El concursante no llegó ni al primer plato

Una anfitriona de 'Ven a cenar conmigo' echa a un invitado por su mal comportamiento durante la semana

Víctor, en el rellano de la casa de Nataly en Ven a cenar conmigo
Víctor, en el rellano de la casa de Nataly en Ven a cenar conmigo Cuatro

Nataly no pudo más y acabó expulsando de su casa a Víctor, que ha puesto a prueba su paciencia desde el primer día

MÁS | 'La habitación del pánico abrirá sus puertas el lunes en Cuatro y Divinity

Visto lo ocurrido el lunes y el martes, a los seguidores de Ven a cenar conmigo no les pilló por sorpresa lo sucedido en la velada de ayer. Nataly, harta de Víctor, decidió echar de casa a su invitado, que en estos tres programas se ha erigido como uno de los concursantes más odiados del formato. 

En la primera cena, la del lunes, Víctor ya sorprendió a todos al llevarse sus propios cubiertos de casa. Según él, porque le gusta saber de dónde bebe. Ese día ya llamó "tarada" a Nataly, con la que protagonizó un agrio enfrentamiento. Aunque la cosa fue a más al día siguiente, cuando nuestro protagonista tiró puré a a la joven durante una disputa con el cucharón. "Es la peor cena de mi vida", dijo entonces Nataly tras quemarse el cuello y el brazo por el puré. Su venganza y la del resto de comensales fue castigar a Víctor con una de las puntuaciones más bajas de la historia del programa: un 6. 

Para más inri, Víctor usó la posibilidad de ver su puntuación, así que llegó a la cena de Nataly en pie de guerra. En concreto, sin saludar y preguntando a sus compañeros porqué eran "tan falsos" con él, pues sabía la puntuación que le habían otorgado. "Si sois envidiosos y unos perros no es mi culpa", comentó después de llamar "sinvergüenzas" al resto de participantes. Uno de ellos, Sergio, amagó con irse después de que Víctor dijera que su pelo estaba "seco como un estropajo". Nataly le convenció para que se quedara, aunque por el camino decidió echar a Víctor de casa. 

Éste, dado su carácter, no se lo tomó muy bien, y dedicó desde el rellano toda clase de improperios a la anfitriona, a la que tildó de "sinvergüenza", "ordinaria", "chabacana" y "perra maldita". Nataly, mientras tanto, tenía la conciencia tranquila porque había hecho "todo lo posible para que parara, pero es que no me escucha". 

Víctor, que apenas tuvo tiempo de probar los entrantes, volverá hoy a la palestra. A priori, pidiendo perdón en casa de Sergio, tal como se pudo ver en el avance emitido este miércoles. 

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba