'Anatomía de Grey' 12x09 Review: definitivamente Shonda odia a Meredith

Por Juan Carlos López Sáez

Shonda odia a Meredith, es la única explicación que daría sentido a las perrerías que le está haciendo pasar a la pobre, como si lo que sucedió en la anterior temporada no fuera bastante traumático ya de por sí.

La productora no quiere dejar escapar espectadores y comienza a quemar cartuchos que aseguren esa fidelidad, y la imagen de Meredith herida y tendida en el suelo suponía el toque morboso perfecto para dar que hablar y captar el interés hasta su retorno. Pero llegada la fecha hay que desarrollar y dar sentido a esa trampa tendida a la audiencia.

El episodio gira en torno a Meredith todo el tiempo, dejando pocos segundos a las tramas de los secundarios para dejar constancia de la situación actual de todos. Pero al finalizarlo comprobamos que estamos ante otra chaladura de Rhimes.

Un episodio morboso y gratuito que poco o nada aporta a la trama general (a no ser que luego se utilice para dar pie a otra trama, pero no tiene pinta), y que recuerda al de la pasada temporada de 'Scandal', curiosamente el primero tras el parón navideño, donde vimos a Olivia en modo superviviente.

(¡Cuidado SPOILERS!)

Una lección de vida demasiado aprendida

Como en cada episodio, Meredith lo inicia con una reflexión, y esta vez trata sobre el silencio, y como el hombre no puede reprimir el impulso de silenciar a la mujer, pero no porque se sienta superior, sino porque le es innato, y la forma gráfica de mostrar esta explicación es ver una clase de Grey con sus alumnos alzando la mano para responder, sabiendo que alguno de los chicos hablará por encima de alguna de las chicas.

Tras esta lección de vida, y como un día cualquiera, Meredith, Maggie y ahora su nuevo compañero Alex, se encuentran parados en un gran atasco de camino al trabajo, pero como no, ven pasar ambulancias y corren tras ellas dejando abierto el coche, para después dejarlo ahí tirado.

Un 'The walking Dead' a Meredith

Ya en el hospital, cada uno se divide entre los diferentes heridos y a Meredith le toca un gran paciente con convulsiones que parece tener bajo control. Cuando parece que la tormenta se ha calmado, Meredith se queda sola con el paciente haciéndole las últimas revisiones antes de llevarlo a hacerle pruebas. Pero de pronto, el paciente, como si fuera un zombie de 'The Walking Dead', se levanta y ataca a Meredith cuando ésta intenta que se vuelva a acostar.

La agresión sucede mientras el hospital está saturado y nadie repara en las persianas rompiéndose y los gritos y sollozos de Meredith.

El ayudante de la protagonista vuelve bastante tiempo después, vale que Meredith le había dicho que se lo tomara con calma, pero pasa bastante tiempo y Grey acaba hecha añicos.

Una vez todos se enteran de lo sucedido, y como si de pronto no existieran más pacientes, todos los médicos de la serie se centran en Meredith, que se encuentra en shock, sorda y con múltiples fracturas. Todos excepto Amelia, que como recordaremos estaba cabreada con Meredith y no llega a tocarla.

Una protagonista que agoniza (siempre)

A partir de entonces vemos la evolución de Meredith y como va recuperándose poco a poco (Shonda es mala pero no iba a dejarla sorda y muda), siendo Penny y Alex los más volcados en su recuperación. La agonía por estar tanto tiempo en cama, y sobretodo sin poder hablar por unos alambres que le impiden abrir la mandíbula, Meredith se pone cada vez más violenta lanzando objetos a todo aquel que pasa, sobretodo a Amelia en cuanto la ve junto a la puerta.

El momento cumbre es cuando Alex acerca a la hijas de Grey para verla y Zola no quiere acercarse a su madre, a la que ve desesperada por tocarla desde la silla donde permanece inmóvil. Como es normal le comienza a dar un ataque de ansiedad por la negativa de su hija, y Penny aparece en su ayuda para cortarle los alambres de la mandíbula para que pueda respirar en condiciones. Esto hace que Jackson, que casualmente estaba por allí, se enfurezca y recrimine la actitud poco profesional de la estudiante por lo que podría causarle a la débil mandíbula de Meredith.

Pro primera vez, Penny alza la voz y exige el respeto que no le han tenido hasta ahora, ya que lo ha hecho para ayudar a la que en esos momentos es su paciente.

Tras el acercamiento a Penny, toca también el de Amelia, que le entrega su moneda de recompensa por no haber ingerido alcohol a modo de disculpa, y afirma estar intentándolo.

Todo vuelve a la normalidad

Finalmente, Meredith acepta las disculpas de su agresor y vuelve a ser la madre entrañable que era con sus tres hijos, y aconseja a Alex ir a por Jo, que lo recibe pero dejándonos con la duda de si será de buenas o de malas.

Y por último April y Jackson, que discuten unos segundos para recordarnos que siguen estando a punto de divorciarse.

NOTA: Por cierto, hay un gran fallo de racord, y es que cuando la cámara se acerca a April, las persianas de la habitación donde está teniendo lugar la pelea están abiertas, pero cuando vemos el plano frontal y la cámara se acerca a las persianas, estás están cerradas cuando vemos como el cuerpo de Meredith se choca contra el cristal

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba