La concursante asegura que sintió "miedo"

Ana María Aldón alerta de un tiburón en 'Supervivientes' y Avilés huye sin ayudarla: "Lo siento, pero soy muy joven"

Ana María Aldón y José Antonio Avilés huyendo del tiburón en Supervivientes
Ana María Aldón y José Antonio Avilés huyendo del tiburón en Supervivientes

La concursante avisó de la presencia de un tiburón y el tertuliano de 'Viva la vida', en vez de ayudarla, huyó rápidamente hacia la orilla. "Ana María ha perdido mucho peso, está muy delgadita y si le muerde tiene poca carne, pero si somos dos somos más golosos y seguro que no nos deja títere con cabeza el bicho", se excusó Avilés

DESTACADOS | 'Supervivientes' celebra un "espectacular juego en el mar" para animar una tranquila noche en TV

MÁS | ¿Se le escapó a Antonio David la fecha marcada para el final de 'Supervivientes 2020'?

En caso de peligro, mejor no llamar a José Antonio Avilés. Esa es la conclusión que sacaron los 'mortales' de Supervivientes durante su última jornada de pesca.

Mientras buscaba peces con los que alimentarse, Ana María Aldón se encontró con un tiburón "de los grandes". Asustada, la pareja de Ortega Cano dio rápidamente el aviso a Avilés, que en ese momento se encontraba cerca de ella. Pero el tertuliano de Viva la vida, lejos de socorrerla, metió el turbo y se fue nadando a la orilla tan rápido como pudo. 

"Yo he salido corriendo. Digo: "Mira, yo lo siento pero soy joven"", explicaba después Avilés a Rocío Flores. "Ya la puede comer el tiburón que tú no la vas a salvar", dijo la hija de Rocío Carrasco. "Ah, claro, para que nos coma a los dos", se excusó a Avilés. "Ana María ha perdido mucho peso, está muy delgadita y si le muerde tiene poca carne, pero si somos dos somos más golosos y seguro que no nos deja títere con cabeza el bicho", añadió después a cámara el colaborador de Emma García. 

Una vez recuperada del susto, Ana María Aldón resumió con claridad la opinión que tenía en ese momento de Avilés: "Este es un hijo de put..." "La madre será una santa, pero él es un hijo de pu... desde que nació", comentó Aldón para risa de los allí presentes, incluido el propio Avilés. 

Pasados unos minutos, la protagonista de esta historia explicó más detenidamente lo ocurrido. "Ha aparecido un tiburón. Cuando me he dado la vuelta yo no podía nadar más rápido. Madre mía, qué miedo. Era un tiburón de los grandes. No de los que veo pasear por la orilla, no. Grande, grande. ¡Flipando! Digo: "Este viene a por mí. Aquí voy a morir en Honduras, hombre"", contó Aldón sobre una anécdota que, afortunandamente, no pasó de ahí. 

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba