'Joaquín, el novato'

Las tres preguntas de Ana Milán que hicieron llorar a Joaquín en su primera clase de interpretación

Joaquín, junto a Ana Milán

Paula Hergar


En la nueva entrega de Joaquín, el novato, el protagonista optó por la interpretación como posible salida en un futuro. Para ello, se citó con Ana Milán con quien charló, aprendió y hasta lloró.

'Joaquín, el novato' debutó en Antena 3 como la versión simpática (y evolucionada) de Bertín Osborne

'Joaquín, el novato' debutó en Antena 3 como la versión simpática (y evolucionada) de Bertín Osborne

Antes de ponerse manos a la obra, y de interpretar escenas míticas del cine como el baile de Pulp Fiction, la actriz le confesó anécdotas personales. Explicó que su nombre completo es Ana Belén García Milán, pero que “nunca ha podido soportar llamarse Ana Belén”, que se lo pusieron por la cantante.

También recordó cómo la escogieron para el papel de Victoria en Camera Café: “Yo esta en otra serie, pero me llamó una directora de casting muy famosa y no podía decirle que no. Yo iba sin ganas, porque mi hijo estaba malo, iba cansada, estaba de mala leche, había estudiado rápido y me abrió el director. Me preguntó para qué papel iba y se ve que solo con la respuesta él ya dijo que me habían encontrado”.

En cuanto a los “booms” que ha vivido en su carrera, Milán señaló varios: “Yo soy Bea fue otro boom, Camera fue otro, Física o quimica otro, El tiempo entre costuras otro. Depende de la edad hay uno u otro”. Y sobre la fama: “Lo llevaba y lo llevo bien. Es verdad que hay momentos que necesito mi privacidad, que suelen ser malos momentos. Recuerdo un divorcio que lo pasé muy mal y recuerdo no salir de casa porque había 8 paparazzis delante de casa”.

“Imagínate que hoy acaba tu carrera como futbolista”

Al enfocarse de nuevo en el talento de Joaquín, la invitado explicó que de todas las series en las que ha participado podía imaginárselo como “un secundario mudo en Camera Cafe”.

Tras las risas, la actriz le propuso hacer una primera clase de interpretación y se sentó frente a él para que imaginara cómo iba a agradecer un premio si se lo daban. Y mirándole fijamente, y pidiéndole que se centrara en cada palabra, le dijo lo siguiente: “Imagínate que hoy acaba tu carrera como futbolista, ¿puedes pensar en las tres personas a las que se lo agradecerías?”, a lo que el deportista respondió contundente: “Las tengo muy claras”. Y ella siguió: “¿Y las razones que darías para agradecérselo?, ¿y puedes recordar los madrugones, los llantos...?”, momento en el que el futbolista se rompió.

Con lágrimas en los ojos, recordó sus inicios: “En mi vida hay una persona muy importante que ha sido mi tío, y la pena que me llevo en esta vida es que no me vio triunfar como futbolista. Se murió antes. Se lo agradecería a él. Me pagaba los gastos cuando firmé con el Betis, porque mi padre no podía pagarle a los ocho hermanos. Me ayudó tanto, me acompañó tanto, creyó tanto en mí...”, agradeció entre lágrimas.

Para acabar, emocionado: “Él y mi padre hicieron que cumpliera el sueño de ser futbolista. También a mi mujer que me endereza el camino”.

Etiquetas
stats