Día Internacional de la Bisexualidad

11 personajes de series abiertamente bisexuales para hacer de la TV un entorno más diverso

Rosa Díaz ('Brooklyn 9-9') y Oberyn ('Juego de tronos')
Rosa Díaz ('Brooklyn 9-9') y Oberyn ('Juego de tronos') NBC / HBO

Desde personajes prototípicos como Callie Torres de 'Anatomía de Grey' y Rosa Díaz de 'Brooklyn Nine-Nine', a otros más problemáticos como el Capitán Jack Harkness de 'Torchwood' o el mismísimo 'Lucifer', pasando por Inés Alcántara, hacemos un recorrido por diferentes representaciones de la bisexualidad en ficción seriada.

Como cada 23 de septiembre, se celebra en todo el mundo el Día Internacional de la Bisexualidad, una efemérides que pretende visibilizar con más ahínco la identidad de las personas bisexuales y reinvidicar la necesidad de referentes. Para ello, por supuesto, los productos culturales adquieren vital importancia. Desde Vertele queremos fijarnos en los que podemos encontrar en el mundo de la ficción televisiva, donde no ha habido demasiados ejemplos hasta fechas relativamente recientes.

Más allá de algunos personajes puntuales, o de tramas desarrolladas de forma tímida, costaba encontrar personajes explícitamente bisexuales. En ni pocas ocasiones, aun existiendo, su tratamiento ha resultado si no contraproducente para la inclusión, sí decepcionante, o excesivamente dependiente de la heteronormatividad. Algunos de esos personajes están en esta lista. Con ella, antes que la perfección en la representación, pretendemos dar cuenta de los avances en esta, de qué manera se repiten o se corrigen patrones a la hora de concebir roles queer y, de algún modo, tratar de trazar su recorrido: en los últimos años, nos hemos encontrado a héroes y heroínas de mundos fantásticos reafirmándose en su identidad sexual, así como a antihéroes poderosos, pero también a otros más cercanos a nuestra realidad más inmediata. También en la propia televisión española, donde Cuéntame cómo pasó también ha dado libertad a uno de sus personajes principales para que se desarrolle en este aspecto. 

Como suele decirse, están todos los que son, pero no son todos los que están. Nos dejamos, por motivos de espacio, muchos otros ejemplos que sumar a esta lista. Y debemos considerar eso algo positivo. Más positivo será que la lista crezca cada año, cuando llegue esta fecha.

Callie Torres ('Anatomía de Grey')

Los universos creativos de Shonda Rhimes, como luego tendremos opción de corroborar, han dado espacio y visibilidad a la diversidad sexual y de género ya desde Anatomía de Grey, la que pusiera la primera piedra de su imperio televisivo.

El primer gran ejemplo lo tenemos en la cirujana a la que dio vida Sara Ramírez en la ficción médica: si bien la conocimos primero como pareja de George, Callie luego comenzaría a sentirse atraída por mujeres, y llegaría a entablar una de las relaciones que más contenido generó en la ficción, la que mantuvo con Arizona (Jessica Capshaw), con quien llegaría a criar a una hija. Ramírez dejaría la serie en 2016, después de 10 años, pero a diferencia de lo ocurrido con otros personajes, su desenlace fue más positivo y dejó la puerta a una hipotética reconciliación con su expareja.

Jack Harkness ('Torchwood')

El interpretado por John Barrowman es considerado el primer personaje LGTBI+ de relieve dentro del amplio universo del Doctor Who, en la que su sexualidad sería descrita como "flexible". El capitán Jack Harkness se convertiría luego en protagonista de su propia ficción de tono más adulto, Torchwood, a cargo de Russell T. Davies, cuya premisa, anticipaban, era que nadie se identificaría de forma cerrada en términos de sexualidad. Si bien el desarrollo de estas premisas no satisfizo a quienes buscaban una representación más clara y reconocible, el show al menos supuso un primer paso hacia una inclusión en la ficción popular de mediados de los dosmil.

Oberyn Martell ('Juego de Tronos')

Sin dejar tramas de fantasía, podemos referirnos al que Pedro Pascal se encargó de insuflar vida en la cuarta temporada de Juego de tronos, en la que se explota de forma más explícita que en las novelas su interés tanto por hombres como por mujeres. En palabras del actor, "tener una preferencia sexual no tiene sentido para él. Esa es su lógica, la que rige una forma de vivir la vida sin límites. No entiende por qué nadie iba a limitar sus experiencias, especialmente si tienen que ver con el placer".

Clarke Griffin ('Los 100')

Clarke, la heroína de Los 100, se identificó en la segunda temporada como bisexual, al compartir un beso con Lexa (Alycia Debnam-Carey). Un beso que supuso confirmar al primer personaje abiertamente bisexual dentro del universo de series de The CW. Se trataba, según defendía el showrunnerJason Rothenberg, de una forma de manifestar de forma clara que la sexualidad, así como la identidad racial o de género, no sería un tabú en su serie. Al no convertir la orientación sexual en una preocupación con fin dramático, la serie daría un importante salto en lo que concierne a representación.

En cualquier a Clarke, aunque Lexa moriría en el transcurso de la tercera temporada, la serie ha trabajado por mantener su carácter icónico más allá de estar en mitad de una relación sentimental. Las relaciones no determinan su valor como icono LGTBI+.

Sara Lance ('Arrow'/'Legends of Tomorrow')

El de Los 100 no sería el único personaje bisexual que surgiría dentro de The CW: el Arrowverso daría también margen de sobra para que Sara Lance pudiera explorar su bisexualidad en pantalla en Arrow, y extendiendo las posibilidades de su representación al resto de títulos que conforman este universo narrativo, que se precia de su inclusividad. Tras dejar la serie matriz, sería en Legends of Tomorrow donde se exploraría de forma más profunda, con especial atención a su relación con Ava Sharpe.

John Constantine ('Legends of Tomorrow')

Sin dejar el Universo televisivo de DC ni Legends of Tomorrow, la encarnación catódica de Constantine también llamaría la atención por similares motivos que la anterior. Si bien la bisexualidad del místico personaje había sido abordada ya en los cómics, ni la adaptación cinematográfica de 2005 ni la serie de corta vida que protagonizara Matt Ryan en NBC la abordaron. Ahora bien, aprovechando la apertura del universo que permite el Arrowverso, y la subsiguiente recuperación del personaje dentro de un reparto coral, habría oportunidad para investigar en la personalidad de este detective de lo oculto, con resultados más satisfactorios para los fans.

Lucifer ('Lucifer')

No deja de ser curioso que algunos de los personajes más destacables que pueden enmarcarse en la bisexualidad o en la fluidez sexual, se encuentren en ficciones que apuestan de forma clara por el fantástico. Otro que, como Constantine, está habituado a lo sobrenatural y, quizás por ello, abraza la bisexualidad sin remilgos es el protagonista epónimo de la adaptación televisiva del personaje desarrollado por Neil Gaiman (al fin y al cabo, muy involucrado en la evolución del anterior personaje, alumbrado por Alan Moore y Stephen R. Bissette).

Ahora bien, eso no evita que en no pocas ocasionese se haya cuestionado la forma en que lo queer aparece representado en la ficción: al fin y al cabo, por más que tenga relaciones mixtas, el Lucifer encarnado por Tom Ellis está sin duda más interesado en las mujeres que en los hombres, dando una sensación de heteronormatividad quizás más cómoda en la audiencia.

Rosa Diaz ('Brooklyn Nine-Nine')

Entre otros muchos valores positivos, Brooklyn 9-9 ha destacado no solo por tratar, aun desde el humor, problemáticas coyunturales -desde el racismo sistémico, la homofobia o incluso el acoso y agresión sexual-, sino por contar con un elenco de personajes ciertamente diverso. En lo que concierne a la sexualidad, el ejemplo principal es el de Rosa Díaz (Stephanie Beatriz, quien reconociera su bisexualidad en 2016), la aguerrida detective dio el paso definitivo para reconocer su orientación en público en la quinta temporada, en la que habría de enfrentarse al rechazo inicial de sus conservadores padres (un apropiado Danny Trejo sería el cabeza de la familia).

Pese a la desazón que la revelación supone para la agente, la serie se encargaría de darle oportunidades para expresar sus sentimientos sin tapujos. Así, tras haber mantenido un voluble idilio con el no menos imprevisible Adrian Pimento (Jason Mantzoukas), con quien a punto estaría de casarse, la comedia policíaca presentaría a su siguiente pareja, Jocelyn (Cameron Esposito), en la sexta tanda.

Annalise ('Cómo defender a un asesino')

Hablábamos unas líneas más arriba sobre la importancia de la representación de la diversidad en la obra de Shonda Rhimes, y quizás el ejemplo más atinado lo tengamos en el personaje que compone Viola Davis en Cómo defender a un asesino. Annalise Keating no solo se define como bisexual, sino que también tiene los arrestos de declararse públicamente como tal en pleno juicio. Algo que ocurriría en la temporada final, poco después de que la abogada defensora hablara con su anciana madre (Cicely Tyson) sobre su sexualidad.

Pol Rubio ('Merlí')

Dejamos los ejemplos españoles para el final. En primer lugar, podemos anotar en la lista al personaje de Carlos Cuevas, especialmente a tenor de lo visto en Merlí, donde experimenta tanto con hombres como mujeres. "El prota es bisexual, y explorar el tema LGTB a mí me toca de cerca, y escribo mejor sobre los temas que conozco", decía Héctor Lozano, el creador de la ficción, a Shangay. El actor encargado de darle vida, tanto en su etapa de instituto en TV3 como en la facultad de Movistar+ (Merlí: Sapere Aude), también destaca la trascendencia de que el protagonista principal de una serie juvenil refleje "de esta manera tan desacomplejada" la bisexualidad: "Es una serie que ha hecho pensar mucho alrededor de este tema, [...] que ha ayudado a mucha gente a dar un paso hacia adelante".

Inés Alcántara (Cuéntame cómo pasó)

De forma más llamativa, pero igualmente importante, fue el salto de Inés Alcántara (Irene Visedo) en la última temporada emitida de Cuéntame cómo pasó. Después de su ruptura con Marcos, la hija mayor de la familia encuentre en Belén (Beatriz Argüello), la directora de la escuela, a alguien capaz de confortarla y de darle libertad para disfrutar de su sexualidad. Su relación avanza por más que de primeras no todos en la veterana familia de ficción lo entiendan. "La relación entre Belén e Inés es una realidad, y hay que darle esa visibilidad", defendía Argüello: 

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba