Raúl Gómez: “'Te ha tocado' no se enfrentará al Rosco, pero espero convivir mucho tiempo a la vera de Roberto Leal”

La vida en televisión no es un sprint, sino una maratón. Y durante años, Raúl Gómez se lo tomó al pie de la letra. Por algo fue el Maraton Man de Movistar Plus+ y tuvo su propio Running Show en la plataforma de pago, donde hizo de las zapatillas de correr su más valiosa herramienta de trabajo. Ahora, el catalán se despoja de ellas y lo apuesta todo al chaleco, la prenda que distingue al presentador de Te ha tocado, adaptación del concurso francés Chacon son tour que La 1 de TVE estrena este lunes 4 de julio a partir de las 19:45h.

Las notas de la temporada televisiva: éxitos, aprobados y suspensos

Saber más

En este concurso, producido por Gestmusic, 30 concursantes se enfrentan en duelos por parejas para poder jugar en el billar japonés, una rampa con 14 hoyos en los que se encuentran un montón de regalos y mucho dinero. Los 30 concursantes son siempre los mismos, forman parte del público del programa y van saliendo a jugar a medida que el número que tienen asignado sale del bombo que hay en plató. El participante que gane el último duelo se enfrentará a la prueba final, en la que tendrá la oportunidad de ganar El Bote y todos los premios que ha ganado hasta entonces. Para ello deberá meter la bola en el agujero del billar japonés.  

“El azar, la habilidad y el conocimiento son indispensables y forman parte del concurso”, comenta Raúl Gómez durante su conversación telefónica con verTele. Para el presentador, Te ha tocado es un formato “muy fresquito, muy ligero y dinámico que va de menos a más”, a la vez que se muestra convencido de que “todos los espectadores”, cuando lo vean, “pensarán que les encantaría jugar ahí”.

Pero primero será vital atraer a ese público potencial. La competencia con Pasapalabra, el debut de Sálvame Sandía y la crisis de audiencias de La 1 no parecen el contexto más favorable para conseguirlo, pero Raúl Gómez, fiel a su estilo optimista, prefiere verlo de otra manera: “Creo que hay hueco para Pasapalabra y Te ha tocado: son concursos ambos pero con factores absolutamente diferenciales”, asegura antes de fijarse su principal objetivo: “Entretener a la gente en sus casas, que parece fácil pero es un reto fascinante y difícil”.

Si no me equivoco, estás ante un doble estreno. Arranca 'Te ha tocado' y tú debutas en TVE.

Sí. A lo mejor incluso es estreno triple: es estreno mundial, es estreno en TVE, donde nunca había trabajado; y después es estreno como presentador de un concurso en plató. Hace años hice un concurso en la calle, Negocia como puedas en Cuatro, pero esta es mi primera vez haciendo lo que vais a ver.

De hecho, va a ser raro verte cada día en plató después de tantos programas a pie de calle.

Aunque he sido colaborador en plató, mi trayectoria ha sido el 80% en la calle. Muchas veces cuando era colaborador iba a plató a presentar reportajes que había grabado en la calle, y en los últimos años de mui vida he tenido la suerte y disfrute personal de hacer programas como Marathon Man, Superhumanos o Running Show, que ha sido todo en la calle y muy lejos de mi casa, viajando por el planeta, conociendo a gente extraordinaria, y corriendo.

Ahora es algo absolutamente nuevo porque es en plató y estando bien tranquilito. Solo tengo que moverme unos metros hacia adelante o para atrás. Pero todo tiene su momento: qué a gustito se está en un plató. Viajar es increíble y apasionante, sí, pero estar en un plató rodeado de 30 personas maravillosas como las que tengo alrededor en Te ha tocado también lo he disfrutado y lo estoy disfrutando mucho.

¿Cómo recibiste la propuesta de 'Te ha tocado'? ¿Qué te pareció el concurso cuando empezaste a saber de él?

Me llamó Tinet Rubira y me dijo que mirara este formato, que lo estaban produciendo en Francia con Banijay, y me cuentas. Le eché un ojo, no entendí mucho porque no sé francés, mi fuerte no son los idiomas. Pero la mecánica es tremendamente sencilla, da igual que lo veas en francés en inglés o en saharaui. Pensé que tenía muy buena pinta. Los elementos que vi me gustaron mucho. Tinet me dijo 'Prepárate, vete eligiendo chaleco que empezamos en breve'.

Lo afronté con mucha ilusión, feliz de que personas como Tinet siga apostando por mí en formatos después de 20 años haciendo televisión. Es un lujo, y siempre estoy tremendamente agradecido a las personas que me han dado oportunidades para seguir creciendo y haciendo cositas. Y aquí estamos, con un formato que creo que es muy fresquito, muy ligero y dinámico, y que va de menos a más. Eso te lo aseguro.

Creo que hay hueco para 'Pasapalabra' y 'Te ha tocado'

¿Cuál dirías que es su punto diferencial con respecto a otros concursos?

Hay tres puntos diferenciales. El azar, la habilidad y el conocimiento son indispensables y forman parte del concurso. Pero el primer elemento es que los concursantes son nuestro público: las 30 personas del público son nuestros concursantes, y solo se van si ganan el bote. Eso hace que día a día, y por eso lo que decía de ir de menos a más, vamos conociendo poco a poco a cada uno de los concursantes, van creciendo ellos y voy creciendo yo, se crea una familia y un ambiente extraordinario. Son 30 historias que vamos conociendo según van saliendo.

Luego, otro elemento donde interviene el azar es en la manera de seleccionar a los concursantes para que se enfrenten a los duelos de preguntas. Hay cuatro, cinco, seis duelos por parejas en cada programa, y lo decide una esfera con treinta bolas, que corresponden a los concursantes, y que como una lotería o un bombo de navidad decide qué concursantes se enfrentan entre ellos. Eso hace que haya algunos que puedan jugar mucho y otros que lo hagan mucho menos.

Y la última es el lugar, el icono del programa donde los concursantes, cuando ganan los duelos, ganan dinero o regalos. Los regalos pueden ser desde una colchoneta o una cama elástica a un viaje a Nueva York o República Dominicana. Todo lo que ganan en ese billar japonés lo van acumulando y se lo llevan cuando se lleven el bote. Cuando el concursante llega al final y gana el bote se lleva lo acumulado. Lo bueno es que nadie se va con las manos vacías. Todos los espectadores que lo vean pensarán que les encantaría jugar ahí, probar eso.

El presentador de la versión francesa, Bruno Guillon, dice que ha tenido que improvisar más en este programa que en otras aventuras profesionales. ¿Qué papel juegas tú dentro del concurso?

Al final es lo mismo, el formato tiene los mismos mimbres. Sin guion y con improvisación absoluta. Lo que no se improvisa es la mecánica que cada día es igual. Pero aquí no sabemos qué concursante va a salir porque es cosa del azar. Tenemos 30 opciones y muchos enfrentamientos. Cada vez que sale un concursante tengo una ficha de dónde viene, de lo que le gusta... Y es improvisación todo el rato. No tenemos un cue donde vamos viendo cosas que preguntar a los concursantes. Todo tiene una frescura muy natural. Eso es a lo que se refiere el presentador francés. Es improvisar constantemente, y es lo bueno que tiene el formato. Me encanta la improvisación y me encanta la gente. Hay buenos elementos para el entretenimiento.

'Te ha tocado' va a competir a la misma hora que 'Pasapalabra'.

A mí me gusta mucho la palabra “convivir” con Pasapalabra. Pasapalabra me parece un concurso extraordinario. Siempre ha funcionado extremadamente bien pero ahora, con Roberto Leal, es un coleccionista de “minutos de oro”, de títulos de “programa más visto del día”, y tiene la suerte de tener a un presentador que lo hace tremendamente bien y al que admiro y quiero mucho. Somos muy amigos y le deseo lo mejor siempre.

Tenemos una cosa buena y es que vamos justo después de El Cazador, que está ahora muy bien, viviendo su mejor momento en TVE. Nuestro concurso dura 37 minutos, somos un concurso bien cortito. No nos enfrentaremos al Rosco, pero confío y espero convivir mucho tiempo a la vera de Roberto, tanto en la vida como en la parrilla. Creo que hay hueco para los dos: son concursos ambos pero con factores absolutamente diferenciales. Y aparte, es un voto de confianza de TVE que ha visto en Te ha tocado un concurso para poner en este horario tan fantástico como es el de las 19:45 horas, y eso es una alegría.

