Hablamos con la productora Shine Iberia

Así fue el camino de Saray para llegar a 'MasterChef', de Instagram a presentarse y los castings

Saray, la concursante más polémica de 'MasterChef'.jpg
Saray, la concursante más polémica de 'MasterChef'.jpg RTVE / INSTAGRAM

La productora responde a las últimas acusaciones de la cordobesa, que decía no haberse presentado al casting ni haber tenido interés en la cocina. Detallan cómo se involucró la concursante en el proceso de selección y algunas de las preguntas que respondió. Además, TVE mostró imágenes del casting al que se sometió en Sevilla y en el que obtuvo la "cuchara de madera" que da paso a la fase final

Ha pasado una semana desde que Sarayfinalizase su periplo por MasterChef 8, y la controvertida concursante sigue dando que hablar por sus comentarios sobre el programa en sí mismo y sobre sus responsables. Lejos de hacer autocrítica, en sus últimas declaraciones la cordobesa aseguraba que ella no se presentó al casting y que nunca había querido ser dedicarse a la cocina, unas declaraciones que han motivado la respuesta de Shine Iberia.

Si bien no entran a valorar las descalificaciones de la exconcrusante, fuentes de la productora explican a Vertele han detallado el proceso de participación y selección de concursantes y cómo fue el caso concreto de Saray, partiendo de una idea clara: su selección no fue de ningún modo especial o diferente al procedimiento habitual.

Así funciona la inscripción al casting

Partiendo de la publicación de las bases para inscribirse al casting de cada edición de MasterChef, la compañía se encuentra ante dos posibilidades. Hay gente que proactivamente se apunta y se inscribe en alguno de los castings que se celebran en ciudades de la geografía española. Otras, en cambio, entran en el proceso a raíz de ser contactadas por redactores de la productora, partiendo siempre de un proceso de sondeo por redes sociales que permita constatar un interés en la gastronomía; a estas personas se las trata de animar a que accedan al link del proceso de selección para inscribirse y entrar en el proceso de selección. Según explica la productora, entre un 10 y un 15% de esos contactados acaban accediendo a probar suerte, y no asegura que tengan más probabilidades de pasar de fase. 

"Se trata de tener el mínimo común denominador: que cocine y quiera avanzar en ello, y que al ser un programa, aporte otras cosas diferentes a la temporada anterior", explica la productora sobre su forma de abordar este casting. Ahí entraría Saray. La educadora social, comentan, había subido fotografías de platos cocinados por ella misma en Instagram; en uno de ellos etiquetó a MasterChef, y hasta añadió el hashtag #MasterChef8, lo que les sirvió como prueba de que tenía un potencial interés. Al recibir la propuesta de uno de los redactores de Shine, Saray rellenaría el formulario.

Publicación de Saray en Instagram, citando a 'MasterChef'
Publicación de Saray en Instagram, citando a 'MasterChef'

Se puso un 8 de nota como cocinera en el formulario

Entre las respuestas que aporta, figuran las siguientes: al pedírsele que se ponga nota como cocinera, esta se califica con un 8; al preguntarle con qué frecuencia cocina, indica que "diariamente"; cuando se le pregunta por el tipo de cocina que practica, explica: "Cocina gitana, tradicional de toda la vida pero de vez en cuando meto mi creatividad y experimento cosas nuevas". Finalmente, enumera el menú de platos que elaboró en la última Nochebuena: "potaje gitano, caldereta de bogavante, cóctel de marisco, rollo de ternera en salsa".

Saray participaría luego en el proceso completo de selección, habiendo de superar cada fase de este para llegar al concurso. De hecho, se la puede ver en el resumen que mostró TVE del casting celebrado en Sevilla recibiendo una de las cucharas de madera que dan acceso a la fase final del casting.

En la web del programa se puede encontrar la receta del plato que le valió el ansiado delantal blanco que da acceso al concurso, un "Gipsy Meat". Un plato que, decía, le caracterizaba al 100% y que gozaba de una laboriosa preparación.  Todo esto contradiría su afirmación: "La primera sorprendida cuando entré, después de un casting de más de 30.000 personas". 

La respuesta de Shine se añade a lo que su CEO, Macarena Rey, dijo al respecto en El País:. La ejecutiva reconocía haberse "equivocado" al seleccionarla para participar en la octava edición: "Mi intención era meter a alguien trans para normalizar, pero no ha sido así. Lo bonito de la integración es tratar a todo el mundo por el igual y MasterChef es un programa estupendo para dar visibilidad. Saray no lo ha utilizado", lamentó. "En vez de contar lo difícil que ha sido hacer su transición, al ser de etnia gitana y con una familia conservadora, ha salido por otro lado. Por su personalidad, el esfuerzo le cuesta, y según avanzaba el programa iba bajando los brazos. Al final montó ese numerito".

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba