haciendo fácil dentro de las circunstancias duras, porque estamos haciendo muchas horas de curro. Pero lo están haciendo todo muy fácil.

Tu perfil es de una persona muy comprometida a nivel social, e incluso crítica con ciertas políticas. En tu salto a La 1, ¿te han dado total libertad para hacer gala de ese compromiso? ¿Te han dado algún consejo?

No ha hecho falta que me diesen ningún tipo de consejo porque mi inteligencia emocional me ha llevado a deducir que bueno, pues hay ciertas cosas que me beneficiaría comentar y otras que me beneficiaría restringir, pero no en plan autocensura. Creo que para cada cosa hay un foro y un enclave para hablar de ello. Es decir, si yo estoy desde mis redes sociales hablaré con libertad, porque son mías y ahí solo me puede censurar Instagram o Twitter [ríe], y en este espacio entiendo lo que vengo a hacer. Aquí voy a presentar un festival, vengo a ser un nexo entre el artista y la audiencia, a hacer que la gente entienda los mecanismos del festival… Y aunque tiene un mensaje social con las propuestas que se hacen, simplemente con que lo apostille y quiera mencionar algo que me parezca importante es suficiente. Tampoco hace falta defender un tipo de propuesta personal todo el rato y en todos los espacios, porque lo poco agrada y lo mucho enfada, como siempre. Creo que se valora más la versatilidad, saber qué se necesita en según qué espacios que el hecho de hacer una imposición respecto a tus propias ideas cuando estás en un sitio trabajando con más peña. 

Cada sitio es diferente, pero al apostar por un perfil como el tuyo, que siempre te has mostrado muy comprometida, incluso en 'Gen Playz' sin ir más lejos, pues también deja claro que TVE quiere tu naturalidad.

Supongo que querrán la naturalidad, efectivamente. No sé cuáles son las motivaciones que les han llevado hasta aquí, pero algo de eso habrá. Pero ya te digo, no ha habido ninguna advertencia de autocensura ni muchísimo menos, sino que he sido yo misma la que ha dicho: “Bueno, vamos a entendernos, vamos a llevarnos bien, vamos a leer bien el código que nos está haciendo esta semana aquí, y ya la siguiente seguimos con la propuesta del bono de alquiler para jóvenes y en qué consiste”. No creo que pase nada y que sea incompatible lo uno con lo otro.

Si a mí me dan la oportunidad de hablar en una radio a las cinco de la mañana de cosas que me gustan y me da un sueldo digno, estoy mucho más feliz que en un prime time haciendo una cosa que aborrezco

Inés Hernand

 Una vez rota esta barrera y tras haber cuajado un muy buen papel en este Benidorm Fest, ¿hay conversaciones con TVE o tú misma tienes ambición de poder quedarte con un hueco en una televisión pública o en una cadena en abierto? 

No hay ninguna conversación de ninguna característica, ni con TVE ni con ninguna. Yo sigo trabajando en redes, trabajo para los medios digitales y bueno, de momento conservo todas las cosas que tenía hasta la fecha de hoy y no se han abierto nuevas propuestas. Y no sé si se abrirán o no, porque con estas cosas es cuando se dice: “¡Ah, te tengo el radar!”. Pero tampoco es como en una película de los 80 en la que empiezan a descolgarte teléfonos. No está ocurriendo tal cosa, pero si se presentasen oportunidades yo las agradeceré y las valoraré con muchísimo gusto. Pero bueno, yo personalmente tengo que ir hacia algo que me guste hacer, antes que una posición en prime time, quiero algo que me guste hacer. Si a mí me dan la oportunidad de hablar en una radio a las cinco de la mañana de cosas que me gustan y me da un sueldo digno, estoy mucho más feliz que en un prime time haciendo una cosa que aborrezco, cobrando el triple. Una vez que estableces tus necesidades básicas, ya tienes que estar feliz con lo que haces y poder ir instruyéndote y haciendo de tu vida algo que domines tú y no que te domine el sistema, no sé si me explico.

Perfiles como tú, Carolina Iglesias, Victoria Martín, Henar Álvarez… estáis abriéndoos hueco en posiciones que se les niega a las mujeres, a las mujeres cómicas en particular. ¿Qué hace falta para que se rompan todas las barreras? 

Hace falta que no se trate con condescendencia nuestro trabajo. No se trate como: “Ay, pero qué bien lo ha hecho, cómo es esta chica de buena”. Simplemente hay que dar la oportunidad, y la oportunidad de errar dentro de ese marco. Precisamente Henar Álvarez siempre dice que quiere tener la oportunidad de ser mediocre también. Es verdad que, si te dan un espacio, pues tú también ahí tienes tu posibilidad de no todo el rato optar a la excelencia, ni de tener ese miedo a la escasez que tenemos muchas veces las mujeres. Yo he combinado curros con estudios desde los 16 años, y tengo un miedo a la escasez y a la precariedad terrorífico. Entonces digo que sí a todo, lo hago sin criterio…

Creo que llega un momento en el que hay que plantarse y que sean las productoras o, como ha sido el caso de Carolina y Vicky, las autoproducciones conduzcan a demostrar una valía que también me toca los huevos tener que demostrar. Simplemente: “Caballero, me expreso y me comunico bien, y usted no lo está viendo, no pasa nada”. No hay ningún problema, y creo que el futuro está en los espacios mixtos para que nadie esté picado. Tú presentas este programa, yo presento este otro en otro lado…

Hablábamos antes de este apoyo en las redes sociales, que no deja de poner de manifiesto que hacían y siguen haciendo falta referentes para generaciones de jóvenes que no se sienten habitualmente representados en la televisión en abierto, y más concretamente en la pública. ¿Crees que puedes abrir un camino de cara a TVE?

Pues mira, te voy a decir la verdad: ojalá se pueda, porque me haría muy feliz el hecho de que esta apuesta que ha hecho TVE diese la oportunidad a jóvenes, a mujeres jóvenes, a mujeres cómicas, a mujeres con otros perfiles a lo mejor no tan normativos dentro del ámbito de la comunicación, a poder estar en espacios que merecen. Porque es que el talento es más que una apariencia, un enchufismo… El talento aúna muchas cosas, e insisto, agradezco a TVE que haya atendido a las habilidades de una persona que a otra serie de factores. Espero que siga haciéndolo porque hay muchísimo.

De hecho, el Benidorm Fest es continuamente una muestra del talento que tenemos en España que a veces, incluso, desconocemos. Escuchas a Gonzalo Hermida y dices “Coño, si este es el compositor de Sergio Dalma, de no se quién”. ¿Lo conocías? No. ¿Por qué? Porque no lo estás enseñando. El Benidorm Fest está siendo una exhibición de talentos ocultos, o más bien de personas con valía o con habilidades que necesitan ser vistas.

Etiquetas
stats