'Modern Family' 7x12 Review: fantasmas del pasado y perspectivas del futuro

Por Cristina Company

Un capítulo más de ‘Modern Family’ que nos transporta a una nueva historia de esta familia tan peculiar. El capítulo de hoy se ha estructurado en torno a dos tramas principales: una con la familia Dunphy y otra con el resto de personajes.

(¡Cuidado SPOILERS!)

Sueños que cumplir

Es hora de que Jay se jubile y le pase el cargo a su hija Claire. Para celebrarlo, Jay se ha reunido con su su hijo y su familia. Tras un brunch exquisito, Jay ha decidido seguir con sus viejas costumbres: jugar al golf. Sin embargo, esta vez ha decidido mentir a su familia dado que en lugar de ir al club de campo a jugar, ha decidido ir a clases de vuelo. Este secreto lo comparte con Cam, el cual sabemos que va a estropearlo desde el momento en el que se lo cuenta. Así es nuestro Cam.

Sin embargo, cuando Gloria le cofiesa a Mitch y su marido que ha tenido una pesadilla en la que Jay caía desde lo alto y moría, Cam ha sabido mantener las formas. Cree que los sueños de Gloria pueden ser premonitorios por lo que ha decidido ir a dar la clase con Jay. Y se ha reafirmado en el momento que ha visto a su profesor.

Mientras tanto, Mitch le aconseja a Gloria que no se preocupe por ello, que a lo mejor es porque se están distanciando. Gloria le da la razón y le pide que la enseñe a jugar al golf, para compartir más aficiones con su pareja.

Tras muchas horas de práctica, Gloria no consigue que la pelota se mueva. Pese a que todos pensamos que es culpa de Gloria y su mala coordinación, resulta que la culpa es de Mitch que es un mal profesor. Al final, y con la ayuda de un hombre del club de campo, Gloria consigue golpear la pelota y despedir a su viejo profesor.

El doble chasco para Mitch sucede al final del capítulo en el que, Lily ha conseguido aprender a tocar la flauta gracias a Manny y despide a su padre como profesor. Sin embargo, Mitch no se desanima, prefiere pensar que es demasiado inteligente como para dar clases.

En cuanto a la clase de vuelo, casi mueren en un accidente (por culpa de Cam). Y, al llegar a casa, el matrimonio Pritchett se da las respectivas noticias. Gloria no está dispuesta a volar y menos conduciendo su marido, el cual se duerme cada vez que come.

Deben encontrar algo en común y pese a que Joe les de pistas sobre prestarle más atención, este queda en un segundo plano para el matrimonio.

Hora de la limpieza

Como muchas veces a lo largo de esta serie, Claire suele volverse obsesiva con ciertas cosas. En este capítulo tocaba la limpieza y tirar los trastos que no utilicen. Con una versión excéntrica (y un poco lunática) de Mary Poppins, Claire ha invitado a su familia a unirse en su lucha por quitar todos los trastos viejos de casa.

A ningún miembro de la familia le hace especial ilusión y por mucho que lo intenten, al final Claire consigue tirar todas las cosas. Sin embargo, cuando escucha al pequeño patito de peluche felicitarle las pascuas desde el contenedor, se arrepiente de la decisión tomada.

Alex, por su parte, ha encontrado la sudadera de Sanjay (su antiguo novio) y se dispone a devolvérsela y olvidarlo por completo. Sin embargo, lo acaban arreglando. ¡Y de qué forma! La pequeña Alex ha vuelto a casa con la camiseta del revés y muy, pero que muy, feliz.

Poco después de volver, llega Claire, arrepentida y pidiendo disculpas por borrar todos los recuerdos de la familia. No obstante, Phil se guarda un as bajo la manga: alquiló un trastero en el que lleva años guardando todo lo que Claire tiraba.

Al final, consigue recuperar hasta al pequeño patito. El cual, está roto y acaba muriendo a manos de Phil por no parar de decir ‘Felices pascuas’.

Este ha sido el doceavo capítulo de una serie que, parece, empieza a desgastarse. Y más, si la cadena no favorece su emisión con tantos parones. Esperemos que terminen pronto con estas idas y venidas y que, por fin, vuelvan a ser la serie que han sido siempre.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba