Entrevista

Lorenzo Caprile: “Ojalá se desbloquee ese stand by con 'Maestros de la costura' que no entendemos muy bien”

Lorenzo Caprile, en 'Coser y contar'

Lorenzo Caprile deja muy claro que su única profesión es la de modista, y que para él “esto de la tele es una anécdota en mi vida”. Pero al mismo tiempo no oculta lo bien que se lo pasa en Maestros de la costura, todo lo que disfruta haciendo televisión, y cuánto le ha permitido aprender este medio que desde este mismo sábado acoge su propio programa en solitario: Coser y contar.

Telemadrid presenta su nueva programación con la llegada de Caprile, Silvia Jato y más rostros conocidos

Telemadrid presenta su nueva programación con la llegada de Caprile, Silvia Jato y más rostros conocidos

Tras convertirse en uno de los televisivos más queridos (aunque él afirme no creérselo), Caprile vuelve a asociarse con Shine Iberia, la misma productora de Maestros de la costura, para poner en marcha este nuevo formato que estrena a las 21:15 horas Telemadrid, en el que aborda el mundo de la historia de la moda y de la indumentaria de una manera muy original. A lo largo de diez capítulos, el modista hace escala en distintos rincones de la Comunidad de Madrid para mostrar el valor clave de la indumentaria en diferentes épocas de nuestra historia.

Aprovechando su presentación en el FesTVal de Vitoria, verTele y otros periodistas pudimos hablar con él y preguntarle por el final de Maestros de la costura, por si se animaría a ser concursante de algún formato como María Escoté en MasterChef Celebrity, sobre si de alguna forma le ha cambiado la televisión, o de cómo el mundo de la moda sigue teniendo valoraciones sexistas: “Todavía es muy machista y muy injusto de cara a la mujer”.

¿Cómo ha sido tu evolución televisiva, de decir que no sabías por qué te habías metido en 'Maestros de la costura', a tener tu propio programa?

Lo sigo diciendo: yo estoy en televisión por Macarena Rey [CEO de Shine Iberia, productora de Maestros de la costura y este nuevo programa]. Punto. Y este programita, una cosa es tener la idea y saberla vender con la gente de Telemadrid, que son estupendos, y otra cosa es que una productora diga: vale, creo en ello y te pongo a disposición los medios para hacerlo. Dicho esto, todavía no me creo ni quiero creerme absolutamente nada. Mi profesión es modista, esto de la tele es una anécdota en mi vida. Estoy disfrutando, aprendiendo un montón, y conociendo a gente maravillosa empezando por mis compañeros. Siento adoración por Palomo y por María, y hasta me emociono. Y por Raquel, que nos ha salvado el culo miles de veces.

¿Y cómo has llevado la, de momento, no renovación de 'Maestros de la costura'?

Está en manos de TVE. Ahí donde hay patrón, no manda marinero. Ojalá se desbloquee ese stand by, que no entendemos muy bien, pero yo ahí no puedo responder.

Por ti, ¿encantado de que siguiese adelante?

Yo sí. Yo feliz porque sobre todo, y Macarena lo sabe eh, ya no es una cuestión de dinero. Para mí Maestros, y creo que eso se nota, es que me lo paso muy bien [ríe]. Es que son diez semanas de vacaciones, como ir al campamento. Me lo paso muy bien, entonces claro que sí, deseando que se renueve y que se desbloquee la situación, porque lo paso fenomenal.

Mi profesión es modista, esto de la tele es una anécdota en mi vida

Lorenzo Caprile

¿Te ha cambiado la tele?

Sí. Ha sido un trabajo personal muy importante, porque aquí donde me veis, yo sigo siendo una persona timidísima. Lo que pasa que en eso la tele me ha dado unas tablas que yo no tenía hace cinco años. De hecho, sigo teniendo fama de borde, de antipático, de altivo; porque me bloqueo enseguida. La televisión me ha dado más tablas, y una seguridad que antes no la tenía.

¿Y ese “personaje” televisivo, va un poco más allá?

Creo que los que trabajamos en televisión, poco a poco, te vas formando un personaje y lo tienes ahí. Como Palomo y María, que tampoco son como son en el programa. Y eso es así. Lo importante es saber muy bien dónde está el personaje y dónde estás tú. Y eso también es un aprendizaje y un proceso interior muy bonito.

¿Y se te quedan cosas del personaje a veces?

No... Si es que luego en el taller yo soy un “mandao”. En mi taller no mando nada [ríe]. Ahí mandan las tres jacas que tengo, Isabelita, Ángeles y Elenita.

María Escoté está en 'MasterChef Celebrity' ahora, ¿tú te animarías también a ser concursante de cualquier formato?

No, no, no. Macarena lo sabe. Mi registro televisivo es Maestros, por supuesto, y luego me he sentido muy cómodo en el programa que hice con Calleja, que lo repiten hasta la saciedad; en el programa que hice con Chicote, que era un poco más o menos lo mismo; y me he sentido muy cómodo en este formato.

La televisión me ha dado una seguridad que antes no tenía

Lorenzo Caprile

¿Tendemos a no considerar la ropa dentro de la cultura o la historia?

Hay momentos de ignorancia y desprecio absoluto, y otros en los que se ralla incluso la exageración, cuando se ponen en valor cosas que realmente no son. A mí me gustaría llegar a un equilibrio, en el que la ropa -que como decía el maestro Issey Miyake no es moda, es ropa- tuviera un equilibrio. Ni de repente exposiciones para todo, ni tres años de sequía.

¿Madrid paga su multiculturalidad con su imagen en el mundo de la ropa?

Creo que no es algo solo de Madrid, sino que sucede en todas las ciudades occidentales. Desgraciadamente, en el mundo occidental todos vestimos igual de mal, y con cuatro o cinco marcas globales que todos conocemos.

Pero incluso a nivel local o regional, en Andalucía sí se usa el traje de gitana por ejemplo, y en Madrid hay pocos chulapos.

Sí, pero esa tradición de vestirse de chulapo era algo bastante olvidado desde hace bastante tiempo. Y en Andalucía ha estado ahí siempre. Es más, creo que ahora, y no quiero ser políticamente incorrecto que luego me ponen verde en redes, por este “regionalismo” vamos a llamarlo que nos invade, está habiendo incluso una recuperación en Madrid y otros sitios de este tipo de tradiciones que se habían olvidado.

Me parece muy injusto y muy machista que de los hombres no nos ocupemos nunca

Lorenzo Caprile

¿Ocasiones como el funeral de la reina Isabel II se convierten también en una pasarela, o no lo permite el estricto protocolo?

Claro, porque al final estamos muy atentos a cómo va cada uno. Desde luego, a mí no me gustaría estar en la piel de ninguna de las reinas, consortes o presidentas, que ahí mira todo el mundo y la cultura sigue siendo muy machista en ese sentido. En eso siempre hablo de Angela Merkel, por ejemplo. Ella, como los hombres, tenía un modelo y lo cambiaba de color, punto. No entraba en ese territorio, porque no le interesaba nada. Y en ese sentido, me parece todavía muy injusto y muy machista que de los hombres no nos ocupemos nunca porque estamos todos con un traje de tres piezas negro, o frac, o chaquet, o lo que mande el protocolo. Eso me parece muy injusto, y tiro piedras contra mi propio tejado porque yo vivo de eso. Pero en las bodas el novio va con su “uniforme”, que es el chaqué o un traje oscuro; y en cambio las novias hay toda esta parafernalia, que es de lo que vivo yo. Es muy contradictorio lo que estoy diciendo, pero si lo analizas fríamente, creo que todavía es muy machista y muy injusto de cara a la mujer.

¿Te imaginarías a un hombre vestido con un traje rosa?

Me encantaría. Me gustaría muchísimo que eso pasara. Ojalá. Pero quedan muchos años para que suceda.

Etiquetas
stats