Especial

Las 10 polémicas televisivas más sonadas que nos deja el año 2020

Las 10 grandes polémicas que deja el año 2020 en televisión

2019 terminó con la que posiblemente fue la mayor de las polémicas ocurridas a lo largo de todo el año pasado. El caso Carlota, en el que se investiga el abuso sexual sufrido por la concursante Carlota Prado, provocó una reacción en cadena que dejó sin anunciantes al programa más emblemático de Telecinco. Los ecos de aquel acontecimiento siguen todavía presentes, pero 2020 ha tenido sus propias polémicas y algunas de ellas han tenido también repercusión.

Las actrices y actores revelación que las series nos han descubierto en este 2020

Las actrices y actores revelación que las series nos han descubierto en este 2020

El año que acaba ha estado marcado por la cancelación de series, la paralización de rodajes y la adaptación de los platós a las nuevas circunstancias creadas por la pandemia. Pero el coronavirus no lo ha sido todo. La televisión tiene sus propias inercias y es capaz de escribir –e imponer– su guion contra viento y marea.

En esta travesía que ahora llega a su final, la pequeña pantalla ha reflexionado sobre el trato que da a las personas racializadas; Ellen DeGeneres afronta una crisis sin precedentes; las televisiones públicas aún no son lo independientes que le gustaría a los ciudadanos –y a muchos de sus trabajadores–; y la ficción española ha saboreado las mieles del éxito y las amarguras de la polarización y la cabezonería política. Estas que se explican a continuación son las 10 polémicas más sonadas del año 2020.

La tauromaquia se cuela en 'OT 2020' con una sonada polémica

Cuando ya se vislumbraba en el horizonte la pandemia que acabó trastocando Operación Triunfo 2020, el talent show de TVE asistió a una de sus mayores polémicas. Estrella Morente, invitada a cantar en directo en una de las galas del concurso, sorprendió a todos cuando modificó la canción Volver para añadirle unas estrofas en favor de la tauromaquia.

De este modo quiso responder la artista a las declaraciones de una de las concursantes, Maialen, que unos días antes había criticado a los taurinos. Durante una conversación con sus compañeros, la joven llamó "gilipollas" a los taurinos "que están en una plaza bebiendo, fumando y descojonándose". "Es que es muy nazi. Ostras, hay que ser muy psicópata", añadió en esta conversación que fue emitida en directo en YouTube.

Tal fue la polémica, que TVE se desmarcó de las opiniones de Maialen, defendiendo su derecho a la libertad de expresión pero recordando que este "no ampara, en ninguna circunstancia, el uso de expresiones insultantes". El alegato taurino de Estrella Morente acaparó la mayor parte de las quejas contra OT 2020, algo ante lo que ella defendió que "la libertad de expresión es muy importante". Por su parte, Nia, la concursante con la que cantaba Morente y a la que pillaron desprevenida las estrofas sorpresa, criticó el comportamiento de la artista.

Al margen de esta, hubo otras polémicas en OT 2020. Una de ellas, protagonizada por Eli, cuyo recorrido en la Academia no estuvo exento de críticas hasta su expulsión por decisión del público, que la nominó con un porcentaje tan elevado que se prefirió no desvelar. Y polémica fue también la charla feminista de Anna Pacheco, que se ofreció a los concursantes precisamente para superar otra polémica: la que provocó el triunfito Jesús con su comportamiento en relación a la homosexualidad.

El 'Merlosgate', el despido de Marta López (y su readmisión)

El Merlosgate surgió en televisión cuando toda España estaba confinada a finales del mes de abril. El periodista Alfonso Merlos estaba en casa con una mujer que apareció tras él durante una videoconferencia y que no era su novia, Marta López. Fue así, con un aparente descuido, como surgió el que ha sido uno de los grandes fenómenos televisivos del año, una telenovela que incrementó los índices de audiencia y que se convirtió en un reality show en el que sus protagonistas adquirieron una repercusión internacional saltando incluso a la televisión de Estados Unidos.

Alexia Rivas, la mujer que apareció detrás de Alfonso Merlos, reportera de Socialité, pretendió quedarse al margen y cargó contra el "asedio" al que se vio sometida; Merlos hizo su particular tour televisivo en platós que hasta entonces frecuentaba, como El programa de AR; y Marta López aumentó su presencia en Mediaset hasta que su popularidad se vio truncada al saberse que había participado en varios eventos pese al riesgo de contagiarse de coronavirus, motivo por el que fue despedida por Mediaset y readmitida sólo unos días después al saberse que había dado falso positivo en la prueba de la Covid-19.

El 'Black Lives Matter' y su impacto en la TV

A mediados de año se extendió por todo Estados Unidos el movimiento social Black Lives Matter en respuesta a la brutalidad policial contra la población afroamericana. Pero la crítica de los ciudadanos no se limitaba a las agresiones desproporcionadas de la policía, sino que pretendía evidenciar que el racismo está institucionalizado y también forma parte de los medios de comunicación.

Esto provocó una ola de reacciones en la televisión, donde se tomaron medidas inéditas para resarcir el daño provocado. BBC suprimió de su catálogo la serie Little Britain –sus protagonistas se acabaron disculpando–, la nueva serie de Jim Parson y Mayim Bialik lanzó una campaña de ayuda a los detenidos en las protestas raciales, Hulu retiró uno de los capítulos de Las chicas de oro por 'blackface', e incluso Eurosport paralizó su emisión para sumar a la protesta de los deportistas contra la discriminación racial. Entre tanto, la televisión conservadora Fox criticó a los manifestantes, y uno de sus presentadores estrella incluso defendió al presunto asesino de uno de los manifestantes.

El anuncio de 'Patria' que desaprobó Aramburu y defendió HBO

Patria se situó en el centro de la diana por un cartel promocional que muchos criticaron por entender que equiparaba a las víctimas de ETA con los etarras que sufrieron las torturas policiales. El autor de la novela en la que se basa la serie de HBO, Fernando Aramburu, criticó el polémico cartel pero defendió que la serie, en esencia, es fiel a su obra.

La plataforma de streaming defendió su anuncio por visibilizar que "la violencia y el sufrimiento afectan a toda la sociedad", la Fundación Víctimas de Terrorismo pidió su "inmediata retirada", y hasta el ministro de Interior, Fernando Grande Marlaska, se pronunció sobre esta cuestión: si bien defendió la libertad artística, advirtió de que "no caben falsas equidistancias" al defender a las víctimas del terrorismo.

'Sálvame' y La Veneno: una cobertura que ha acabado en los tribunales

Cristina Ortiz, más conocida como La Veneno, ha sido uno de los personajes más importantes de este año en el que se han cumplido cuatro de su inesperada muerte. Al éxito cosechado por su serie en Atresmedia se suma la polémica originada por Mediaset con los comentarios realizados sobre su figura. Sálvame recordó su memoria recordando sus momentos más agrios ante las cámaras y buscando en el cajón de los trapos sucios, lo que levantó una oleada de críticas contra el programa de Telecinco.

Hubo quien creyó que esta cobertura de Mediaset tenía como objetivo dañar la reputación de una mujer a la que se venía encumbrando como icono de la transexualidad desde hacía tiempo pero, más ahora, por el éxito de la serie de Los Javis, producida por Atresmedia, su principal competencia. Jorge Javier Vázquez negó la mayor, descartó que se tratara de un conflicto entre rivales, y criticó que se estuviera convirtiendo en un icono a alguien a quien apenas se conoce. "No puedes elevar a la categoría de referente de la transexualidad a una persona que no se consideraba transexual y criticaba y no respetaba a los demás. Era una mujer poco generosa, muy impredecible y muy complicada", afirmó el presentador.

Sus declaraciones no gustaron a Jedet, una de las actrices que interpreta a La Veneno en la serie de Atresmedia, que además de contradecir las explicaciones de Jorge Javier, le dio un consejo: "Edúcate un poco, ten un poco de empatía, aún estás a tiempo de dejar de ser un tránsfobo ignorante". La polémica ha acabado en los tribunales, pues la familia de La Veneno ha demandado al director de Sálvame, David Valldeperas, por el tratamiento que se ha dado a la figura de Cristina Ortiz en estos últimos programas.

Flosie, el 'concursante' más polémico de 'MasterChef Celebrity'

Florentino Fernández acaparó en MasterChef Celebrity más atención de la que le hubiera gustado. El humorista fue criticado por un personaje de ficción que creó entre los fogones: Flosie. Una imitación con la que se acercaba a Pepe Rodríguez con actitudes sexuales, lógicamente en clave de humor, y que a muchos espectadores les resultó "homófoba e irrespetuosa" con Josie, concursante homosexual del talent show.

Tanto TVE como Florentino acabaron trasladando sus disculpas a los espectadores que se hubieran sentido molestos con esta parodia que se emitió en varias galas, y eliminó del montaje todas las escenas en las que aparecía en las galas finales. También se pronunció al respecto Jordi Cruz, miembro del jurado, que dijo lamentar haber incitado a Florentino para que repitiese la parodia una y otra vez. Por su parte, Josie quitó importancia al tema en sí, considerando que el humor "no hay que tomarlo mal nunca".

'El Cid', Jaime Lorente y la polémica espada: así se politiza una serie

El Cid se estrenó a mediados de diciembre envuelta en titulares poco amables después de que a su protagonista, Jaime Lorente, se le atribuyese una polémica frase. La tormenta que se desató con estas declaraciones generó una apasionada discusión en las redes sociales sobre las intenciones del actor, que en Vertele había dejado claro que politizar la serie sería "horrible" y no tendría "ningún sentido".

A todo esto se sumó que la serie, supuestamente, contiene algunos errores históricos, pues algunos espectadores sostienen que no se puede atribuir a El Cid la espada de Carlomagno, 'Joyosa'. Sobre esta cuestión en concreto, el creador y productor de la serie, José Velasco, se pronunció en una entrevista en Vertele, y se refirió a quienes señalaban esta supuesta equivocación: "Demuestran un desconocimiento enorme".

Telemadrid y Canal Sur reivindican su independencia y financiación

Las tensiones entre Telemadrid y el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso han alcanzado su punto álgido en 2020. "Soy la única presidenta que tiene una televisión que le es crítica", afirmó Ayuso el pasado mes de febrero, y mostró su disposición a que Telemadrid siguiera en la senda de la austeridad. Los sindicatos venían reclamando un mayor presupuesto para la televisión pública de los madrileños, pero el Gobierno regional insistía en no aumentar la asignación y advirtió de que estaría "pendiente" ante posibles irregularidades en los métodos de la cadena, algo que también se analizó durante la auditoría que comenzó en abril.

Ante la "ofensiva vergonzosa" de Díaz Ayuso contra este servicio público –ofensiva a la que también se sumó Rocío Monasterio de Vox– el sindicato Comisiones Obreras (CCOO) pidió el cese del "hostigamiento puesto en marcha por el PP y Vox". Mientras, tanto, Telemadrid sigue encaminada hacia su máxima independencia política con un alto índice de aprobación entre los ciudadanos.

2020 también ha sido un año turbulento para Canal Sur. Tras cambiar su directiva por la llegada del PP al Gobierno de la comunidad, la televisión andaluza ha sufrido fuertes protestas internas y denuncias de manipulación que han salpicado especialmente a su delegación en Madrid. El director de Informativos, Álvaro Zancajo, conservó su puesto pese a quienes pedían su cese, y han continuado las críticas desde entonces, también por el recorte presupuestario acordado por PP, Ciudadanos y Vox, una medida que ha desembocado en una huelga que ha llevado a negro la pantalla de Canal Sur.

TVE ante otro año 'horribilis': protestas de los trabajadores y dimisiones entre sus directivos

Si su situación ya era crítica antes de 2020, en los últimos 12 meses se ha agravado aún más. Su administradora única, Rosa María Mateo, va camino de cumplir tres años en un cargo provisional al que llegó cuando Pedro Sánchez se instaló en la Moncloa. El concurso público para renovar la directiva de la corporación sigue encallado pero tiene novedades: el Congreso acaba de reiniciarlo echando por tierra la selección de los expertos y dando más poder a los políticos en esta criba esencial.

Entretanto, La 1 atraviesa una importante crisis de audiencia que le ha llevado a sus peores registros. Con el fin de atajar la situación, en septiembre se reconfiguró su franja matinal, sustituyendo La Mañana y el veterano Los desayunos por un nuevo magacín presentado por Mónica López. Tras su estreno, y a la vista de que no mejoraban los datos suficientemente, TVE optó por un nuevo programa de debate político: Las cosas claras. Presentado por Jesús Cintora, este espacio despertó indignación entre muchos trabajadores de la casa porque su producción fue externalizada parcialmente.

Los informativos, de capa caída en los índices de audiencia, siguen siendo cuestionados por PP y Vox, que les acusan de acatar los dictados de la Moncloa. Y Enric Hernández, llegado a finales de 2019 como director de Actualidad e Información, no termina de contentar a muchos profesionales, tampoco al Consejo de Informativos, que ve "más sombras que luces" en su mandato. Hernández fue especialmente criticado desde los Centros Territoriales cuando intentó reducir la importancia que estos tienen dentro de la programación. La medida ocasionó una guerra interna que se saldó con varias dimisiones desde las delegaciones de TVE. Hernández, por su parte, dijo no entender los motivos de esta reacción en cadena.

Al margen de todas estas polémicas, a las que se podrían sumar otras como la renovación de las corresponsalías, TVE ha conseguido aumentar su financiación del Estado y ha logrado un acuerdo con los sindicatos UGT y SI para sacar adelante el III Convenio colectivo.

Ellen DeGeneres, en la picota por las condiciones laborales de su programa

El pasado mes de julio se supo que el programa de Ellen DeGeneres estaba siendo investigado después de que varios de sus empleados enunciasen que el show estaba saliendo adelante gracias a una "cultura de trabajo tóxica" que incluía casos de racismo hacia trabajadores afroamericanos, y miedo generalizado entre el personal. "Estoy decepcionada", aseguró ella cuando el escándalo empezó a adquirir proporciones desconocidas.

Pese a ser una de las mujeres más famosas y poderosas de Estados Unidos, presentadora de uno de los programas más exitosos, su show empezó a perder espectadores de forma alarmante. Tres de sus productores fueron despedidos por malas prácticas y Ellen se disculpó con todos al ponerse de nuevo ante las cámaras. Pero nada de eso sirvió para revertir la mala reputación que le acompaña desde este verano.

Etiquetas
stats