Entrevista

Oscar Isaac es el 'Caballero Luna': “Mi sensibilidad no es definitivamente mainstream”

Oscar Isaac, en un capítulo de 'Caballero Luna'

Es un miércoles de marzo y Oscar Isaac (Ciudad de Guatemala, 1979) lleva toda la mañana atendiendo a los medios de comunicación en un céntrico hotel de Madrid. Sin embargo, la maratoniana jornada de promoción no resta un ápice de energía al actor guatemalteco-estadounidense, que llega a la sobremesa dispuesto a seguir hablando con entusiasmo de Caballero Luna, su debut en el Universo Marvel.

El 'Caballero Luna' de Marvel adelanta una trepidante huída en su nueva promo para Disney+

El 'Caballero Luna' de Marvel adelanta una trepidante huída en su nueva promo para Disney+

La serie, que se estrena el miércoles 30 en Disney+, es su última aventura dentro una ascendente carrera que cambió para siempre a partir de 2015, cuando pasó de trabajar en producciones de pequeño o mediano tamaño para convertirse en uno de los protagonistas de la última trilogía de Star Wars.

Dar vida a Poe Dameron fue, pues, un punto de inflexión en su trayectoria profesional, que desde entonces se mueve entre el cine de autor que tanto aprecia y superproducciones de la envergadura de X-Men: Apocalipsis y Dune. “Mi sensibilidad no es definitivamente mainstream aunque haya hecho estas películas”, aclara Isaac en una mesa redonda con verTele y otros medios durante su reciente visita a nuestro país, aunque reconoce que estas producciones hechas para el gran público le atraen por la oportunidad que ofrecen de “crear algo interesante”.

En el caso de Caballero Luna, algo tan jugoso para un actor como interpretar a dos personajes diferentes que interactúan entre sí: Steven Grant, un afable pero torpe dependiente de museo con trastorno de identidad disociativo, y Marc Spector, el mercenario con el que comparte su cuerpo y con el que deberá lidiar mientras ambos se enfrentan a un misterio letal relacionado con los poderosos dioses de Egipto.

¿Cómo de complicado y de divertido ha sido interpretar a dos personajes como Steven Grant y Marc Spector?

Igual de divertido y de complicado (ríe). Me encantó la oportunidad de crear estos dos personajes y de hacerlos tan distintos. Nunca estaba aburrido porque nunca sabía cómo lo iba a hacer ni qué iba a hacer, así que siempre había un nuevo reto al que enfrentarme cada día. Técnicamente sí fue muy difícil, sobre todo en las escenas en las que tenía que interactuar conmigo mismo. Cómo tomar las decisiones antes de grabarlas, planear cómo iba a moverme, cuándo iba a decir esa línea, cómo reaccionar y tener todo eso en la mente fue difícil.

Como consumidor, ¿eres más de Marvel o de 'Star Wars'?

Yo crecí con X-Men y me fascinaba X-Men, tal vez un poco más que Star Wars. Pero mi familia es más de Star Wars [ríe], así que soy de los dos.

Tu carrera se ha desarrollado prácticamente en paralelo al Universo Cinematográfico Marvel. ¿Cómo lo veías desde fuera antes de formar parte de él?

Súper interesante por la cantidad de éxitos que ha tenido. Kevin Feige es un genio, y también una persona muy humilde a pesar de tener tanto poder dentro del cine. Él siempre está buscando cómo crecer, cómo ir cambiando, experimentando y trabajando con gente que tiene fuertes puntos de vista. Para Mohamed Diab [uno de los directores de Caballero Luna] este es su primer proyecto en inglés, pero las películas que ha hecho son políticas, fuertes y oscuras. Y Kevin escogió a este director, me escogió a mí, que mi sensibilidad no es definitivamente mainstream aunque haya hecho estas películas, para liderar este proyecto. La colaboración que él está buscando y creando es muy impresionante.

¿Qué diferencias crees que hay entre 'Caballero Luna' y otras series y películas de Marvel?

Para mí, [Caballero Luna] es el primer estudio de personaje desde el punto de vista del personaje principal, que en este caso son Steven Grant y Marc Spector. Para nosotros era muy importante que la audiencia sienta que está dentro del personaje, que al igual que él, también está confundida y no sabe lo que es real y lo que es un sueño. Y esto es diferente. También los elementos de thriller psicológico y terror. Hasta el tipo de humor es diferente porque no es autorreferencial, que es algo que Marvel ha hecho perfectamente y que ahora todos los demás tratan de hacerlo, pero eso ya lo vimos. Por eso, para mí era interesante hacer un personaje con un humor más del estilo Peter Sellers, un personaje que no sabe que es cómico.

Aquí interpretas a un superhéroe particular, pero en 'X-Men: Apocalipsis' encarnaste a un villano. ¿Qué diferencias notaste al afrontar un héroe y un villano? ¿Cuál disfrutaste más?

Entre Caballero Luna y X-Men: Apocalipsis disfruté mucho más Caballero Luna [ríe]. El trabajo es igual si un personaje es o no villano, porque lo primero que tienes que hacer es no juzgar, encontrar su punto de vista y empatizar con ese punto de vista aunque sea horrible lo que esté pensando el personaje.

Has trabajado en superproducciones como 'X-Men', 'Star Wars', 'Dune' y ahora una serie de Marvel. ¿Qué tienen que tener proyectos de este tipo para atraerte?

Que haya espacio para crear algo interesante, para crear un personaje que me vaya a llamar la atención durante la duración del rodaje. Eso para mí es lo más importante.

En la Fase 4 del UCM, todos los personajes principales arrastran algún tipo de problema de salud mental, ya sea una depresión, el duelo o el estrés postraumático, como pasaba en 'Falcon y el Soldado de Invierno'. En 'Caballero Luna', esta temática explota definitivamente con el trastorno de identidad disociativo que sufre tu personaje. ¿Cómo ves este asunto desde dentro?

El tema de la identidad y no conocerte a ti mismo fue muy interesante. Jeremy Slater [showrunner de Caballero Luna] y los guionistas comenzaran con esto en vez de con una historia de origen más convencional, haciendo de la serie un thriller psicológico. Una de mis películas favoritas que trata este tema es La escalera de Jacob (Jacob's Ladder), la antigua, que me encantaba y a la vez me daba tanto miedo. Sentía que había unos paralelismos entre ella y este proyecto.

Tanto los responsables de la serie como tú mismo habéis asociado 'Caballero Luna' con 'Iron Man', la película que lo inició todo en el Universo Cinematográfico Marvel. ¿De qué manera puede abrir 'Caballero Luna' un nuevo camino dentro de Marvel?

No estoy seguro, porque esta pregunta es más para Kevin Feige. Pero Iron Man, la primera, es mi película favorita de Marvel porque era muy fresca y fue la que creó ese humor. También se sentía como un estudio de personaje, y esto para mí fue una inspiración.

¿También te inspiraste en algunos de los cómics de 'Caballero Luna'? Y si es así, ¿recomiendas alguno de ellos?

Me encantaron los de Warren Ellis, sobre todo en los que aparecía Mr. Knight.

¿Con qué otro personaje del UCM te gustaría interactuar?

También me gustaron los cómics de Hijos de la medianoche (Midnight Sons), que juntan a Caballero Luna con El Castigador, El Motorista Fantasma y Daredevil. Eso sería interesante para mí porque sería algo nuevo.

¿Hay posibilidades de ver a 'Caballero Luna' en alguna película o en algún proyecto más grande dentro del Universo Marvel?

Oficialmente no, pero puede ser si a la gente le gusta el personaje y ve la serie en Disney+. Pero lo más interesante es que está enfocado como Iron Man, como el comienzo de una cosa nueva sin conexiones obvias con el universo de Marvel. Porque aunque es parte del universo, la historia no va de eso.

¿Interpretar a un personaje que ya es conocido por un sector del público de Marvel genera una presión extra?

Yo nunca había oído hablar de Caballero Luna. Y creo que, aunque tiene fans, en general es un personaje bastante desconocido. Y para nosotros esto era liberador, porque no teníamos que estar con tanta presión de que el personaje tuviera que verse de una forma y decir unas cosas determinadas. Cambia tanto en los cómics dependiendo de los escritores que teníamos mucha libertad para centrarnos en lo que nos interesaba.

Fuera de Marvel y de 'La escalera de Jacob', ¿qué otros referentes maneja la serie?

Como dije antes, La escalera de Jacob para mí fue una de las películas que sentí, tanto en lo psicológico como en lo referente al punto de vista. Memento, El club de la lucha e Indiana Jones, por la parte de aventura. Pero para mí, la serie se siente como algo único.

¿Qué has disfrutado más, las escenas de acción o esas otras en las que interactúas contigo mismo?

Para mí es la mezcla. Es la gracia de la serie, que hay tantas cosas y tan diferentes que, aunque fueron ocho meses de rodaje con sus dificultades, nunca me aburrí. Recuerdo que antes de empezar el rodaje hablé con Ethan Hawke [que interpreta a Arthur Harrow, el villano de la serie] sobre el guion, los personajes y las cosas que podíamos cambiar y él me dijo que lo que tenía que hacer era asegurarme de que, cuando sonara mi alarma a las 5 de la mañana, fuera a hacer lo que tenía y lo que quería hacer. Y así fue, porque si no era una escena de mucha emoción era una con los dos personajes o una secuencia de acción. Siempre había una cosa diferente que hacer, y ojalá esa energía traspase la pantalla.

En la serie has trabajado con Gaspar Ulliel, que falleció hace apenas un par de meses. ¿Cómo fue tu relación con él en el set de rodaje?

Qué horrible, fue una tragedia lo que pasó. Filmamos tres días juntos y me resultó un tío muy amable y muy generoso. Hablamos de su hijo y de su familia... 

Etiquetas
stats