Eurovisión

Rigoberta Bandini, la revolución feminista del Benidorm Fest: “Quiero que esté la iconografía de una teta”

Ya sólo faltan 20 días para que llegue el Benidorm Fest, el nuevo festival de TVE en el que se elegirá al representante de España en Eurovisión 2022, y que será presentado por Inés HernandAlaska y Máximo Huerta. Con las 14 propuestas ya lanzadas, en el marco de la presentación de los candidatos verTele no faltó a la cita para poder hablar con alguno de ellos.

Entrevista | Tanxugueiras: "Terra es una canción que une, para desunir ya hay muchas cosas"

Saber más

Al igual que con dos de las Tanxugueiras, junto al resto de periodistas pudimos conversar con Paula Ribó, más conocida como Rigoberta Bandini, artista que se lanza como aspirante para representar Eurovisión con su tema 'Ay mama'. La cantante se muestra emocionada por la cita musical que tendrá lugar los días 26, 27 y 29 de enero, y parece que su propuesta también ha calado en el público: en nuestra encuesta se posiciona en segunda plaza sólo por detrás del grupo gallego, con cerca del 17% de los votos.

Su canción ha causado un gran revuelo, como sigue ocurriendo desgraciadamente cuando se habla del cuerpo de la mujer. Se trata de un himno feminista con el que reivindica la belleza femenina, la maternidad y a todas las mujeres. Consciente de las limitaciones que se le presentan, la cantante habla sobre el proceso creativo y la forma de conseguir romper con lo impuesto: “Estoy buscando que esté la iconografía de una teta”.

La artista declara que 'Ay mama' empieza en su madre y “se va a todas las mujeres del mundo”, y es por ello por lo que “es un homenaje a ella y a todas las mujeres de la familia”. Sobre el propio Benidorm Fest, la artista es clara: “ Si me hubieran dicho de ir a Eurovisión a dedillo, igual no me habría motivado”, y cree que este método de selección “es mucho más guay que ir directamente” al Festival europeo de la Canción, por las propuestas “muy chulas” del resto de candidatos.

¿Cómo surgió el presentarte al Benidorm Fest?

He pasado por muchas fases. En la primera decía que no tenía tiempo, porque cuando acabé la gira y al tener un hijo pequeño tenía una ansiedad que pensé que no podía añadir nada más a mi agenda. Lo primero fue: “No, no quiero ni oír hablar de esto”. Después pasé por una fase de 'por qué no'. Este año va a ser diferente con el festival de Benidorm, y eso era lo que me motivaba. Si me hubieran dicho de ir a Eurovisión a dedillo, igual no me habría motivado. Me motiva más esto, que haya canciones chulas, más el ambiente del festival. Creo que es mucho más guay que ir directamente a Eurovisión. Me empecé a motivar, pero no tenía canción. Fue a contracorriente porque se estaba muriendo mi abuela, con la que tenía un vínculo muy especial. Me sentaba en el piano y solo me salían canciones súper tristes por lo de mi abuela y pensé: “No puedo matar a Europa así, se van a morir” [ríe]. Recuperé esta canción de un disco duro que había compuesto hace años, y de alguna manera también me vinculaba a ella, que era la matriarca, y es una canción que habla del empoderamiento femenino.

Pensé que esta canción lo tenía todo, lo que pasa es que había que cambiar muchas cosas. Ha sido el proceso más difícil de producción, pues era contrarreloj. Y era una presión, porque claro, tiene que tener ritmo. Al final dije: “Me da igual que no sea eurovisivo, estoy hasta el coño. Yo quiero hacer una canción que me guste, si es eurovisiva perfecta, sino pues también”. Al final yo creo que hay una canción que tiene ritmo, que lleva sintonía, que me gusta.

¿Cómo has vivido todos los comentarios, después de que se haya estrenado la canción?

La verdad es que muy bien. Hay a mucha gente que le ha gustado y a otra que no, pero eso tiene que pasar. Me están apoyando y recibo mucho cariño. Al eurofan o la eurofan yo no los conocía y es un público muy agradecido y emocionado de la vida. Eso me encanta, la gente que está enamorada de la vida, que yo también lo soy. Está siendo guay e intenso, porque yo Twitter casi nunca lo abro, lo abro de vez en cuando para decir una frase [ríe], pero de repente lo abres y tienes que estar atenta, porque te dicen un montón de cosas. Está siendo fuerte, pero guay.

Si me hubieran dicho de ir a Eurovisión a dedillo, igual no me habría motivado

Hablas de la maternidad, y de una defensa total de las tetas. ¿Cómo lo vas a hacer con un niño pequeño y cantando con tu marido?

Me lo llevaré a Benidorm, y a Turín si hace falta. Mi familia ya está buscando casas en Turín... pero a ver, flipaos... [ríe]. Primero tendré que ganar en Benidorm y luego ya miraremos Turín.

La parte visual y escenográfica es muy importante y se suma a la canción. ¿Cómo la estás trabajando, a ti que te gusta y prestas mucha atención a todo lo que es el arte a la hora de plantear escenográficamente un tema? ¿Cómo lo visualizas?

Mi leitmovit es Animal glam, la animalidad glamurosa. Quiero encontrar esa parte de la animalidad femenina que sea una puesta en escena poderosa y a la vez glamurosa. Estoy con eso y trabajando mucho con todo mi equipo, buscando imágenes que me inspiren, vídeos... También de referentes de Eurovisión de otros años. Tampoco quiero mirar mucho porque algunos referentes de repente... no. Prefiero crear, y obviamente, lo que más me motiva de todo esto si al final vamos a Eurovisión es que allí tienes todos los medios, todas las máquinas de humo... Es como un sueño. Puedes decir: “Que me caiga un pájaro y silbe”, y pasa.

Y luego está el tema de enseñar las tetas o no, que creo que no se puede. Por eso hago también esta canción, para que se pueda. Tampoco creo que sea necesario, pero de alguna manera que la iconografía de una teta esté, estoy buscando la manera. Me apetecería bastante, y quiero intentar que esté para Benidorm, porque la propuesta va con todo. Es como el lazo final y que se multiplique por 10 en Eurovisión. Yo quiero presentar lo que ya me molaría.

Al haber salido la canción y sonar como una de las favoritas a ganar, ¿sientes esa presión de tener que vencer?

No es presión, es guay. Me motiva. No me siento presionada, me siento apoyada.

¿Cuáles crees que han sido las grandes bazas para que la canción conquiste?

Para mí el estribillo tiene mucha gracia. Cuando lo probamos en el estudio vi que molaba mucho. Y luego que es una canción que me cuesta, porque viene muy desde dentro. Esto me pasa con todas las canciones. No sabes si pega o no, pero son canciones que a mí me salen muy de dentro y me emocionan. Para mí es como un termómetro: cuando yo lloro componiéndola, siento que aquí hay algo. Con esta canción me pasa, me emociona y para mí es el termómetro de tirar para adelante.

Está el tema de enseñar las tetas o no, que creo que no se puede. Por eso hago también esta canción, para que se pueda

¿La compusiste para tu madre?

Sí, exacto. Para mí es como un zoom: empieza en mi madre y se va a todas las mujeres del mundo. Si fuera una peli esto, empezaría el foco en mi madre [ríe]. Me gusta también como homenaje a ella y a todas las mujeres de mi familia.

¿Cómo encaja Eurovisión en tu carrera?

Lo he encajado un poco con calzador. Ha sido una cosa con la que he dicho: “Venga, va. Sí”. Pero bien. Después de eso vendrán conciertos. Si no voy a Eurovisión, el finde siguiente tengo dos festivales, o sea que ya me puedo espabilar [ríe]. No me puedo quedar en los laureles de Eurovisión, porque después la gira de verano empezará. Lo voy a meter como un proyecto más, dándole mucha importancia pero tampoco flipándome porque tengo muchas cosas más con las que también tengo que estar a la altura. Lo he puesto ahí con mucho cariño y mucho amor, pero que no se me vaya la cabeza. Tengo que verlo con perspectiva, y al final Eurovisión es una cosa más, pero mi carrera musical son muchas canciones, muchas experiencias.

¿Has hecho con tus amigos algún tipo de apuesta si ganas el 'Benidorm Fest' o incluso si ganas Eurovisión?

¿Eso se hace? [ríe]. Por ejemplo, si gano esto os invito a un crucero. Lo voy a pensar ahora. ¡Ay!, qué nervios. Bueno, si gano Eurovisión, invito a todas las mujeres de mi familia a... ¡Ay, pobre de mi hijo! Aunque es hije, porque aún no sabe lo que es, así que es neutro. ¡A Andalucía! Toda mi familia está invitada a Andalucía si gano Eurovisión, el tiempo que quieran y donde quieran.

Has hablado del tema de la iconografía de la teta. En Eurovisión ha habido muchos cantantes que han ido sin camiseta y no ha habido problema. ¿Si te dejaran tú lo harías?

Sí. No toda la canción, pero en algún momento dado. Me encantaría. Realmente estoy viendo, porque igual hay maneras más originales de encontrar algo. Quiero saber si cabe esa posibilidad, y si cabe pues diré que vale, pero ahora mismo no sé si puedo.

Ya sólo faltan 20 días para que llegue el Benidorm Fest, el nuevo festival de TVE en el que se elegirá al representante de España en Eurovisión 2022, y que será presentado por Inés HernandAlaska y Máximo Huerta. Con las 14 propuestas ya lanzadas, en el marco de la presentación de los candidatos verTele no faltó a la cita para poder hablar con alguno de ellos.

Entrevista | Tanxugueiras: "Terra es una canción que une, para desunir ya hay muchas cosas"

Saber más

Al igual que con dos de las Tanxugueiras, junto al resto de periodistas pudimos conversar con Paula Ribó, más conocida como Rigoberta Bandini, artista que se lanza como aspirante para representar Eurovisión con su tema 'Ay mama'. La cantante se muestra emocionada por la cita musical que tendrá lugar los días 26, 27 y 29 de enero, y parece que su propuesta también ha calado en el público: en nuestra encuesta se posiciona en segunda plaza sólo por detrás del grupo gallego, con cerca del 17% de los votos.

Su canción ha causado un gran revuelo, como sigue ocurriendo desgraciadamente cuando se habla del cuerpo de la mujer. Se trata de un himno feminista con el que reivindica la belleza femenina, la maternidad y a todas las mujeres. Consciente de las limitaciones que se le presentan, la cantante habla sobre el proceso creativo y la forma de conseguir romper con lo impuesto: “Estoy buscando que esté la iconografía de una teta”.

La artista declara que 'Ay mama' empieza en su madre y “se va a todas las mujeres del mundo”, y es por ello por lo que “es un homenaje a ella y a todas las mujeres de la familia”. Sobre el propio Benidorm Fest, la artista es clara: “ Si me hubieran dicho de ir a Eurovisión a dedillo, igual no me habría motivado”, y cree que este método de selección “es mucho más guay que ir directamente” al Festival europeo de la Canción, por las propuestas “muy chulas” del resto de candidatos.

¿Cómo surgió el presentarte al Benidorm Fest?

He pasado por muchas fases. En la primera decía que no tenía tiempo, porque cuando acabé la gira y al tener un hijo pequeño tenía una ansiedad que pensé que no podía añadir nada más a mi agenda. Lo primero fue: “No, no quiero ni oír hablar de esto”. Después pasé por una fase de 'por qué no'. Este año va a ser diferente con el festival de Benidorm, y eso era lo que me motivaba. Si me hubieran dicho de ir a Eurovisión a dedillo, igual no me habría motivado. Me motiva más esto, que haya canciones chulas, más el ambiente del festival. Creo que es mucho más guay que ir directamente a Eurovisión. Me empecé a motivar, pero no tenía canción. Fue a contracorriente porque se estaba muriendo mi abuela, con la que tenía un vínculo muy especial. Me sentaba en el piano y solo me salían canciones súper tristes por lo de mi abuela y pensé: “No puedo matar a Europa así, se van a morir” [ríe]. Recuperé esta canción de un disco duro que había compuesto hace años, y de alguna manera también me vinculaba a ella, que era la matriarca, y es una canción que habla del empoderamiento femenino.

Pensé que esta canción lo tenía todo, lo que pasa es que había que cambiar muchas cosas. Ha sido el proceso más difícil de producción, pues era contrarreloj. Y era una presión, porque claro, tiene que tener ritmo. Al final dije: “Me da igual que no sea eurovisivo, estoy hasta el coño. Yo quiero hacer una canción que me guste, si es eurovisiva perfecta, sino pues también”. Al final yo creo que hay una canción que tiene ritmo, que lleva sintonía, que me gusta.

¿Cómo has vivido todos los comentarios, después de que se haya estrenado la canción?

La verdad es que muy bien. Hay a mucha gente que le ha gustado y a otra que no, pero eso tiene que pasar. Me están apoyando y recibo mucho cariño. Al eurofan o la eurofan yo no los conocía y es un público muy agradecido y emocionado de la vida. Eso me encanta, la gente que está enamorada de la vida, que yo también lo soy. Está siendo guay e intenso, porque yo Twitter casi nunca lo abro, lo abro de vez en cuando para decir una frase [ríe], pero de repente lo abres y tienes que estar atenta, porque te dicen un montón de cosas. Está siendo fuerte, pero guay.

Si me hubieran dicho de ir a Eurovisión a dedillo, igual no me habría motivado

Hablas de la maternidad, y de una defensa total de las tetas. ¿Cómo lo vas a hacer con un niño pequeño y cantando con tu marido?

Me lo llevaré a Benidorm, y a Turín si hace falta. Mi familia ya está buscando casas en Turín... pero a ver, flipaos... [ríe]. Primero tendré que ganar en Benidorm y luego ya miraremos Turín.

La parte visual y escenográfica es muy importante y se suma a la canción. ¿Cómo la estás trabajando, a ti que te gusta y prestas mucha atención a todo lo que es el arte a la hora de plantear escenográficamente un tema? ¿Cómo lo visualizas?

Mi leitmovit es Animal glam, la animalidad glamurosa. Quiero encontrar esa parte de la animalidad femenina que sea una puesta en escena poderosa y a la vez glamurosa. Estoy con eso y trabajando mucho con todo mi equipo, buscando imágenes que me inspiren, vídeos... También de referentes de Eurovisión de otros años. Tampoco quiero mirar mucho porque algunos referentes de repente... no. Prefiero crear, y obviamente, lo que más me motiva de todo esto si al final vamos a Eurovisión es que allí tienes todos los medios, todas las máquinas de humo... Es como un sueño. Puedes decir: “Que me caiga un pájaro y silbe”, y pasa.

Y luego está el tema de enseñar las tetas o no, que creo que no se puede. Por eso hago también esta canción, para que se pueda. Tampoco creo que sea necesario, pero de alguna manera que la iconografía de una teta esté, estoy buscando la manera. Me apetecería bastante, y quiero intentar que esté para Benidorm, porque la propuesta va con todo. Es como el lazo final y que se multiplique por 10 en Eurovisión. Yo quiero presentar lo que ya me molaría.

Al haber salido la canción y sonar como una de las favoritas a ganar, ¿sientes esa presión de tener que vencer?

No es presión, es guay. Me motiva. No me siento presionada, me siento apoyada.

¿Cuáles crees que han sido las grandes bazas para que la canción conquiste?

Para mí el estribillo tiene mucha gracia. Cuando lo probamos en el estudio vi que molaba mucho. Y luego que es una canción que me cuesta, porque viene muy desde dentro. Esto me pasa con todas las canciones. No sabes si pega o no, pero son canciones que a mí me salen muy de dentro y me emocionan. Para mí es como un termómetro: cuando yo lloro componiéndola, siento que aquí hay algo. Con esta canción me pasa, me emociona y para mí es el termómetro de tirar para adelante.

Está el tema de enseñar las tetas o no, que creo que no se puede. Por eso hago también esta canción, para que se pueda

¿La compusiste para tu madre?

Sí, exacto. Para mí es como un zoom: empieza en mi madre y se va a todas las mujeres del mundo. Si fuera una peli esto, empezaría el foco en mi madre [ríe]. Me gusta también como homenaje a ella y a todas las mujeres de mi familia.

¿Cómo encaja Eurovisión en tu carrera?

Lo he encajado un poco con calzador. Ha sido una cosa con la que he dicho: “Venga, va. Sí”. Pero bien. Después de eso vendrán conciertos. Si no voy a Eurovisión, el finde siguiente tengo dos festivales, o sea que ya me puedo espabilar [ríe]. No me puedo quedar en los laureles de Eurovisión, porque después la gira de verano empezará. Lo voy a meter como un proyecto más, dándole mucha importancia pero tampoco flipándome porque tengo muchas cosas más con las que también tengo que estar a la altura. Lo he puesto ahí con mucho cariño y mucho amor, pero que no se me vaya la cabeza. Tengo que verlo con perspectiva, y al final Eurovisión es una cosa más, pero mi carrera musical son muchas canciones, muchas experiencias.

¿Has hecho con tus amigos algún tipo de apuesta si ganas el 'Benidorm Fest' o incluso si ganas Eurovisión?

¿Eso se hace? [ríe]. Por ejemplo, si gano esto os invito a un crucero. Lo voy a pensar ahora. ¡Ay!, qué nervios. Bueno, si gano Eurovisión, invito a todas las mujeres de mi familia a... ¡Ay, pobre de mi hijo! Aunque es hije, porque aún no sabe lo que es, así que es neutro. ¡A Andalucía! Toda mi familia está invitada a Andalucía si gano Eurovisión, el tiempo que quieran y donde quieran.

Has hablado del tema de la iconografía de la teta. En Eurovisión ha habido muchos cantantes que han ido sin camiseta y no ha habido problema. ¿Si te dejaran tú lo harías?

Sí. No toda la canción, pero en algún momento dado. Me encantaría. Realmente estoy viendo, porque igual hay maneras más originales de encontrar algo. Quiero saber si cabe esa posibilidad, y si cabe pues diré que vale, pero ahora mismo no sé si puedo.

Ya sólo faltan 20 días para que llegue el Benidorm Fest, el nuevo festival de TVE en el que se elegirá al representante de España en Eurovisión 2022, y que será presentado por Inés HernandAlaska y Máximo Huerta. Con las 14 propuestas ya lanzadas, en el marco de la presentación de los candidatos verTele no faltó a la cita para poder hablar con alguno de ellos.

Entrevista | Tanxugueiras: "Terra es una canción que une, para desunir ya hay muchas cosas"

Saber más

Al igual que con dos de las Tanxugueiras, junto al resto de periodistas pudimos conversar con Paula Ribó, más conocida como Rigoberta Bandini, artista que se lanza como aspirante para representar Eurovisión con su tema 'Ay mama'. La cantante se muestra emocionada por la cita musical que tendrá lugar los días 26, 27 y 29 de enero, y parece que su propuesta también ha calado en el público: en nuestra encuesta se posiciona en segunda plaza sólo por detrás del grupo gallego, con cerca del 17% de los votos.

✉️ ¿Ganas de Eurovisión 2022?

En verTele le prestamos especial atención al festival, que es el gran evento televisivo del año más allá del fútbol. Por eso, si no quieres perderte nada de él y de toda la actualidad de la televisión, puedes suscribirte aquí a nuestro boletín diario y nosotros te mantendremos informado.