Entrevista

'laSexta Noche' inicia su nueva etapa: "No todas las ideas valen ni pueden estar en igualdad"

José Yélamo y Verónica Sanz, en 'laSexta Noche'

El tiempo corre tan rápido que ya han pasado casi cuatro meses desde que Mamen Mendizabal anunció que no seguiría en Más Vale Tarde. Su adiós generó un "efecto dominó" en laSexta que llevó a Iñaki López y Cristina Pardo al programa de tardes, a Nuria Roca a un nuevo espacio de los fines de semana, y a José Yélamo -como adelantó verTele- a ponerse al frente de laSexta Noche junto a Verónica Sanz.

José Yélamo se coló en 'laSexta Noche' una semana antes del debut para conocer a sus tertulianos: "No se asusten"

José Yélamo se coló en 'laSexta Noche' una semana antes del debut para conocer a sus tertulianos: "No se asusten"

Ha habido tiempo para que el periodista sea consciente de que su gran oportunidad ha llegado, para que se sume a un equipo ya con mucha experiencia, para que ambos ensayen y se conozcan lo suficiente como para conducir juntos "el debate o la tertulia política de referencia" para los políticos, como la define el propio Yélamo, y hasta para saludar a sus nuevos espectadores. Y todo está listo para su estreno este sábado en laSexta.

Antes de ese momento, entrevistamos a José Yélamo y Verónica Sanz para saber cómo preparan cada entrega de laSexta Noche, comprender si la actualidad ha trastocado el planning inicial de su debut, y sobre todo para conocer su idea de "pluralidad" y saber si todas las opiniones son aceptables y deben tener un altavoz.

Siendo personajes indispensables para el programa, también les planteamos cuál creen que es su labor ante los políticos: "Si nos está intentando colar un bulo o nos está intentando dar una cifra que no es exacta, y está a nuestro alcance y la conocemos, debemos intentar rebatírsela y poner en contexto".

Teniendo en cuenta que aún no habéis estrenado esta nueva etapa, ¿qué labor previa se hace sabiendo que la actualidad puede hacerlo saltar todo por los aires en cualquier momento, y por qué no decirlo, que también el tema puede variar según la opinión de los tertulianos?

Verónica Sanz (V.S.): El trabajo para el sábado comienza realmente el miércoles, cuando hacemos una lluvia de ideas en la que participa toda la redacción para proponer temas. Hacemos una reunión en la que estamos todos y ponemos un poquito lo que nos interesa más, lo que nos parece que va a llegar hasta el sábado, aunque somos conscientes de que, como decimos en todas esas reuniones: "Estamos a miércoles, chicos", así que puede cambiar todo. Los jueves y los viernes son días de trabajo muy intenso, de empezar a escribir y poner sobre papel lo que pensamos que puede ir. Pero sobre todo los viernes es un día muy de actualizar, de escribir un informe o preparar tal entrevista, pero hay que incluir algo que ha pasado, o que alguien ha dicho tal cosa. Mucho trabajo de actualización, y el sábado también hay trabajo.

Ahora, todo esto es susceptible de caerse completamente y tener que cambiar, porque el viernes puede suceder un hecho muy relevante o el mismo sábado que cambie completamente la actualidad. Eso nos ocurrió muchísimas veces y en todas ellas el programa se ha modificado completamente hasta el nivel en que haya hecho falta, con colaboradores, con voces expertas, con reportajes, con entrevistas, con lo que haga falta para poder estar en la actualidad. Tenemos esa parte de análisis, por supuesto, pero cuando ocurren cosas, pues nos ponemos las pilas.

José Yélamo (J.Y.): Por añadir algo, en un programa diario que es de donde vengo yo, esa sensación se multiplica incluso más porque pasan al cabo del día tantas cosas que lo que ha pensado por la mañana ya no vale a las cinco de la tarde. Creo que es consustancial al trabajo que hacemos como periodistas de actualidad. Y a mí, y seguro que también a Verónica porque lo sé, me mola esa sensación de no tener casi guion ni nada cerrado, y que a las nueve cuando arrancamos el sábado podremos estar contando algo que ni tenemos en mente todavía. Yo creo que hay esta parte del interés de esta historia, y parte de por qué nos engancha esta profesión, y por qué le engancha al espectador laSexta Noche y laSexta, cuyo sello es la actualidad.

El estreno se va a producir en una semana que ya está marcada por esa falsa agresión homófoba inventada por la supuesta víctima. Algo que ya se ha politizado. ¿Qué esperáis en plató?

