Crónica Vertele

"El día en que la familia Alcántara cerró el capítulo más importante de su historia"

"El día en que la familia Alcántara cerró el capitulo más importante de su historia"
"El día en que la familia Alcántara cerró el capitulo más importante de su historia"

(¡Cuidado SPOILERS!) Con esa frase la voz de Carlitos concluyó un capítulo de Cuéntame en el que Merche y Antonio se pedían el divorcio. Ella decidía replantearse su vida y él no era capaz de entenderla

Se trata del final de la mitad de la temporada que volverá, con la continuación de esta drástica decisión, el próximo mes de septiembre

358 episodios después del arranque de Cuéntame cómo pasó, los "Alcántara han cerrado el capítulo más importante de su historia". 

Esas eran las últimas palabras de Carlitos en el desenlace de esta media temporada que regresará en septiembre pero que, por el momento, deja con un sabor muy amargo a sus seguidores, solo acompañado por el tema "Qué será, será" de Dorys Day como telón de fondo. 

(¡Cuidado SPOILERS!) 

Merche y Antonio se divorcian. Así ha acabado una entrega en la que ambos han sido el vivo ejemplo de la famosa frase de Antoine de Saint-Exúpery: "Amor no es mirarse el uno al otro, sino mirar los dos en la misma dirección". Así lo demostraron los numerosos planos de ambos haciendo su vida por separado y con el horizonte puesto en distintos puntos. 

La elección de Mercedes y la resignación de Antonio

El capítulo arrancaba en marzo de 1990 con Antonio y Mercedes por separado y asimilando todo lo que les estaba sucediendo.

Ambos aparecían si poder dormir, buscando distracciones para no pensar, nuevas ocupaciones y dando explicaciones a una familia desorientada por los acontecimientos.  

Hasta que Antonio, aún sin entender lo que le ocurría a su mujer, decide dejarle un mensaje en el contestador: "Merche soy Antonio, no sé por dónde empezar. He pensado en nosotros, en todo lo que hemos vivido juntos y no sé qué mosca nos ha picado. En vez de intentar entenderte no he hecho nada, creía que todo se arreglaría con el paso del tiempo, como siempre, pero me he dado cuenta que siempre no dura siempre. No hace falta que me pidas perdón, estoy dispuesto a correr un tupido velo y hacer como que nunca ha pasado nada, a olvidar, a intentarlo por lo menos. Me voy a quedar aquí esperando que me llames".  

Al colgar, descubre a Merche tras él: "¿Perdonarme el qué?", pregunta ella mientras él se recompone y vuelve a mostrarse orgulloso, "¿qué pasó con ese tío?". Merche resignada acaba contándole que se pasaron la noche hablando, "nada más. Me ayudó a sacar toda mi angustia y me escuchó y no estoy acostumbrada a que me escuchen".  

Tras las explicaciones, la madre de los Alcántara abre la carpeta que llevaba consigo y le da a Antonio unos papeles con cuentas en los que le propone dividirlo todo al 50%. Él se niega y le insiste en que la quiere, algo que no es suficiente para ella, que le explica que quiere buscarse a sí misma en todo ese camino: "Quiero un tiempo. quiero estar sola. Abramos la puerta por dios y que corra el aire", insiste ella, ante un Antonio perplejo por la cercanía de la ruptura. 

Salva y María dan rienda suelta a su relación

María Alcántara está viviendo una difícil dualidad en su vida: mientras su relación con Salva mejora y hasta se oficializa, sus padres pasan por la peor crisis de su vida.

Pero ahora, como le dice su hermana Inés, le toca ser feliz a ella, por lo que cuando su profesor de biología le propone ser pareja dejando de lado "las consecuencias" ella le besa y aparta de su cabeza los problemas familiares. 

Una nueva Alcántara con el divorcio bajo el brazo

Mientras Toni descubre que el médico acusado de robar niños al nacer, sigue ejerciendo, Deborah se pone de parto antes de lo esperado. 

Las complicaciones de un parto prematuro reúnen a toda la familia en el hospital para seguir los acontecimientos.

Toni llega tarde pero justo para coger la mano a su compañera y ambos ven nacer a Sole, una nueva Alcántara que pasará sus dos primeros meses en una incubadora.

Tras felicitarse entre todos, Merche y Antonio se quedan a solas frente a la cuna. Y él toma una decisión que deja asombrada a su hasta entonces mujer: "Creo que tienes razón, Merche, nos hemos estancado. Yo te asfixio y tu me cortas las alas. Una vez que damos el paso tenemos que darlo firme y bien, si quieres el divorcio no hay problema. No quiero que por mí no sea. Lo hacemos porque nos importamos". 

Ella, aunque sorprendida, responde rotunda: "Pues adelante, divorciémonos". 

Con esa sentencia, la voz de Carlitos concluye uno de los capítulos más dramáticos de la serie: "Ese mismo día la familia Alcántara cerró el capitulo más importante de su historia". 

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba