Mónica Naranjo, contra la toxicidad en el Benidorm Fest: “No puede ser que tras una actuación desangren a la gente”

Mónica Naranjo presenta el Benidorm Fest 2023

Laura Pérez


Comienza la competición en el Benidorm Fest. TVE celebra este martes 31 de enero la primera semifinal del certamen, del que saldrá la candidatura española para Eurovisión 2023. Los primeros nueve artistas que presentarán sus credenciales en el escenario del Palacio de Deportes L'Illa de Benidorm tienen ante sí el “listón muy alto” que dejó Chanel Terrero con su SloMo, reconoce Mónica Naranjo, aunque ella tiene claro que lo que hizo la representante patria en el certamen europeo en 2022 ha de ser “una inspiración”: “Va a hacer que la gente no se relaje”.

Todo sobre las votaciones del Benidorm Fest: mecánica, desempates y el peso de público y jurado

Todo sobre las votaciones del Benidorm Fest: mecánica, desempates y el peso de público y jurado

La cantante ejerce este año como presentadora del evento, junto con la repetidora Inés Hernand y con Rodrigo Vázquez. Lo hace, recuerda, tras haber ejercido como jueza de la preselección de RTVE en 2014, de la que salió vencedora Ruth Lorenzo. Ahora el rol es muy diferente, sintiéndose dentro del trío de conductores “de punto de apoyo”, pues “al ser una artista sabes lo que pasa tras las bambalinas”.

“Lo que pasó el año pasado fue algo espectacular, espero que no sea algo excepcional”, dice la artista, que pone el foco en la importancia del “pack” con el que los aspirantes se presenten durante esta semana al público: “Antiguamente, Eurovisión era la mejor canción y la mejor interpretación, ahora ya es todo”. En todo caso, aboga por el respeto y el mimo a estos 18 participantes, una consigna que se ha mantenido desde que tanto ella como sus compañeros tomaran la palabra. Algo que se hace especialmente importante este martes, cuando se verán las primeras propuestas de los candidatos y, por consiguiente, serán objeto de opiniones y comentarios.

No puede ser que después de una actuación tengan que desangrar a la gente”, afirma Naranjo, que también recuerda haberse enfrentado al juicio de las redes en el pasado, precisamente cuando hizo las veces de jueza en programas: “Ser jurado mola porque te curte muchísimo a nivel profesional, pero es ingrato porque nadie está de acuerdo contigo”.

En 2014 ya ejerciste como jurado de la gala de selección del candidato de España en Eurovisión. Ahora vuelves al universo eurovisivo como presentadora del Benidorm Fest. ¿Cómo lo afrontas?

Son diferentes los roles. Una cosa es que tengas el peso de estar ahí escuchando las canciones, y para los artistas es muy difícil porque estamos hablando de nuestros compañeros. Cuando he trabajado en Tu cara me suena era un rol diferente porque era un concurso muy bonito y canalla y nosotros también nos reíamos todos los compañeros. De repente, pasar a trabajar con niños, que es delicado, o en OT, que era salvaje, son cosas que son ingratas. Siempre digo que ser jurado mola porque te curte muchísimo a nivel profesional en la televisión, pero también es ingrato, porque nadie está de acuerdo contigo, nadie, a través de las redes se arma el escándalo, y a la mañana siguiente te encuentras todos los titulares y te sientes como la Bruja Avería [risas]. Pero ya está superado.

Después de aquella experiencia de 2014, cuando volvió a llamar Eurovisión a tu puerta, a través del Benidorm Fest, y aunque sea en otro papel, ¿te pensaste mucho volver a meterte en la órbita eurovisiva?

No, no. Fíjate, el año pasado, durante la edición pasada, estábamos en México de gira, y estuvimos viendo a través de canales internacionales lo que podíamos. Estábamos comentando entre nosotros y decíamos: '¡Anda, pero qué bien!'. Por fin realmente se están armando bien las cosas, por fin se está haciendo que todo el mundo preste atención a un evento tan importante como este, a nivel musical y cultural como es Eurovisión. Y después también por el repertorio de artistas que tuvimos en esos escenarios. Te das cuenta del power y de la preparación que tienen nuestros artistas. Mira a una persona como Chanel, que lo que hizo sobre el escenario, perdona, está en otra liga. Solemos mirar mucho hacia fuera, pero tenemos que mirar hacia dentro porque tenemos grandes artistas en nuestro país, descubiertos y por descubrir.

Habéis abogado por eliminar la toxicidad que hay en redes...

Estos chicos se arriesgan mucho. Las personas que piensen que subirse al escenario es un trabajo fácil, créanme: nunca es un trabajo fácil. Y cuando hablamos de un concurso como este, que es algo totalmente definitivo, es mucho más difícil. Hay una presión tremenda. Ya que están mostrando la valía, el valor y el ahínco que se necesitan para llevar a cabo una actuación como esta, apoyemos, seamos generosos. No puede ser que después de una actuación tengan que desangrar a la gente. Eso no se hace. Hay que cuidarlos, mimarlos. Si la gente en algún momento en la vida pudiera subirse a un escenario, además a uno como este, creo que lo comprenderían del todo. No es fácil.

Ser jurado mola porque te curte muchísimo a nivel profesional, pero es ingrato porque nadie está de acuerdo contigo

Mónica Naranjo

¿Qué tal la dinámica con Rodrigo e Inés?

Son un par de amores.

¿Esperas una semana divertida con ellos?

Sobre todo con Inés, que cada vez que abre la boca sube el pan [risas]. Es maravillosa. Durante una semana lo que buscas también es que tus compañeros sean amigos. La química lo es todo. Si tenemos una buena sintonía tendremos la confianza de arroparnos entre nosotros. Eso está muy bien. Rodrigo y yo somos nuevos en esto y en este caso tenemos a Inés que es la experimentada, y jugamos con ventaja porque ella es generosa.

¿Estás concienciada de lo que va a ser esta semana?

Nosotros, en el momento que dijimos que sí a esta aventura, cerramos la agenda. La agenda solo es el Benidorm Fest, no hay más, precisamente para poder estar muy volcados durante esta semana. Va a ser muy exigente.

¿Cómo os vais a repartir el peso entre los presentadores?

Todavía no lo sé, es una incógnita. Vamos a ver cómo se reparte todo, y qué necesitan de nosotros.

¿Qué te gustaría ofrecer por tu parte?

Lo que me pidan. Yo estoy sobre todo de punto de apoyo. Al ser una artista sabes lo que pasa detrás de las bambalinas.

Lo que pasó el año pasado fue algo espectacular, espero que no sea algo excepcional

Mónica Naranjo

¿En algún momento de tu carrera te hubiera gustado ir a Eurovisión?

No es para mí. Créeme. Por eso digo que hay que ser generoso. Soy una persona a la que le gusta mucho todo lo que yo controlo. Llevo controlando mi carrera desde hace 30 años. Para qué meterme en un frasco que no me apetece, y más en algo que tampoco me hace ilusión. Si me hiciera ilusión probablemente lo hubiera hecho hace muchos años.

¿Qué te parece el fenómeno Chanel? ¿Ha dejado el listón muy alto?

Lo ha dejado muy alto. Pero también te digo una cosa: es una inspiración, porque va a hacer que la gente no se relaje. Lo que pasó el año pasado fue algo espectacular, espero que no sea algo excepcional. Que siga ocurriendo, que sigamos pensando: 'Guay, va a Eurovisión a representarnos una fuera de serie'. Eso es lo que pasó el año pasado. Es un orgullo para todos nosotros.

¿Has visto las puestas en escena o sabes?

No, se que se están preparando cosas muy fuertes. Saben perfectamente que eso es decisivo. Antiguamente, Eurovisión era la mejor canción y la mejor interpretación. Ahora ya es todo. Es exigente. Hay que subir el listón.

¿Tienes favoritas?

Claro. Es inevitable. Pero me lo voy a comer. No sé con quién lo comenté. La pregunta era: '¿Los has escuchado?'. Dije que sí. '¿Cuáles son tus favoritos?'. ¡No! [risas] Va a depender mucho de lo que ellos hayan preparado. A lo mejor habrá un tema que conecte contigo y que con esa puesta en escena digas: 'Pues no me ha llegado'. Es como pasa con algunos artistas: te encanta escucharlo, pero no verlo. Se da mucho el caso... Hay que esperar.

Has estado una temporada apartada antes del Benidorm Fest. ¿Cómo estás? ¿Volverás a la plena actividad tras el certamen?

Sí. Empezamos a activarnos. Ya me activé en diciembre, que íbamos ya con la gira. Empezamos en Chile, regresamos y hemos hecho un paréntesis, porque tenemos el Benidorm y tenemos en breve que hacer otro programa de televisión. Después seguiremos con la gira en México y ya, si dios quiere, desarrollamos hasta final de año, cuando seguramente nos volveremos a ir, Mimétika en España a través de diversos festivales. Al utilizar las fechas de los festivales más importantes, justamente cuando tenía que ir a rodar a la isla, no podía hacerlos. Como es una cosa que tengo pendiente, aprovecharé.

Etiquetas
stats