'The Magicians' 1x04 Review: la hechizante historia de sus personajes

Por Sabrina Rodríguez

Personalmente tengo una pauta a la hora de seguir series, la llamo “la regla del cuarto episodio”. No creo que se pueda juzgar una serie por el capítulo piloto, así que siempre le doy la oportunidad de ver los primeros cuatro.

El piloto es de qué va la serie, te presentan personajes, el comienzo de la trama e intenta intrigarte o impresionarte. El segundo tiene la labor de continuar con lo que se hizo en el piloto, que a veces se ha rodado meses antes, y suele ser más flojo. El tercero hace avanzar la trama un poco más y asienta el tono. Y luego llega el cuarto, que es cuando la serie ya está en curso y puedes saber si apela a ti y te vale la pena seguir viéndola.

Esa es mi fórmula personal desde hace años porque es imposible ver todo lo que hay y de alguna manera hay que hacer criba. ¿Superará 'The Magicians' mi regla del cuarto episodio?

Desde el impresionante cliffhanger del primer capítulo la serie ha mantenido un nivel, pero no ha conseguido sorprendernos con algo a la altura. Este cuarto episodio lo consigue. El ritmo acelerado de la serie, que hacía parecer que estaban intentando avanzar trama a toda velocidad, se detiene en un capítulo especial en el que se profundiza en la historia y personalidad de algunos personajes. Empieza jugando con el espectador para terminar dejándole claro quién es quién en este juego de ética y poder. A mí me ha convencido, quiero seguir viendo y saber qué pasará y cómo se desarrollarán las semillas que han plantado.

A partir de aquí... ¡SPOILERS!

Aquí todos estamos locos; o la literatura como aprendizaje

En mi anterior review me preguntaba si todo lo que le estaba ocurriendo a Quentin en Brakebills estaría sólo en su mente, ya que en el primer episodio nos dicen que estaba en un hospital psiquiátrico y tomaba medicación. Este capítulo responde a mi pregunta, usando esta excusa para desvelarnos la verdad sobre Marina, que es una ex-alumna resentida de Brakebills a la que echaron poco antes de graduarse. El por qué no lo sabemos aún, pero sí lo maquiavélica que puede llegar a ser.

Pero antes de hablar de ese tema y de lo que implica, quiero volver a hacer hincapié en el uso de la metaficción. 'The Magicians' es una serie de televisión, pero se nota que está hecha por gente a la que le gustan los libros en los que se han basado y, a su vez, al autor de los libros le gusta la literatura que juega con varias capas de ficción. La forma y contenido de 'The Magicians' recuerda cada vez más a obras como 'Alicia en el país de las maravillas', 'A través del espejo y lo que Alicia encontró allí', 'Las crónicas de Narnia', 'El mago de Oz' o 'La historia interminable'; todos ellos libros infantiles y juveniles en los que los protagonistas han de adentrarse en un mundo mágico y surrealista para aprender lecciones morales y pasar a la madurez.

Este episodio de ficción sobre magos nos mete en la cabeza de uno de ellos y la ficción que se monta en su mente y, a su vez, nos hace ver como los personajes de los libros de ficción que leía en su infancia le muestran el camino cuando entiende la moraleja de la historia. “El libro eres tú”, le dice Jane. Una ficción, dentro de otra ficción, dentro de otra ficción. Desde la fantasía más fantástica, hasta la crudeza de un mundo donde estás tan trastornado que intentarías matar a tu propio padre.

Es interesante que Quentin no recuerde la moraleja de la historia de los libros que tanto adora y una de las razones es porque hasta ahora no la había necesitado o no la había entendido. Muchas veces leemos novelas o vemos películas y series que nos encantan pero no somos conscientes de su significado. Normalmente no es sólo cuestión de que no las analicemos y nos limitemos a disfrutarlas, entra también en juego el nivel de madurez, los referentes que hayamos asimilado y la experiencia vital que tengamos en su momento. Sea como fuere hasta el considerado más trivial de los entretenimientos puede tener una influencia positiva o negativa en lo que somos y cómo vemos el mundo, seamos conscientes o no. Lecciones aprendidas en la ficción pueden ayudarnos cuando somos adultos y tenemos las herramientas necesarias para comprenderlo.

¿Y cuál es la moraleja de la historia? Deja de jugar y empieza a vivir. Si toda tu vida te comportas de forma infantil y sólo juegas a juegos que puedes ganar, nunca vas a conseguir vivir tu vida y madurar. Te quedarás atascado en lo que ya conoces y ya sabes hacer y, por miedo o comodidad, no vivirás la vida que podrías vivir, esa que todos soñamos con tener, y que está fuera de tu zona de confort. La proyección de los miedos, inseguridades y prejuicios de Quentin es terrible. Tú eres tu mayor enemigo si no dejas todo eso atrás.

La pérdida de la inocencia

Esta lección puede ser crucial a la hora de desarrollar el personaje de Quentin. Entre las lecciones de responsabilidad de anteriores episodios y esto, ahora debería estar preparado para lo que venga. La inocencia ha quedado atrás.

Pero esto también se cumple para Julia. Sigo pensando que su personaje podría estar mejor planteado. Sabemos que se quiere vengar de Quentin por el daño que este le hizo en su último encuentro. Está dolida, pero no nos lo muestran lo suficiente como para poder empatizar. Es una lástima. Aún así sabemos sus motivos y vemos que ha sido manipulada por Marina, la jefa de los brujos en los que había puesto su confianza. Julia no quería hacer ese daño irreparable, quería dar una lección, y la lección se la llevó ella. Ahora conoce las consecuencias, sabe que no se puede confiar así por así en los demás, y jamás podrá recuperar su ingenuidad de nuevo.

Decisiones éticas, el bien y el mal

Ya sabemos algo más de Marina pero, como siempre, cada nueva revelación nos lleva a más preguntas. ¿Cuánto tiempo llevaría tramando este plan? ¿Se acercó a Julia porque sabía que tenía una conexión con Brakebills para manipularla y conseguir sus fines? ¿Por qué razón se la expulsó de la escuela? ¿Qué poder tiene sobre Kady? ¿Ha hecho algo ésta por lo que pueda chantajearla?

Marina parece que se empieza a erigir como una villana y puede ser interesante pero también puede restarle matices a la historia. Aún no sabemos las intenciones de los brujos, pero lo que parece es que no son buenas.

Yo preferiría algo más ambiguo que la típica lucha del bien contra el mal. Creo que sería una pena si los buenos son sólo buenos y los malos son sólo malos, cosa que pasa mucho en las ficciones que se centran más en la trama general que en la profundidad de sus personajes. 'The Magicians' tiene el potencial de hacer lo segundo y mostrarnos personajes complejos.

Porque la magia no es buena o mala, la diferencia es la intención. Por eso, en un momento de lucidez, después de conseguir salir de su cárcel mental, Quentin dice que no quiere que le digan lo que es o no es la magia, lo que quiere es que le enseñen magia y luego él ya decidirá lo que es o no es para él. Interesante. Muy interesante. Espero que mientras la trama avance nos regalen episodios tan especiales como este.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba