Entrevista

Mercedes Mila, en contacto con Pedro Sánchez: “Nunca había tenido el móvil de un presidente del Gobierno”

Mercedes Milá en la presentación de 'Milá y Levy'

Movistar Plus+ estrena este lunes 12 de septiembre la que probablemente sea la entrevista más deseada por Mercedes Milá. Y eso, hablando de alguien que ha hecho más de 4.000 en su carrera televisiva, es mucho decir.

Mercedes Milá convierte en evento su charla con William Levy: "No es una entrevista, es un desparrame"

Mercedes Milá convierte en evento su charla con William Levy: "No es una entrevista, es un desparrame"

El motivo es su enamoramiento por el actor William Levy, el protagonista de Café con aroma de mujer, y que por empeño personal se ha convertido en un evento con el especial Milá y Levy, que puede verse en la plataforma. Aprovechando su presentación en el FesTVal de Vitoria, los periodistas pudimos entrevistar a la presentadora, y la charla dio para más que el programa.

Tras interesarnos por su estado a causa de romperse un brazo y tener que ser operada, la presentadora asegura que se ha recuperado muy bien “gracias a Jesús Calleja”, que le puso en contacto con un médico y un fisio que le han ayudado en tiempo récord.

Sobre su deseado y esperado encuentro con el actor William Levy, que se ha empeñado en convertir en evento ante su estreno este lunes en Movistar Plus+, Milá explica que “Levy tiene una cuestión animal que hace de él un hombre con una atracción superior a todo. Yo he ligado con tíos muy guapos, y nada se parece”. Y añade que una vez le conoció en persona, le fascinó igual: “Es encantador. Es un tío generoso, normal, natural, te mira a los ojos en todo momento y no te pierde la mirada. Es divertido, gracioso. es que es igual. Y encima es un gran actor, para mí lo es”.

Entre bromas, los periodistas le preguntamos por esa “cuestión animal” sobre cómo controló ella sus instintos, y se muestra sincera: “No lo controlo”. La presentadora incide en la dura historia personal del actor, desde cuando robaba en Cuba siendo un niño y adolescente hasta montarse a un avión a los 15 años para llegar a Miami y triunfar como modelo por pasar delante de una agencia de modelaje.

Mercedes Milá razona también cómo Levy ha cambiado su percepción sobre las telenovelas y reconoce que “tenía prejuicios”. Antes “pensaba que podían ser un coñazo”, y ahora, sin embargo, “entiendo muy bien a las sudamericanas”. Para conocer más a Levy, y preparar su encuentro, afirma haberse “visto todo lo que ha hecho”, por lo que ha cambiado su imagen.

Rememorando este amor por un entrevistado, la presentadora asegura que “unca he pertenecido a un club de fans. Jamás tuve un encoñamiento de alguien, ya sea actor, músico… no, tanto no. No recuerdo nada ni parecido. A mí Levy me ha dado vida. Y ahora como los algoritmos saben lo que me gusta, abro mi Instagram y todo es relacionado con Levy. Así que me meto en la cama con él todos los días, porque no me sale nada más”.

Cuestionada sobre si el amor hubiese sido mutuo ella habría roto prejuicios por la diferencia de edad, Milá es muy clara: “No. Es imposible. Yo tengo 71 años y él 42. Si yo hubiese sido más joven lo hubiera intentado o al menos no me habría cerrado a ello, como ahora. No tiene sentido, es hacer el ridículo”.

Su relación, tras la grabación de este especial, ha cambiado: “Ahora ya no tengo la comunicación que tenía, pero tengo esperanza que volvamos a tenerla. Ojo, que ya me pareció un milagro que teniendo todo lo que tiene alrededor, me contestara. Y sin conocerme de nada al principio, que yo creo que contestaba porque los mensajes le debían hacer gracia. Ahora comprendo a las fans cuando dicen: '¡Me ha dado un like!', porque es una felicidad como decir: '¡Me ha leído!'. Y a mí es que no me da apuro decirlo, porque lo que me da es mucha felicidad”.

Milá quiso incidir en el detallismo del actor, al recordar que “el otro día estaba con un dolor que me moría a las cuatro de la mañana y vi que se iluminaba mi móvil. Al cogerlo, vi que ponía 'William Levy'. Me preguntó si me podía llamar, y antes de que contestara, me llamó. Y ver en tu pantalla: William Levy, responder o rechazar... Imagínate que te equivocas, dios mío”.

Mensajes con Pedro Sánchez, cena con Aznar y Botella

El buen ambiente hizo que los periodistas quisiéramos saber qué otros contactos le gusta tener en su móvil. Y a la presentadora se le vino a la cabeza el del presidente del gobierno: “Tengo el de William Levy que me gusta mucho, pero también tengo el de Pedro Sánchez, que también me gusta mucho. Con él también me mensajeo, le mandé un mensaje para felicitarle por su presencia en el Senado, que me pareció fabulosa. Y se lo dije: me ha parecido genial, hasta estado...”.

Milá desveló que el presidente del Gobierno le había contestado: “Me dijo: muchas gracias Mercedes. ¿Cómo estás? Me dice Jesús que tienes mal el hombro”, y a continuación explicó de dónde viene esa relación: “De la presentación de su libro. Cuando lo presentamos Jesús y yo, que me gustó mucho y me pareció muy interesante, de ahí. Y de vez en cuando, cuando hay algo que me gusta o que no, se lo mando. Yo no había tenido nunca el móvil de un presidente del Gobierno, a pesar de haber hecho muchas entrevistas a políticos. Pero es muy útil, porque los políticos pierden el contacto con la calle, y tienes la oportunidad de decirle realmente lo que opinas de algunas cosas, muy brevemente, para no hacerle perder el tiempo”.

Cuestionada sobre si le habría gustado tener el móvil de algún otro presidente, la presentadora confesó: “Tuve buena relación con Aznar en la primera legislatura, y no me hubiera importado. A mí me invitaron, él y su mujer Ana Botella, a su casa cuando todavía no era presidente. Fue una cena muy curiosa”.

Su relación con la fama, influenciada por su marido

Aprovechando esa referencia a cómo los políticos “pierden el contacto con la calle”, la periodista explicó cómo ella intentaba no incurrir en el mismo error: “La primera persona que me metió en el cuerpo la no importancia de la fama fue mi marido, José Sámano. La primera vez que me vio firmando un autógrafo, cuando hice un programa con Isabel Tenaille, yo me quedé helada. Y él me tocó el hombro y me dijo: 'Esto que te acaba de pasar no tiene ninguna importancia, no te vayas a equivocar'. Y eso, pese a que ya está muerto y llevábamos separados un tiempo, se me quedó grabado”.

He tenido la suerte, aunque es un poco desagradable, de que siempre he tenido críticas muy malas, y eso te hace tener los pies en la tierra

Mercedes Milá

Como explica Milá, esa es la razón por la que siempre pide “a quienes están cerca de mí que me digan siempre la verdad. Y he tenido la suerte, aunque es un poco desagradable, de que siempre he tenido críticas muy malas, y eso te hace tener los pies en la tierra”. Al reflexionar sobre el periodismo, explica cómo también le ha ayudado: “Hay que estar siempre en la calle, si eres periodista la calle es tu sitio. Aunque muchas veces la gente no me habla de ellos, me hablan de mí, y eso no me interesa nada”. Algo que no es excluyente para reconocer su alegría porque el FesTVal le haya entregado un premio precisamente por hacer entrevistas.

Las críticas cuando saltó a 'Gran Hermano'

Pese a haber tenido muchas críticas duras, la periodista aclara que “jamás he levantado el teléfono” para responder a una de ellas, y que tampoco ha recibido una llamada para afearle algo. Sí que ha recibido respuesta como agradecimiento: “Para agradecer me han mandado flores, una nota, o me lo han dicho en directo”. Milá afirma que “ni se acuerda” de la crítica más injusta que ha recibido, y sobre la crítica que no comparte pese a repetirse mucho, cuenta: “Haciendo Gran Hermano siempre me decían lo lo mismo: cómo puede esta tío, que ha hecho periodismo, hacer esto. Eso sí que eran prejuicios”.

Etiquetas
stats