J.Y.: Es un tema, en primer lugar, muy sensible. Y efectivamente lo que ocurrió este miércoles trastocó mucho las previsiones que podíamos tener para montar el programa del sábado. Pero lo que no trastoca, y empiezo por la realidad, es el trasfondo que se trata de denunciar. Las cifras son las que son y el problema de homofobia y de agresiones homófobas y de aumento de delitos de odio, ya no solo por su condición sexual, sino por la raza o la religión que profesa una persona, está desgraciadamente creciendo en nuestro país. Eso no va a cambiar. Por tanto, creo que tampoco va a cambiar probablemente el discurso de quienes tengan que defender diferentes posturas el sábado en el plató. Nuestra labor va a ser equilibrar las dos posturas, como siempre hacemos, y sobre todo intentar dejarle muy claro al espectador que en las cifras no se venden mentiras, ni éstas se ven tapadas ni ocultadas por lo que ocurrió el miércoles, que es solamente una denuncia falsa de los muchos casos que desgraciadamente ocurren y que vienen ocurriendo en nuestro país últimamente.

V.S.: Nuestro trabajo va a consistir en ofrecerle al espectador un programa en el que el hecho relevante no es la denuncia falsa. La denuncia falsa ha existido, pero todo lo que hay detrás y las agresiones que sí se han producido, que sí se han denunciado, que sí se han investigado y son ciertas, están creciendo. Y eso es un dato que está constatado. Por tanto, una denuncia falsa, aunque haya quien trate de ponerla sobre la mesa como que sea capaz de callar o de cerrar ese debate, no puede hacerlo. Y nosotros tampoco lo vamos a hacer. Teníamos pensado arrancar con ese tema, y vamos a seguir arrancando con ese tema, por supuesto. Con voces expertas, con testimonios que van a ser muy útiles para para la audiencia. ¿Qué puede ocurrir? Pues que el debate esté más vivo que nunca, porque habrá posiciones que digan que no hay debate, porque esa denuncia es falsa, y habrá posiciones que digan: mire usted, tenemos una realidad, tenemos unas denuncias, un observatorio de la violencia contra LGTBI que está constatando más agresiones. Con lo cual el debate sigue.

¿Cuál es vuestra idea de "pluralidad"? ¿Todas las voces deben ser representadas?

V.S.: Los negacionistas no lo merecen. Tengo muy claro algo que que me parece que es primordial a la hora de plantear un debate, sobre todo ahora que nos hemos visto obligados, por suerte o por desgracia, a meternos de lleno en el debate científico y en la información científica. laSexta Noche tiene el premio Concha García Campoy a la información y la divulgación científica, y para ello hemos tenido que remangarnos y aprender muchísimo. Hemos tenido grandes expertos que nos han ayudado, y hay algo que está muy claro: tú lo que no puedes es poner en igualdad de condiciones a una persona que lleva 30 años a sus espaldas de investigación, que es virólogo, que trabaja en un laboratorio, que lo conoce bien; con una persona que tiene una reputación dudosa y te dice que sabe muchísimo de una especie de pseudociencia, y que viene a decir que todo lo demás, desde que Pasteur inventó las primeras vacunas que han salvado millones de vidas, no tiene razón de ser. No pueden estar en igualdad. No, no todas las ideas valen. Es algo que puede puede sonar, si lo ponemos como titular, ajeno a la pluralidad, pero no lo es. Tú no puedes poner una persona en la mesa que diga que es lícito agredir, o que es lícito insultar. No me parece que eso sea la pluralidad. La pluralidad siempre dentro del respeto a los derechos humanos, y siempre dentro del respeto también a la ciencia que por suerte por fin ha tomado tanto protagonismo.

J.Y.: La ciencia se ha puesto al fin en el centro del debate, y creo que los ciudadanos hemos reconocido como necesaria la ciencia y la inversión en ciencia, que por desgracia sigue siendo insuficiente.

A 'laSexta Noche' imagino que seguirán yendo políticos. ¿Os cuesta que acepten, o ya conocen el formato?

J.Y.: laSexta noche, más allá de quién esté al frente, es identificado por la clase política como el debate o la tertulia política de referencia. Y sabe que el gran público que demanda información política y que quiere estar al día, el sábado por la noche saca un rato para asomarse a ese balcón que es laSexta Noche. Yo creo que eso va a seguir siendo así, y va a seguir siendo garantía de actualidad, de pluralidad y de ser la ventana a la que quieran asomarse los políticos para explicarse y para "colocar" sus mensajes. Nuestra labor será ponérselo un poco complicado, claro.

V.S.: Eso supone que algunos a veces nos cuesten. Nos cuesta convencerles para que vengan. Los hay que tienen mucha facilidad, que tienen un gran dominio de la comunicación, del discurso, y saben que vienen aquí, que se produce una especie de batalla dialéctica que es muy interesante y que beneficia a todos. Pero luego también hay perfiles que les cuesta más. Y también hay gente que se ha entrenado en laSexta Noche.

J.Y.: Es que ha sido cantera de líderes políticos que han tenido una fructífera carrera.

V.S.: Pablo Casado, Pablo Iglesias, Albert Rivera, la propia ministra portavoz Isabel Rodríguez... han sido cantera de laSexta Noche. Han venido aquí a formarse y luego, claro, mírales qué tablas tienen [ríen].

Hablaba Yélamo antes de vuestro papel con ellos. ¿El sentido de llevar a políticos a los platós es dejar que se expliquen, o rebatir sus explicaciones?

J.Y.: El sentido creo que es poner en contexto sus mensajes. Uno de los grandes males del periodismo actual es el periodismo declarativo, es decir, reproducir entre dos comillas simplemente la frase de un político sin ponerla en contexto y sin dimensionar realmente o enfrentar con los datos que respaldan esa afirmación que ha hecho, y por lo tanto confundir al espectador y dar una información incompleta. Nuestra labor, no solo en laSexta Noche, no solo entrevistando a un político, es siempre intentar darle el mapa de los acontecimientos de la manera más honesta y más completa posible al espectador. Y eso incluye cuando se trata de entrevistar a un político, intentar confrontarlo con los datos. Y si nos está intentando colar un bulo o nos está intentando dar una cifra que no es exacta, y está a nuestro alcance y la conocemos, debemos intentar rebatírsela y poner en contexto. Esa es nuestra labor, no solo en laSexta Noche, sino en cualquier programa de actualidad. Y en definitiva, es la labor de cualquier periodista.

V.S.: Y no solo como periodista, sino como espectadora, como ciudadana. Si tú alguna vez te topas con una entrevista a un político en la que no se haga esa labor de poner los datos por delante y rebatir de alguna manera ideas que a lo mejor está intentando "colar", a mí me sienta mal. A mí me ofende. Como espectadora y como ciudadana, quiero que el periodismo no es que sea crítico, es que el periodismo es crítico, y si no, no es periodismo. Y nosotros hacemos periodismo. Con lo cual cuando vengan los políticos, del partido que sean, ya sean de gobierno o de oposición, vienen a que se les deje hablar, por supuesto. Pero si lo que dicen en algún momento tenemos una información constatada, fiable, que los rebate, pues se pondrá sobre la mesa. No se va a cortar la entrevista por eso, pero sí es importante que el espectador sepa: esta persona ha dicho esto, pero sin embargo tenemos esta otra información. Y que lo explique, ya está. Esa es nuestra labor.

Especialmente a Verónica porque tiene experiencia informativa en Cuatro y en Telemadrid. ¿Cómo ves que en la primera se redujese la información, y que en la autonómica se haya desecho el rumbo que estaba funcionando?

V.S.: Me afecta personalmente, porque tengo amigos en las dos casas. Respecto a Cuatro, cuando a nosotros nos echaron de Las mañanas de Cuatro, porque el programa se fulminó a pesar de que iba muy bien la audiencia, lo que nos sustituyó fue Mujeres, hombres y viceversa. Es un producto televisivo, de entretenimiento, contra el que no tengo nada, pero está muy claro lo que se quiso hacer en aquel momento: eliminar el periodismo por la mañana en esa cadena. Es verdad que luego se ha trasladado a la tarde con el programa Cuatro al día, pero desde luego a mí aquello me dio muchísima pena.

Me fui a Telemadrid a hacer un producto muy similar, porque al final es lo que sabemos hacer, actualidad, y justamente estuve en 120 minutos, que es un programa que ha sido médula espinal de la nueva Telemadrid, es el programa que más share hace. Y la verdad es que lo que ha hecho ese equipo liderado por Daniel Fernández es una pasada, es alucinante. Yo arranqué en el programa, aunque luego me quedé solo dos meses porque me fui a presentar la mañana. Pero sí tengo temor a que ese trabajo tan maravilloso que han hecho, que ha conseguido que la gente se reenganche con Telemadrid, por decisiones políticas se vea ensombrecido. En el caso de 120 Minutos espero que todos los profesionales sigan. En el caso de los informativos ya hemos visto que las caras ya no están, y muchos de los que están detrás tampoco. Ojalá les acompañe la suerte y les acompañe la audiencia. El trabajo que se ha hecho hasta ahora es muy bueno. Yo espero que siga siendo bueno. Y ya no puedo decir nada más.

Etiquetas