Aun así, ¿sientes inquietud por la crisis de audiencias que atraviesa TVE?

Estoy bien acompañado por Aquí la Tierra, que es un formato que da buen crédito a TVE, igual que El Cazador. Y en cuanto a tener miedo o respeto... Yo cuando hago algo lo hago de la mejor de las maneras. He tenido la suerte de tener una productora increíble que sabe hacer muy bien lo que hace, concursos y programas de entretenimiento. He estado con los mejores. Hemos hecho lo mejor que hemos podido de la mejor de las maneras. El espectador tendrá que dejarse querer y espero que lo disfrute y que vayamos poco a poco enamorándolo.

No espero estrenar con un 20%, ni un 15%, este es un camino que hay que recorrer despacito, y dejar que TVE confíe, que siga confiando semana tras semana en el proyecto y que Te ha tocado encuentre su hueco en la parrilla. Es verdad que TVE está viviendo un momento de cambios, España Directo termina y entramos nosotros, Corazón parece que también termina... Hay mucho movimiento y en este cambio ahí estoy con Te ha tocado, que espero que sea parte fundamental de nuevos éxitos futuros.

En los últimos años, TVE ha supuesto un punto de inflexión para presentadores como Roberto Leal y Ion Aramendi: ¿Piensas que 'Te ha tocado' puede ser el principio de una nueva etapa para ti?

Estoy acostumbrado a intentar vivir el programa que hago, estar en el presente, y no pierdo mucho tiempo en pensar en lo que puede llegar a venir. Hago lo que hago, lo hago bien, y ya veremos lo que pasa. Ojalá esté mucho tiempo en TVE haciendo formatos increíbles. Llevo 20 años haciendo TV, y en esos 20 años ha habido programas con los que me ha ido muy bien, he tenido épocas donde no he trabajado absolutamente nada. Este negocio es una noria: unas veces estás arriba y otras abajo, y he aprendido a disfrutar el momento.

Ahora el momento es de disfrutar Te ha tocado, de poner toda mi pasión y todo lo que sé hacer en él, y lo que tenga que venir ya vendrá. No me preocupa el futuro o dónde puedo llegar a estar. Quiero estar donde me quieran y donde tengan un formato chulo con el que seguir disfrutando haciendo televisión, que es un lujo y un placer. No me entretengo mucho en pensar en dentro de unos años. Ojalá dentro de unos años siga haciendo programas que molen. ¿Dónde? Donde sea.

Aunque, bueno, te digo que no quiero pensar en el futuro, pero Te ha tocado tiene que durar como Saber y ganar. A partir de ahí podemos empezar a negociar. Mínimo en 25 años volvemos a hablar. (risas).

Dices que 'Te ha tocado' es una mezcla de azar, conocimiento y habilidad. ¿Esta mezcla es aplicable a la industria televisiva?

Creo que podemos resumir la industria y, déjame que me ponga filosófico, la vida. En la vida hay que tener conocimiento, hay que saber. En la vida hay que tener azar porque muchas veces aunque sepas y creas que eres muy bueno y hayas entrenado, hay que estar en el momento adecuado, en el sitio adecuado y con la persona adecuada. Y luego, ahí tener las habilidades: sociales, intelectuales... Ya no es solo la industria sino la vida en general.

Yo tengo tres premisas que son: currar todo lo que se pueda, intentar hacer proyectos buenrolleros y hacerlo siempre con una sonrisa; y ser humilde. Estamos entreteniendo y el único objetivo de Te ha tocado es entretener a la gente en sus casas. Es un objetivo que parece fácil pero es un reto fascinante y difícil.

La vida en televisión no es un sprint, sino una maratón. Y durante años, Raúl Gómez se lo tomó al pie de la letra. Por algo fue el Maraton Man de Movistar Plus+ y tuvo su propio Running Show en la plataforma de pago, donde hizo de las zapatillas de correr su más valiosa herramienta de trabajo. Ahora, el catalán se despoja de ellas y lo apuesta todo al chaleco, la prenda que distingue al presentador de Te ha tocado, adaptación del concurso francés Chacon son tour que La 1 de TVE estrena este lunes 4 de julio a partir de las 19:45h.

Las notas de la temporada televisiva: éxitos, aprobados y suspensos

Saber más

En este concurso, producido por Gestmusic, 30 concursantes se enfrentan en duelos por parejas para poder jugar en el billar japonés, una rampa con 14 hoyos en los que se encuentran un montón de regalos y mucho dinero. Los 30 concursantes son siempre los mismos, forman parte del público del programa y van saliendo a jugar a medida que el número que tienen asignado sale del bombo que hay en plató. El participante que gane el último duelo se enfrentará a la prueba final, en la que tendrá la oportunidad de ganar El Bote y todos los premios que ha ganado hasta entonces. Para ello deberá meter la bola en el agujero del billar japonés.  

“El azar, la habilidad y el conocimiento son indispensables y forman parte del concurso”, comenta Raúl Gómez durante su conversación telefónica con verTele. Para el presentador, Te ha tocado es un formato “muy fresquito, muy ligero y dinámico que va de menos a más”, a la vez que se muestra convencido de que “todos los espectadores”, cuando lo vean, “pensarán que les encantaría jugar ahí”.

Pero primero será vital atraer a ese público potencial. La competencia con Pasapalabra, el debut de Sálvame Sandía y la crisis de audiencias de La 1 no parecen el contexto más favorable para conseguirlo, pero Raúl Gómez, fiel a su estilo optimista, prefiere verlo de otra manera: “Creo que hay hueco para Pasapalabra y Te ha tocado: son concursos ambos pero con factores absolutamente diferenciales”, asegura antes de fijarse su principal objetivo: “Entretener a la gente en sus casas, que parece fácil pero es un reto fascinante y difícil”.

Si no me equivoco, estás ante un doble estreno. Arranca 'Te ha tocado' y tú debutas en TVE.

Sí. A lo mejor incluso es estreno triple: es estreno mundial, es estreno en TVE, donde nunca había trabajado; y después es estreno como presentador de un concurso en plató. Hace años hice un concurso en la calle, Negocia como puedas en Cuatro, pero esta es mi primera vez haciendo lo que vais a ver.

De hecho, va a ser raro verte cada día en plató después de tantos programas a pie de calle.

Aunque he sido colaborador en plató, mi trayectoria ha sido el 80% en la calle. Muchas veces cuando era colaborador iba a plató a presentar reportajes que había grabado en la calle, y en los últimos años de mui vida he tenido la suerte y disfrute personal de hacer programas como Marathon Man, Superhumanos o Running Show, que ha sido todo en la calle y muy lejos de mi casa, viajando por el planeta, conociendo a gente extraordinaria, y corriendo.

Ahora es algo absolutamente nuevo porque es en plató y estando bien tranquilito. Solo tengo que moverme unos metros hacia adelante o para atrás. Pero todo tiene su momento: qué a gustito se está en un plató. Viajar es increíble y apasionante, sí, pero estar en un plató rodeado de 30 personas maravillosas como las que tengo alrededor en Te ha tocado también lo he disfrutado y lo estoy disfrutando mucho.

¿Cómo recibiste la propuesta de 'Te ha tocado'? ¿Qué te pareció el concurso cuando empezaste a saber de él?

Me llamó Tinet Rubira y me dijo que mirara este formato, que lo estaban produciendo en Francia con Banijay, y me cuentas. Le eché un ojo, no entendí mucho porque no sé francés, mi fuerte no son los idiomas. Pero la mecánica es tremendamente sencilla, da igual que lo veas en francés en inglés o en saharaui. Pensé que tenía muy buena pinta. Los elementos que vi me gustaron mucho. Tinet me dijo 'Prepárate, vete eligiendo chaleco que empezamos en breve'.

Lo afronté con mucha ilusión, feliz de que personas como Tinet siga apostando por mí en formatos después de 20 años haciendo televisión. Es un lujo, y siempre estoy tremendamente agradecido a las personas que me han dado oportunidades para seguir creciendo y haciendo cositas. Y aquí estamos, con un formato que creo que es muy fresquito, muy ligero y dinámico, y que va de menos a más. Eso te lo aseguro.

Creo que hay hueco para 'Pasapalabra' y 'Te ha tocado'

¿Cuál dirías que es su punto diferencial con respecto a otros concursos?

Hay tres puntos diferenciales. El azar, la habilidad y el conocimiento son indispensables y forman parte del concurso. Pero el primer elemento es que los concursantes son nuestro público: las 30 personas del público son nuestros concursantes, y solo se van si ganan el bote. Eso hace que día a día, y por eso lo que decía de ir de menos a más, vamos conociendo poco a poco a cada uno de los concursantes, van creciendo ellos y voy creciendo yo, se crea una familia y un ambiente extraordinario. Son 30 historias que vamos conociendo según van saliendo.

Luego, otro elemento donde interviene el azar es en la manera de seleccionar a los concursantes para que se enfrenten a los duelos de preguntas. Hay cuatro, cinco, seis duelos por parejas en cada programa, y lo decide una esfera con treinta bolas, que corresponden a los concursantes, y que como una lotería o un bombo de navidad decide qué concursantes se enfrentan entre ellos. Eso hace que haya algunos que puedan jugar mucho y otros que lo hagan mucho menos.

Y la última es el lugar, el icono del programa donde los concursantes, cuando ganan los duelos, ganan dinero o regalos. Los regalos pueden ser desde una colchoneta o una cama elástica a un viaje a Nueva York o República Dominicana. Todo lo que ganan en ese billar japonés lo van acumulando y se lo llevan cuando se lleven el bote. Cuando el concursante llega al final y gana el bote se lleva lo acumulado. Lo bueno es que nadie se va con las manos vacías. Todos los espectadores que lo vean pensarán que les encantaría jugar ahí, probar eso.

El presentador de la versión francesa, Bruno Guillon, dice que ha tenido que improvisar más en este programa que en otras aventuras profesionales. ¿Qué papel juegas tú dentro del concurso?

Al final es lo mismo, el formato tiene los mismos mimbres. Sin guion y con improvisación absoluta. Lo que no se improvisa es la mecánica que cada día es igual. Pero aquí no sabemos qué concursante va a salir porque es cosa del azar. Tenemos 30 opciones y muchos enfrentamientos. Cada vez que sale un concursante tengo una ficha de dónde viene, de lo que le gusta... Y es improvisación todo el rato. No tenemos un cue donde vamos viendo cosas que preguntar a los concursantes. Todo tiene una frescura muy natural. Eso es a lo que se refiere el presentador francés. Es improvisar constantemente, y es lo bueno que tiene el formato. Me encanta la improvisación y me encanta la gente. Hay buenos elementos para el entretenimiento.

'Te ha tocado' va a competir a la misma hora que 'Pasapalabra'.

A mí me gusta mucho la palabra “convivir” con Pasapalabra. Pasapalabra me parece un concurso extraordinario. Siempre ha funcionado extremadamente bien pero ahora, con Roberto Leal, es un coleccionista de “minutos de oro”, de títulos de “programa más visto del día”, y tiene la suerte de tener a un presentador que lo hace tremendamente bien y al que admiro y quiero mucho. Somos muy amigos y le deseo lo mejor siempre.

Tenemos una cosa buena y es que vamos justo después de El Cazador, que está ahora muy bien, viviendo su mejor momento en TVE. Nuestro concurso dura 37 minutos, somos un concurso bien cortito. No nos enfrentaremos al Rosco, pero confío y espero convivir mucho tiempo a la vera de Roberto, tanto en la vida como en la parrilla. Creo que hay hueco para los dos: son concursos ambos pero con factores absolutamente diferenciales. Y aparte, es un voto de confianza de TVE que ha visto en Te ha tocado un concurso para poner en este horario tan fantástico como es el de las 19:45 horas, y eso es una alegría.

Aun así, ¿sientes inquietud por la crisis de audiencias que atraviesa TVE?

Estoy bien acompañado por Aquí la Tierra, que es un formato que da buen crédito a TVE, igual que El Cazador. Y en cuanto a tener miedo o respeto... Yo cuando hago algo lo hago de la mejor de las maneras. He tenido la suerte de tener una productora increíble que sabe hacer muy bien lo que hace, concursos y programas de entretenimiento. He estado con los mejores. Hemos hecho lo mejor que hemos podido de la mejor de las maneras. El espectador tendrá que dejarse querer y espero que lo disfrute y que vayamos poco a poco enamorándolo.

No espero estrenar con un 20%, ni un 15%, este es un camino que hay que recorrer despacito, y dejar que TVE confíe, que siga confiando semana tras semana en el proyecto y que Te ha tocado encuentre su hueco en la parrilla. Es verdad que TVE está viviendo un momento de cambios, España Directo termina y entramos nosotros, Corazón parece que también termina... Hay mucho movimiento y en este cambio ahí estoy con Te ha tocado, que espero que sea parte fundamental de nuevos éxitos futuros.

En los últimos años, TVE ha supuesto un punto de inflexión para presentadores como Roberto Leal y Ion Aramendi: ¿Piensas que 'Te ha tocado' puede ser el principio de una nueva etapa para ti?

Estoy acostumbrado a intentar vivir el programa que hago, estar en el presente, y no pierdo mucho tiempo en pensar en lo que puede llegar a venir. Hago lo que hago, lo hago bien, y ya veremos lo que pasa. Ojalá esté mucho tiempo en TVE haciendo formatos increíbles. Llevo 20 años haciendo TV, y en esos 20 años ha habido programas con los que me ha ido muy bien, he tenido épocas donde no he trabajado absolutamente nada. Este negocio es una noria: unas veces estás arriba y otras abajo, y he aprendido a disfrutar el momento.

Ahora el momento es de disfrutar Te ha tocado, de poner toda mi pasión y todo lo que sé hacer en él, y lo que tenga que venir ya vendrá. No me preocupa el futuro o dónde puedo llegar a estar. Quiero estar donde me quieran y donde tengan un formato chulo con el que seguir disfrutando haciendo televisión, que es un lujo y un placer. No me entretengo mucho en pensar en dentro de unos años. Ojalá dentro de unos años siga haciendo programas que molen. ¿Dónde? Donde sea.

Aunque, bueno, te digo que no quiero pensar en el futuro, pero Te ha tocado tiene que durar como Saber y ganar. A partir de ahí podemos empezar a negociar. Mínimo en 25 años volvemos a hablar. (risas).

Dices que 'Te ha tocado' es una mezcla de azar, conocimiento y habilidad. ¿Esta mezcla es aplicable a la industria televisiva?

Creo que podemos resumir la industria y, déjame que me ponga filosófico, la vida. En la vida hay que tener conocimiento, hay que saber. En la vida hay que tener azar porque muchas veces aunque sepas y creas que eres muy bueno y hayas entrenado, hay que estar en el momento adecuado, en el sitio adecuado y con la persona adecuada. Y luego, ahí tener las habilidades: sociales, intelectuales... Ya no es solo la industria sino la vida en general.

Yo tengo tres premisas que son: currar todo lo que se pueda, intentar hacer proyectos buenrolleros y hacerlo siempre con una sonrisa; y ser humilde. Estamos entreteniendo y el único objetivo de Te ha tocado es entretener a la gente en sus casas. Es un objetivo que parece fácil pero es un reto fascinante y difícil.

La vida en televisión no es un sprint, sino una maratón. Y durante años, Raúl Gómez se lo tomó al pie de la letra. Por algo fue el Maraton Man de Movistar Plus+ y tuvo su propio Running Show en la plataforma de pago, donde hizo de las zapatillas de correr su más valiosa herramienta de trabajo. Ahora, el catalán se despoja de ellas y lo apuesta todo al chaleco, la prenda que distingue al presentador de Te ha tocado, adaptación del concurso francés Chacon son tour que La 1 de TVE estrena este lunes 4 de julio a partir de las 19:45h.

Las notas de la temporada televisiva: éxitos, aprobados y suspensos

Saber más

En este concurso, producido por Gestmusic, 30 concursantes se enfrentan en duelos por parejas para poder jugar en el billar japonés, una rampa con 14 hoyos en los que se encuentran un montón de regalos y mucho dinero. Los 30 concursantes son siempre los mismos, forman parte del público del programa y van saliendo a jugar a medida que el número que tienen asignado sale del bombo que hay en plató. El participante que gane el último duelo se enfrentará a la prueba final, en la que tendrá la oportunidad de ganar El Bote y todos los premios que ha ganado hasta entonces. Para ello deberá meter la bola en el agujero del billar japonés.