Especial

Disney, sin contemplaciones: los sonados despidos televisivos de la Casa del Ratón

Gina Carano, el último gran despido en Disney
Gina Carano, el último gran despido en Disney LUCASFILM / GTRES

En apenas una semana, Lucasfilm ha fulminado a Gina Carano por sus comentarios "aberrantes" y Marvel ha dejado mudo al actor de doblaje español Rodri Martín por una indiscreción. Repasamos estos y otros casos sucedido en las propiedades catódicas de Mickey Mouse.

· Gina Carano, despedida de 'The Mandalorian' por sus "aberrantes e inaceptables" comentarios

· "Cancela Disney+", la campaña conservadora en EEUU en protesta por el despido de Gina Carano

Disney ha vuelto a demostrar esta semana su mano dura ante cualquier situación comprometedora, al expulsar del universo Star Wars a Gina Carano tras una controvertida publicación donde comparaba ser republicano en EEUU con ser judío en el auge del nazismo.

Ni mucho menos es la primera vez que el conglomerado multimedia aplica medidas contundentes ante medidas que puedan afectar a su negocio. No tenemos que alejarnos más que unos días atrás para encontrar otro ejemplo. Tenemos cerca el del actor de doblaje español Rodri Martín, despedido por una revelación ante el estreno de Bruja Escarlata y Visión.

El incuantificable poder de la multinacional, manejada actualmente por Bob Chapek, sobre la cultura popular se refleja en la relevancia informativa de estos ceses. El arraigo de sus productos a nivel global no solo se mide en las cifras de taquilla de sus franquicias, sino en el debate social en torno a la idoneidad de quienes las integran. Formar parte de Disney (o, por ende, de Lucasfilm, Marvel o de lo que antes era Fox) conlleva una atención continuada. Y la compañía tiene muy claro cómo proteger sus intereses.

Pocos ejemplos de esto habrá más claros que el del despido del director James Gunn, tras salir a la luz unos chistes inapropiados del pasado, antes de poner en marcha Guardianes de la Galaxia Vol. 3; fallo luego revertido tras recibir el cineasta el apoyo de sus compañeros. Nosotros dejamos las películas a un lado (en la medida de lo posible) y nos centramos en los casos que atañen a la parcela televisiva a la sombra de Mickey Mouse, especialmente a raíz del lanzamiento de Disney+.

Soflamas indebidas, desacuerdos creativos, brechas de contrato... Todo cabe bajo estas líneas.

Gina Carano, fulminada tras meses jugando con "la fuerza"

Gina Carano en 'The Mandalorian'
Gina Carano en 'The Mandalorian' DISNEY

¿Qué ocurrió? The Mandalorian ha sido la punta de lanza de la arquitectura de la explotación del universo creado por George Lucas dentro de Disney+. Con la tercera temporada asegurada, la primera serie de Star Wars ya había aprovechado la segunda para planificar la arquitectura de lo que será su nueva fase de explotación, con hasta 10 series anunciadas y al menos dos nuevos largometrajes para el futuro próximo.

 La cazarrecompensas Cara Dune había calado desde su primera aparición. Por el contrario, la soltura de Gina Carano para pronunciarse a favor de Trump o negar la pandemia había causado suficiente controversia como para que su agencia de comunicación dejase de representarla en otoño. Con la mencionada publicación en TikTok, con la que pretendía, según dijo, reflejar la polarización en América, sobrepasó la línea roja.

En cuestión de horas, Lucasfilm anunciaba que no volverían a contar con ella. Cabe indicar que la intérprete no tenía una vinculación contractual vigente, aunque la trama de Dune había quedado abierta como para que se retomara o en The Mandalorian o en alguno de sus spin-offs, como Rangers of the New Republic.

¿Qué ocurrirá ahora? A falta de certezas solo queda conjeturar sobre si volveremos a ver a Cara Dune con otra, ejem, Cara. Lo cierto es que en el pasado hay ejemplos de personajes reasignados dentro de las divisiones de la compañía (el más sonado, el de Don Cheadle por Terrence Howard). Mientras tanto, ella, que cuenta con el apoyo de la derecha mediática, no ha tardado en aliarse con el ultraconservador Ben Shapiro para producir una película. 

'Bruja Escarlata y Visión', un error que le cuesta la voz

Elizabeth Olsen y Paul Bettany en 'Bruja Escarlata y Visión'
Elizabeth Olsen y Paul Bettany en 'Bruja Escarlata y Visión' DISNEY

¿Qué ha ocurrido? La desvinculación de Rodri Martín con Disney no se debe a exabruptos públicos, sino a motivos puramente comerciales. El profesional, voz de Morty (Rick & Morty) en España, había revelado su participación en Bruja Escarlata y Visión, volviendo a prestar sus cuerdas vocales a Evan Peters como Pietro Maximoff/Quicksilver.

Si bien se había rumoreado la incorporación del actor, procedente del universo X-Men de la absorbida Fox, su incorporación no había sido aún oficializada. Se trata de una ruptura de las cláusulas contractuales de confidencialidad, inapelable para la Casa del Ratón. Al menos, si el responsable no es una gran estrella como Tom Holland y Mark Ruffalo, que han tenido pasmosos descuidos en el pasado sin graves consecuencias.

Dado que Martín publicó el tuit un día después del lanzamiento de la serie, parece lógico pensar que erró al dar por hecho que la plataforma lanzaría la primera temporada en bloque y no con periodicidad semanal. El mensaje en la red de microblogging se mantuvo apenas un par de minutos antes de ser borrado, pero dio tiempo a que se multiplicaran las capturas.

¿Qué pasará? Aunque accidental, las consecuencias han sido audibles para los espectadores, que escucharon a Peters con otra voz diferente a la que había tenido en sus películas previas con la Patrulla X: la de Manuel Gimeno (quien ya dobló a Charlie Cox en Daredevil). Se desconoce cómo afectará a nivel profesional a Martín, un prolífico y respetado trabajador del doblaje con larga experiencia con varias producciones de Disney en su currículo como Big Hero 6 o Los descendientes.

'Lizzie McGuire', una situación (no tan) familiar

Imagen de la nueva Lizzie McGuire
Imagen de la nueva Lizzie McGuire Foto: Disney Plus

¿Qué ocurrió? Fuera de estos universos narrativos ya establecidos, entre las marcas propias de Disney no cuesta dar con otras sonadas desavenencias. Véase el frustrado reboot de Lizzie McGuire que pudo haber visto la luz esta temporada.

Con dos episodios ya rodados, en febrero de 2020 se anunciaba su congelación y el despido de su creadora y showrunner, Terri Minsky. La guionista no dudó en revelar los motivos de la decisión: el revival era demasiado "adulto" para los gustos de la compañía, que esperaba una serie más continuista con la original, y centrada en el público familiar. 

Las quejas de Hilary Duff contra Disney se hicieron públicas y, en vista de la inactividad, pidió públicamente una nueva oportunidad al proyecto en Hulu, que desde la absorción de Fox quedó como la plataforma de Disney para sus contenidos "adultos".

Sin embargo, en su día ya trascendió que una vez formalizado el despido y filtrado el malestar, continuar con el proyecto era "poco probable". Tras meses sin novedades, a finales de 2020 la propia Duff anunciaba que Disney había desechado finalmente. "Quería un reboot honesto y auténtico sobre la Lizzie de hoy. Es lo que el personaje merece", escribió con resignación.

¿Qué pasará? Nada, en este caso. Disney cuenta con no pocos reboots de títulos de su catálogo como para nutrir de contenido a los nostálgicos. Sin ir más lejos, ahí tenemos la reactivación de Somos los mejores, el título sobre hockey sobre hielo de los años noventa, manteniendo su estrategia apta para todos los públicos. Se estrena el 26 de marzo.

Kurt Sutter, y el chiste que originó su despido

Kurt Sutter en una imagen de archivo
Kurt Sutter en una imagen de archivo GTRES

¿Qué ocurrió? Como hemos dicho, hay más vida más allá de las multi-franquicias en Disney. El catálogo de su servicio de streaming internacional se abrirá al público adulto con el canal Stara partir del 23 de febrero. Ahí se alojarán no series como Hijos de la anarquía o Expediente X, heredados de la Fox. Y precisamente el creador de la primera es otro de los que ha visto su futuro profesional comprometido con este cambio de dueño. 

Apenas seis meses de formalizarse la fusión con Fox, Kurt Sutter era despedido en octubre de 2019 de Mayans MC, el spin-off de Hijos de la anarquía. Según el canal de cable FX, había impuesto unas "inaceptables condiciones de trabajo" dentro del set. 

El guionista reconoció que había generado las circunstancias para que le obligaran a marcharse, pero negaba la versión oficial: "Sobreestimé mi importancia y subestimé la inviolabilidad del ratón", decía a Deadline el showrunner, que había permanecido cerca de 20 años ligado a Fox. 

Aseguró que el motivo de su salida serían los chistes "inapropiados" que introdujo en Mayans MC para protestar por la fusión. En concreto, quiso poner en boca de uno de los personajes una alusión al antisemitismo de Walt Disney, detalle que no fue bien recibido, por decirlo así, por parte de los ejecutivos. El estudio exigió un cambio en el guion, y en lugar de eliminar la mofa, escribió una nueva línea de diálogo en la que un personaje bromeaba con que Mickey y Pluto fueran pedófilos.

¿Qué pasó? En su día, Sutter ya anunció que le quedaba un año de contrato pendiente con Fox, y que sus abogados estaban resolviendo los flecos para su salida del gigante del entretenimiento. Sus cacareados planes de expandir Sons of Anarchy con dos series adicionales se fueron al traste ya que no posee los derechos sobre la IP.

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba