Aviso, spoilers

Así fue el episodio final de 'Homeland', con la última gran misión de Carrie Mathison

Carrie Mathison (Claire Danes), en el episodio final de Homeland
Carrie Mathison (Claire Danes), en el episodio final de Homeland Showtime

La longeva serie de Showtime se despidió este domingo en Estados Unidos tras 8 temporadas y casi 100 episodios a sus espaldas. Lo hizo con un capítulo lleno de tensión y en la que la relación entre sus dos protagonistas, Carrie Mathison y Saul Berenson, estuvo más al límite que nunca

CRÍTICA | 'Penny Dreadful: City of Angels', una apuesta fresca que tiene en la serie original a su mayor enemigo 

Aviso, spoilers: esta noticia desvela lo ocurrido en el episodio final de 'Homeland'

8 temporadas y 95 episodios después, Homeland vivió anoche su capítulo final en Showtime. La cadena emitió este domingo en Estados Unidos el último capítulo de la serie, Prisoners of war, titulado igual que la ficción israelí en la que se basa Homeland. Más allá de este guiño, el episodio que nos ocupa sirvió para cerrar la intensa historia de Carrie Mathison (Claire Danes) tras nueve años de recorrido televisivo. Y lo hizo, como no podía ser de otra forma, con un capítulo cargado de tensión. 

En Prisoners of war, Carrie tiene como objetivo evitar una guerra entre Estados Unidos y Pakistán tras la muerte del presidente Warner. El mandatario norteamericano falleció tras un accidente en helicóptero que los líderes pakistaníes no dudaron en atribuirse. Sin embargo, la muerte de Warner fue consecuencia de un fallo mecánico y no de un misíl talibán. 

Para demostrar la verdad y evitar este conflicto, Carrie debe conseguir el registrador de vuelo del presidente. Sin embargo, no le será fácil recuperarlo de manos de los rusos. El agente Yevgeny Gromov acepta devolvérselo a cambio de conseguir el nombre del espía ruso que ha estado pasando información a Estados Unidos. Y más concretamente a Saul Berenson, que es el que conoce su identidad. Para ello, Carrie no tendrá otra opción que forzar a su maestro y amenazarlo con la muerte si no dice el nombre del topo. 

Carrie, a punto de matar a Saul 

En primer lugar, Carrie lo intenta por las buenas, pero él se niega. Después Carrie recurre a un extraño líquido que deja a Saul al borde del K.O., pero ni por esas suelta prenda. Cuando los aliados de Carrie están a punto de darle a Saul una inyección letal, ella para la operación y decide recurrir al plan B: viajar a Israel y hablar con Dorit, la hermana de su mentor. 

Una vez juntas, Carrie miente a su interlocutora al decir que Saul ha muerto de un derrame cerebral. Una mentira en la que se apoya para conseguir que Dorit le dé el USB que contiene la identidad del informante ruso. Yevgeny no da crédito cuando Carrie le entrega la memoria y descubre que el topo es Anna, la intérprete de la agencia de inteligencia rusa, que llevaba trabajando con Saul desde la década de los 80. 

Descubierta la identidad, la vida de la intérprete pasa automáticamente a correr peligro. Hasta el punto de que huyo de los rusos junto a Scott Ryan, jefe de operaciones principales, hasta un viejo trastero. Allí la intérprete llama por última vez a Saul y, acto seguido, se pega un tiro en la cabeza que sobrecoge al personaje encarnado por Mandy Pathinkin

Tras la muerte de la traductora, Carrie asume que su relación con Saul está acabada, aunque Yevgeny le asegura que no tiene por qué ser así. 

'Homeland' termina con un salto temporal de dos años

A continuación, Homeland da un salto de dos años en el tiempo. Ahora Carrie vive en Moscú junto a Yevgeny, con el que tiene una actitud cariñosa antes de ir juntos a un concierto de jazz, donde la vemos intercambiar un paquete con otra mujer en los baños del auditorio. Mientras tanto, Saul recibe una llamada para recoger un paquete en una librería. Se trata de una copia anticipada de “Tiranía de los secretos: por qué tuve que traicionar a mi país", el libro que Carrie ha escrito explicando toda su historia. Saul lo coge, lo abre y ve la dedicatoria inicial de su autora: "Para mi hija, con la esperanza de que un día lo entienda"

Saul inspecciona el libro y saca, pinzas mediante, un mensaje de su lomo: "Saludos desde Moscú, profesor Rabineau. La defensa antimisiles rusa vendida a Irán y Turquía tiene una puerta trasera. Puede ser derrotada. Especificaciones a seguir. Manténgase atento". Mientras tanto, Carrie esboza una sonrisa mientras sigue disfrutando del concierto, dando así a entender que, pese a convertirse en una traidora a ojos de la inteligencia norteamericana, ahora se dedica a pasar información a Saul como antes hacía Anna. 

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba