Especial Vertele

12 deseos para tener un 2019 inolvidable en TV

Boom y Juego de Tronos, entre los deseos de 2019
Boom y Juego de Tronos, entre los deseos de 2019

Con el inicio del nuevo año y la llegada de los Reyes Magos a la vuelta de la esquina, escribimos nuestra lista de deseos para los próximos 12 meses en la pequeña pantalla

Qué mejor día que el 1 de enero para escribir nuestra lista de deseos para el 2019. Como pedir no cuesta nada, desde Vertele hemos pensado en 12 regalos que nos gustaría recibir a lo largo del presente año. 

Algunos no hacen ilusión, pero al igual que unos socorridos calcetines, siempre vienen bien para que la industria televisiva funcione como es debido. Otros, sin embargo, son puros caprichos. Y aunque no son imprescindibles, recibirlos nos haría la mar de felices. Al fin y al cabo, ¿quién no quiere que Los Lobos se lleven el bote de ¡Boom!? ¿O que Juego de Tronos tenga un buen final?

Éstos y otros deseos televisivos, en nuestra particular lista para 2019. 

1. Que el final de Juego de Tronos esté a la altura de su éxito

Sí, 2019 será el año del final de Juego de Tronos. Una de las series más seguidas, comentadas y premiadas de la historia acabará para siempre con una tanda de 6 capítulos que comenzará a emitirse en abril.

6 episodios que servirán para despedirnos de Jon, Sansa, Tyrion, Arya, Daenerys y compañía con un único deseo: que su final esté a la altura de su leyenda. Los fans más acérrimos lo agradecerán, y los que hayan acabado saturados de tanto 'Juego de Tronos', también. ¿O acaso alguien quiere un final fallido y del que se discuta durante años como el de Perdidos?

Por cierto, esto también es aplicable a The Big Bang Theory, la otra gran serie que despediremos en 2019.

Juego de tronos
Juego de tronos (Foto: HBO)

2. Que las cadenas dejen de contraprogramar

Un año más, Telecinco y Antena 3 han vuelto a rozar el ridículo mareando al espectador con sus cambios de programación. Su tira y afloja para estrenar Palmeras en la nieve y La verdad fue sencillamente bochornoso, sobre todo por la indiferencia y la falta de respeto que mostraron hacia la audiencia, la principal perjudicada de sus decisiones.

Para 2019 ya nos tienen preparado un duelo estelar: La Voz contra GH DÚO en la noche del martes. Veremos qué consecuencias tienen éste y otros enfrentamientos en parrilla y si provocan nuevos cambios de programación al filo del reglamento a costa de la indignación del público.

3. Que el prime time empiece y acabe pronto

2019 promete ser un antes y un después en este sentido. No tanto por la hora de comienzo como por la de final. Antena 3 anunció el pasado verano que sus series pasarán a durar solo 50 minutos por capítulo, lo que garantiza su conclusión antes de la medianoche. Además, sus galas de La Voz también tendrán una menor duración. TVE le siguió la estela y se comprometió en diciembre a producir series de menos de una hora por capítulo, siendo Telecinco la única que se mantendrá en los 70 minutos.

En lo que sí coinciden las tres es en su negativa a renunciar a la franja de access y adelantar el prime time a las 22:00 horas. Desde la cadena pública ya han dejado claro que no lo harán. Para Antena 3, hacerlo sería prescindir de El Hormiguero. Y Telecinco, con GH DÚO, parece que ya tiene programa para ocupar dicha franja de lunes a jueves. Por tanto, sus emisiones de prime time comenzarán pasadas las 22:40 horas. En el caso de la mayoría de programas, para irse más allá de la 1 de la madrugada. 

4. Que TVE recupere el rumbo con su nuevo presidente

Rosa María Mateo es la administradora única, pero no la presidenta del ente público. El suyo es un cargo transitorio hasta que se elija al nuevo presidente de la Corporación, cuyo nombre saldrá de la lista de 20 candidatos definitivos que ya ha arrojado el concurso público.

Sea quien sea el elegido, su gran objetivo será llevar de nuevo a RTVE por la senda de la vanguardia, el prestigio y la calidad tras unos años donde la manipulación informativa y el desapego del público han hecho mella.

La propia Mateo ha marcado el camino con la revolución en los telediarios y apostando por la continuidad de La otra mirada y El Ministerio del Tiempo, dos series de calidad reconocida pero sin grandes datos de audiencia a sus espaldas. Ahora solo queda saber quién, cuándo y de qué manera tomará su testigo al frente de RTVE.

5. Que Cuatro dé un paso al frente

La segunda cadena de Mediaset lleva tiempo en tierra de nadie. De no ser por el Mundial, la sorprendente cancelación de Las mañanas de Cuatro y los programas clásicos de su parrilla, habría pasado el 2018 de una forma muy desapercibida.

Sin capacidad de llamar realmente la atención en estos últimos 12 meses, Cuatro parece que comenzará el 2019 con propósito de enmienda. El 8 de enero estrenará Todo es mentira con Risto Mejide, su enésimo intento por levantar su maltrecha franja de tarde. Además, ya está promocionando Bake Off, exitoso concurso internacional de postres que llegará a España de la mano de Jesús Vázquez y anunciado inicialmente en Telecinco.

Con estos dos formatos, la cadena busca dar un golpe sobre la mesa, acercarse a laSexta y, sobre todo, salir de la mala racha que la ha marcado últimamente.

Jesús Vázquez y los jueces de Bake off
Jesús Vázquez y los jueces de Bake off (Foto: Mediaset)

6. Que la televisión en abierto vuelva a apostar por los late night

La consolidación de Late Motiv y la repercusión La Resistencia han demostrado que aún hay público deseoso de ver late shows en televisión. Es verdad que hemos puesto como ejemplo dos programas que se emiten en pago y cuyo éxito depende de la viralidad de sus contenidos en Youtube y las redes sociales, pero tanto el de Buenafuente como el de Broncano representan una televisión fresca y divertida que las cadenas en abierto no pueden ignorar.

De momento ninguna ha amagado siquiera con dar el paso. Y es comprensible, pues resulta más barato alargar un programa hasta la madrugada o emitir una película que apostar por la producción de un programa nuevo. Sin olvidar que los late shows desaparecieron, principalmente, por motivos de audiencia.

Sin embargo, lo que ayer dejó de funcionar hoy puede volver a hacerlo con una vuelta de tuerca. Por público y cómicos no será.

7. Que desaparezcan determinados comportamientos en TV

Comentarios, actitudes machistas y hasta una incitación a mantener relaciones con una concursante ebria en GH VIP; misas con mensajes homófobos en La 2actrices que se quedan sin un papel por estar embarazadas; trágicos sucesos convertidos en espectáculo televisivo... Demasiados comportamientos que hemos visto este año en televisión y que deseamos no volver a ver en 2019.

8. Que no haya vídeos virales en los informativos

Hay días en los que la actualidad es más escasa y hay que tirar de ingenio para completar la escaleta, pero terminar un informativo con un vídeo viral de animales no parece una gran solución. Sería mejor dedicar ese espacio a dar una noticia positiva que aporte algo de luz y esperanza entre tanta corrupción, violencia o crispación politica, por ejemplo.

9. Que hacer chistes en TV no se persiga

No es agradable ver a un cómico acudir al juzgado por un sketch. Y menos en 2018, cuando pensábamos que imágenes así eran más propias de épocas pasadas. Sin embargo, se siguen produciendo, tal y como Dani Mateo ha podido comprobar este mismo año.

Ojalá que en 2019 ni él ni ningún otro humoristas sea denunciado o amenazado por hacer un chiste en televisión o cualquier otro medio. Que el debate sobre los límites del humor se resuelva de una vez por todas y lo único que se discuta es si una broma tiene gracia o no, pero nada más.

Dani Mateo, a su salida del juzgado adusado de ultraje a la bandera
Dani Mateo, a su salida del juzgado adusado de ultraje a la bandera

10. Que Los Lobos se lleven el bote de ¡Boom!

Ya va siendo hora de que Manu, Erundino y Valentín -con las inestimable ayuda del recién llegado Alberto- se lleven el bote a casa. Después de batir todos los récords de permanencia, ganar a rivales de toda clase y condición, perder a uno de sus ilustres integrantes y ganarse el cariño de los espectadores, los tres 'Lobos' originales merecen más que nadie cantar (y aullar) victoria en el concurso de Antena 3. Y por qué no, también su público merece verlo. Ese que les ha seguido semana tras semana y se ha desesperado con ellos cada vez que se quedaban a una bomba del triunfo final.

Con su victoria, Antena 3 y ¡Boom! perderían un gran filón en audiencias, pero a cambio nos regalarían un momento único en la historia de nuestra televisión.

11. Que ninguna serie se pase años guardada en un cajón

Hay programas que llevan mucho tiempo esperando a ser estrenados, pero su caso no puede compararse con el de las series. La ficción española ha evolucionado mucho y muy rápido en los últimos años, lo que penaliza enormemente a aquellos títulos que no ven la luz cuando son concebidos. 

Así le ha pasado a 14 de abril. La República, cuya segunda temporada ha tardado más de un lustro en emitirse en TVE por cuestiones ideológicas. O a Apaches (Antena 3) y La Verdad (Telecinco), estrenadas años después de la finalización de su rodaje. Un impás que las ha pasado factura a nivel de audiencias y a ojos del público, que tradujo su larga estancia en el cajón con una escasez de calidad. 

12. Que ser reportero deje de ser una profesión de riesgo

Por desgracia, cada vez es más habitual ver cómo los reporteros de televisión son insultados, increpados e, incluso, agredidos a pie de calle. Una imagen demasiado frecuente que a lo largo del 2018 hemos visto en no pocas ocasiones. Aunque parece improbable que el número de casos se reduzca a cero en 2019, al menos que disminuya lo suficiente para dejar de pensar que, a día de hoy, salir a la calle a informar puede ser peligroso. 

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba