'Telenovela' 1x09 Review: Una visita muy especial para Mimi (y para Eva Longoria)

PorBetty M. Martínez

Tal vez Eva Longoria sea la gran estrella de ‘Telenovela’, pero capítulo a capítulo vamos comprobando que el protagonismo es completamente coral. Esta semana seguimos con la línea abierta el capítulo anterior de separar a chicos y chicas, pero esta vez los grandes protagonistas de los respectivos grupos son dos de los personajes más interesantes de toda la serie. ¿Vemos qué les ha pasado a Mimi y Gael?

¡¡CUIDADO SPOILERS!!

Ana, la Mimi de Mimi

Desde el principio Mimi ha sido la voz da la conciencia de Ana, es decir, la que le da los mejores consejos, la que la baja de las nubes, la que le muestra la realidad sin adornos, la que le seca las lágrimas en los malos momentos. En resumen, Mimi reúne el 100% de las características que debe tener una mejor amiga. Ana, con sus matices, siempre ha correspondido a esa amistad y esta semana se ha ganado la matrícula de honor.

Todo comienza cuando Mimi anuncia que su ex marido, Martin, va a salir de la cárcel y que la ha llamado porque quiere verla. Cuando aún no teníamos claro qué pensaba Mimi de ese posible encuentro. ¡Sorpresa! Aparece Martin y ¡sorpresa! es Ricardo Chavira. Lo confieso. Por un momento me teletransporté a una bucólica urbanización de clase media alta llamada Wisteria Lane donde residía un matrimonio formado por Gaby y Carlos Solís. Seguro que no fui la única.

En fin, que con el momento “regreso al pasado” pierdo el hilo. Resulta que el Martin que está ante Mimi (y ante Ana y ante Gael) no tiene absolutamente nada que ver con el hombrecillo que Mimi dejó en la cárcel. Es otra persona. No hay traje gris de contable aburrido, ni gafas. Ahora hay muchos tatuajes, un look muy motero y otra actitud, completamente diferente.

Ana y Gael se quedan con la boca abierta, pero la más impresionada es Mimi. Parece que el nuevo Martin ha conseguido borrar de su mente todos los malos momentos que pasó por su culpa y hasta se plantea darle una oportunidad. ¿Qué ha pasado aquí? ¿Qué han hecho con Mimi esta semana? ¡Qué nos la devuelvan! Sí, lo confieso, yo también le grité a la pantalla cuando vi que iba derechita al precipicio.

Pero, por suerte para Mimi, esta semana Ana tenía activado el gen del sentido común y se convirtió en la Mimi de Mimi. Ana no solo no ha dejado sola a Mimi, sino que le ha dicho todo aquello que necesitaba oír aunque no quisiera. Pero mi momento favorito (al margen de la escalada a Martin) es cuando le dice que se merece tener la familia perfecta y si Martin se la da, ella la apoyará. En otras palabras, creo que te equivocas, pero si la equivocada soy yo, cuenta conmigo.

Ana sabe lo importante que es para Mimi tener un hogar completo, pero también ve más allá y comprende que Martin no es una pieza que encaje en ese puzle. Mimi tarda en darse cuenta, pero lo consigue. Martin mostró a Mimi la parte de su personalidad que le interesaba, pero cuando se cree lejos de su mirada, muestra su verdadero yo y ese yo auténtico es el mismo que Mimi aborrecía. Martin no ha cambiado. Solo ha cambiado de envoltorio.

Las dudas de Gael

Y vayamos con el otro miembro del trío de los mejores amigos. Esta semana las chicas han dejado a Gael con los chicos. El plan era que hicieran algo divertido como comer bistecs, ver deportes y tener sexo con mujeres. Sí, yo pensé lo mismo. El plan “perfecto” para Gael (por favor, leer con ironía).

En fin, que visto que las chicas tenían planes propios Gael se unió al club masculino, pero no. Ni hubo bistecs, ni deportes, ni sexo. El plan tuvo que adaptarse a la crisis existencial que vivió Gael después de leer un artículo sobre ‘Las leyes de Pasión’ y los comentarios. Resulta que alguien dijo que era el peor actor de la telenovela y el mundo se le vino encima.

La verdad es que como comentarista me ha resultado curioso ver la reacción de un actor ante un artículo. Nunca imaginé que unas palabras escritas podrían suponer que alguien se replantease toda su carrera. Bueno, la verdad es que Gael es un tanto especial. Xavi y Rodrigo intentan animarlo contándole lo peor que han dicho de ellos, pero hay que reconocer que eran anécdotas en comparación con lo de Gael. Lo que me tranquiliza es que Gael tiene un plan b. Si la actuación no es lo suyo, siempre tendrá futuro en la moda.

Pero lo mejor es que sus compañeros decidieron dar la cara por él y enfrentar al comentarista ofensivo. Se plantaron ante él y le recriminaron que no podía escribir algo así porque ellos también podrían meterse con su café. Y aquí el camarero ofensor les da una lección y les recuerda que no importa lo que piensen los demás, sino lo que piensa uno mismo. Si uno está conforme con quién es y con lo que hace, lo demás es secundario.

Roxi e Isabela, imprescindibles

Para terminar quiero hablar de dos personajes de los que comento poco porque no suelen tener un gran protagonismo, pero son imprescindibles en muchas de las tramas.

En el caso de Roxi, es, junto con Gael, uno de los personajes más divertidos de toda la serie. Tiene muy pocas frases, pero con casi todas nos hace reír. Y aunque tiene el rol de joven rubia espectacular un tanto ingenua, lo cierto es que tiene bastantes más luces de las que nos quieren hacer creer.

Y vayamos con Isabela. Es la villana oficial, pero más que por las maldades que ejecuta, lo es por su lengua viperina. Desde luego, si se muerde, se envenena. Pero también tiene momentos llenos de gracia y, sobre todo, tiene una gran capacidad para sorprendernos. Es estirada y egocéntrica, pero en su momento intentó enseñar a Xavi a llorar y ayudó a Roxie con su primera escena romántica. Es fría e insensible, pero tiene una familia de anuncio. Con Isabela siempre hay algo más de lo que parece y espero que nos siga dando sorpresas.

En fin, hasta aquí lo más interesante de este capítulo, donde los chicos y las chicas han ido cada quien por su lado, pero donde, una vez más, se nos reafirma la idea de que más que ante unos compañeros de trabajo, estamos ante una verdadera familia.

Eso sí, yo ya tengo ganas de que pase algo que haga que los personajes evolucionen en base a la interacción entre ellos. Ya sé que se quieren mucho y que se apoyan siempre que hay problemas y me río mucho con sus idas y venidas, pero empiezo a echar de menos algo más. No sé lo qué, pero sí sé que falta algo.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba