VÍDEOS

Abascal y Ortega Smith visitan al Papa en 'Polònia' para decirle que "España sigue siendo un país de machotes"

El programa de TV3 imaginó la reacción del líder de Vox tras el reciente encuentro entre el Papa Francisco y Pedro Sánchez. Además, también mostró este jueves a un Pablo Casado 'hippie' tras su discurso en la moción de censura e ironizó con los últimos 'eufemismos' del Gobierno tras sustituir la expresión "toque de queda" por "restricción a la movilidad nocturna"

La reciente visita de Pedro Sánchez al Papa Francisco no ha sentado bien al Santiago Abascal de Polónia, que ante el temor de que "su Santidad crea el rojo, vegano y 'homo friendly' de Sánchez representa a los españoles", decide poner rumbo al Vaticano para hablar con él. 

Abascal y Javier Ortega Smith, cual Batman y Robin en la versión televisiva de los años 60, se suben al 'Fachamóvil' y escalan por la pared de la residencia oficial del Papa hasta colarse en sus aposentos y hablar con él. "No sé qué le ha dicho Pedro Sánchez, pero España sigue siendo un país de machotes", asegura Ortega Smith. 

Sin embargo, el Papa entiende otra cosa completamente diferente. "Ustedes son una pareja homosexual a la que no les basta con casarse por lo civil, pero es que la Iglesia la verdad... ", dice antes de ser interrumpido, entre negativas, por sus dos inesperados invitados. No obstante, el Papa concluye su frase afirmando que "es cierto que Dios también ama a los homosexuales". A lo que el falso Abascal responde desmayándose, con Ortega Smith evitando que caiga el suelo. Un gesto que el Papa ve de lo más romántico, así que los casa en ese mismo instante. 

"Ahora somos un matrimoñas. Cuando lleguemos a España nos divorciamos, Santiago", dice Ortega Smith. "Ni hablar! El matrimonio es sagrado. Coño, que nos ha casado el Papa. Tendremos que apechugar hasta que la muerte nos separe", proclama el líder de Vox, que acaba llevado a brazos por su compañero de partido como si se tratara de dos recién casados en su noche de bodas. 

Un Pablo Casado 'hippie' y los 'eufemismos' del Gobierno

Por otro lado, el Polònia de este jueves también mostró a un Pablo Casado vestido de 'hippie' tras las buenas críticas recibidas por su discurso contra Vox en la pasada moción de censura. Eso sí, el programa satírico de TV3 también mostró cómo el líder del PP acaba abandonado sus proclamadas antifascistas y vuelve a lucir su aspecto habitual a medida que José Luis Martínez-Almeida le proponer revisar los pactos con Vox, retirar los monumentos franquistas o identificar a las víctimas franquistas cuyos restos aún continúan en fosas comunes. 

Y por otro lado, el formato satírico también ironizó con el uso de la expresión "restricción a la movilidad nocturna" que Pedro Sánchez dijo días atrás en sustitución de 'Toque de queda'. Para ello, el programa imaginó a Carmen Calvo aplicando lo aprendido en un curso para poner "nombres chulos a cosas chungas", diciendo a Pablo Iglesias que no poder salir de 00:00 a 06:00 horas es "una mayor ventana de oportunidad del sueño" y las correspondientes multas por saltarse esta prohibición "aligerar su carga monetaria".

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba