Entrevista Vertele

Laura Caballero: "La que se avecina rompe los moldes de una buena comedia"

'La que se avecina'
'La que se avecina' (Foto: Telecinco)

Hablamos con Laura Caballero, la directora de la longeva y exitosa comedia de Telecinco: "Cada vez nos cuesta más buscar tramas nuevas (...) El tiempo que dedicamos a LQSA no nos permite realizar otras ideas que tenemos"

Ahora que el mundo de las series ha cambiado totalmente por la irrupción de las grandes plataformas de ficción, La que se avecina es de las pocas que mantiene sus notables datos de audiencia.

Pueden felicitarse por ello los creadores de la serie, los hermanos Caballero, Laura y Alberto. Hablamos con la primera, directora de la longeva comedia.

¿Cómo ha visto la estrategia de Mediaset de separar la temporada en dos bloques?

Dentro de que nunca concibes una temporada para luego dividirla, en este caso el punto de participación ha sido perfecto. Como creadores, queremos que la gente la vea del tirón, pero lo hablamos con Mediaset y nos respetaron muchísimo; decidimos conjuntamente partirlo ahí. Son como dos minitemporadas. La pena sería que la gente se desenganche del inicio de temporada, pero lo bueno es que siguen viendo las repeticiones y lo tienen fresco. El feedback que tenemos es que la gente sigue estando muy ansiosa por ver qué ha pasado.

¿Temen que ahora o en el futuro se pueda producir ese desenganche?

Sí, claro. El parón más largo que hemos tenido ha sido de un año, y sí, me asusta por la cantidad de series que hay en oferta. Si yo me engancho a una serie, no sé cómo me tomaría tener que esperar sabiendo que hay capítulos ya grabados. La fidelidad de la gente es de agradecer, es admirable.

El ultimo capítulo dura una hora y media, y eso ya es una rareza dentro de la oferta actual.

Sí, está fuera de mercado, por decirlo de alguna forma. Tenemos muchísimos personajes y, cuando empezamos a escribir la trama, no sabemos por dónde cortar. Hay capítulos que se nos quedan un poquito largos.

'La que se avecina' contradice varias normas de la televisión actual. Es una serie en abierto que funciona muy bien, tiene capítulos de 90 minutos, abarca incluso al público infantil... Contradice muchas normas que hoy se dan por hecho.

No sé por qué es. En comedia siempre se dice que los capítulos, cuanto más cortos, mejor, y es verdad que una comedia de 90 minutos quizá es excesivamente larga. Me alucina mucho el alcance que tiene, no ya entre adolescentes, sino entre niños; ¿qué les puede atraer de esto? Esta serie te enseña que cuando te enfrentas a un proyecto nuevo, no hagas caso a casi nada de lo que te dicen que debes hacer. La que se avecina rompe moldes en cuanto a lo que debes hacer para tener una buena comedia.

Alberto Caballero decía que, después de 11 temporadas, los objetivos ya están cumplidos y hay que buscar nuevos alicientes para continuar. ¿A qué alicientes se agarran?

Siempre intentamos no aburrir, buscar tramas nuevas. Obviamente, cada vez nos cuesta más. La estructura de los capítulos consta de una trama comunitaria y de tres o cuatro subtramas personales. Esas tramas comunitarias cada vez cuestan más, porque ya no le pueden pasar más cosas a una comunidad de vecinos. Llega un momento en que seguir manteniéndola viva se convierte en un reto.

A nivel de dirección busco cosas nuevas, pero no cambiarla, porque si a la gente le gusta así es por algo y no te puedes poner a realizarla de otra forma. A nivel técnico, cada cierto tiempo metemos un cambio de cámaras, una iluminación más mona... para que la gente la note más bonita, más cuidada. Cuanto más anciana es, más hay que mimarla. Cuando estamos en plató o nos ponemos a escribir nos reímos muchísimo, y yo creo que esa energía la acaba notando la gente. Si nosotros nos seguimos riendo, yo cruzo los dedos por que la gente en su casa se siga riendo.

La hipotética temporada 13 parte de un posible cambio de plató, y eso es algo que os va a dar mucho juego. ¿Lo ven como una buena noticia para refrescar tramas?

Por supuesto. El decorado de La que se avecina no es el decorado de nuestros sueños, de hecho, es que no se puede notar más que es un decorado. Sí hay cosas que nos gustaría mejorar. El envoltorio da igual, pero mejoraría la parte visual, que nos gusta ir mejorándola. Y además, una mudanza te da savia nueva porque a todos nos cambia las pilas, y los cambios en los personajes nos vendrían muy bien. Mientras tengas al grupo de actores, te los puedes ir llevando a una comunidad, a pisos, chalets...

Por lo tanto, va a ser la misma serie en otro escenario, ¿se descartan un spin-off u otras opciones?

No descartamos nada, ni siquiera las dos cosas, es decir, que estuviéramos haciendo a la vez La que se avecina y hacer un spin-off o dos. Con Mediaset tenemos la posibilidad de hacer todo lo que se nos ocurra. Lo que queremos es ver cómo evoluciona La que se avecina con estos capítulos que tenemos grabados y con los que empezamos a grabar en enero, y cuando acabemos en junio o julio, ver cómo ha evolucionado. Ahora, temporada a temporada, la forma de ver la tele está cambiando.

Habrá un periodo de reflexión...

Nosotros no somos mucho de reflexionar, somos más de movernos. Nuestro periodo de reflexión, igual que el de vacaciones, es muy corto. A lo largo de esta temporada que empecemos a escribir y a grabar ya nos iremos encaminando un poco. En junio lo tendremos bastante claro.

Laura Caballero, arriba a la derecha, durante el rodaje de la temporada 12 de 'La que se avecina'
Laura Caballero, arriba a la derecha, durante el rodaje de la temporada 12 de 'La que se avecina' LAURA CABALLERO

Las complicaciones de la serie, ¿son fruto de su propio éxito? Hay actores que se van por otros compromisos, da igual cuándo la emita Telecinco porque va a funcionar muy bien...

Eso es de agradecer a la gente. Al principio, cuando había un actor que se iba, nos asustábamos muchísimo porque pensábamos que iba a afectar un montón, pero lo que ha quedado claro es que la comunidad, como cualquier comunidad de vecinos normal, está viva y hay personas que van y vienen. Hay personajes 'pilar', como Enrique Pastor y Antonio Recio, que son la base del principio de la serie que hacen que los cimientos sean más duros. El que decide ser actor no es para hacer el mismo personaje durante tantos años, y si quieren irse a probar otra cosa o están cansados, no tenemos ningún problema en que se vayan y luego vuelvan. Eso lo hemos aceptado y va bien.

¿Cuánto tiempo manejan cuando un actor os lo comunica?

Nos lo comunican cuando terminamos de grabar una temporada, antes de empezar a preparar la siguiente, o incluso antes para poder preparar una salida 'mona' al personaje. Hay muy buen rollo y tenemos mucha comunicación en el grupo. La mayoría lo han hecho bastante bien, aunque siempre hay excepciones.

¿Y cómo va la segunda temporada de El Pueblo?

Completamente terminada, grabada, montada y preciosa. De la gente que la ha visto a través de Amazon Prime Video estamos recibiendo buenas sensaciones. Es una serie coral, no es una comedia tan disparatada como La que se avecina, pero estamos muy contentos y ha sido una experiencia brutal.

Dice Alberto que os ha venido bien un poco de retroalimentación.

De vez en cuando hay que salir del nido. Desde 2003, lo único único que hemos hecho es Aquí no hay quien viva y La que se avecina, y está bien empezar una serie nueva para ver lo que cuesta y darte cuenta de lo que tienes y hasta dónde has llegado.

¿Por qué llega 'El Pueblo' en este momento de su carrera? ¿Por qué no antes?

Sí, ha habido intentos. La independencia que hemos tenido nos ha venido bien a nivel creativo. Al no depender directamente de nosotros, no tener otros productores o productora, ha sido bueno esperar hasta este momento para tener nosotros el nivel creativo. Con El Pueblo hemos tardado bastante en encontrar el propio pueblo para grabar; la preparación de la serie es bastante larga. Espero que sea el primero de muchos proyectos, pero como queremos cuidar mucho a La que se avecina, le dedicamos bastante tiempo que tampoco nos permite hacer muchos más proyectos, que es lo que querríamos hacer porque tenemos bastantes ideas esperando.

La directora Laura Caballero y Silvia Casanova durante el rodaje de 'El Pueblo'
La directora Laura Caballero y Silvia Casanova durante el rodaje de 'El Pueblo' Telecinco

¿Alguna de estas ideas podría ver la luz a corto plazo?

A corto plazo es complicado. Después de esta temporada, en junio, sí nos gustaría poner algo en marcha.

¿De tele?

Series seguro. Somos muy de ficción. Estamos deseando de hacer cine o teatro, pero como tenemos esta relación tan buena con Mediaset, son muchas las facilidades que nos dan y ellos también nos están abriendo las puertas al cine, pero tiramos mucho para las series.

También tienen relación con Amazon...

Sí, pero eso ha sido de la mano de Mediaset. De momento, nuestro estrecho colaborador es Mediaset.

¿Os sorprendió que 'El Pueblo' se emitiera directamente en la platafomra?

Sí, me sorprendió, pero me gustó mucho que Mediaset se arriesgara a dar el paso a ponerla primero en Amazon antes de emitirla en Telecinco. En el fondo, es un movimiento muy inteligente porque, si a la gente le gusta la serie, puede crear un boca a boca que puede venir muy bien de cara al estreno en Telecinco. Me encanta que arriesguen con propuestas nuevas. En la ficción todo está cambiando un montón; es brutal que cada día hay series nuevas y si no te gustan las quitas... la gente ya no tiene piedad. Hay que arriesgar y probar qué formulas podemos encontrar entre todos para que la gente siga disfrutando de las series.

¿Cómo ha sido escribir comedia durante todos estos años? ¿Han notado un cambio con el paso del tiempo?

Obviamente vas teniendo un poquito de cayo en determinadas cosas. No en saber qué funciona y qué no, porque hay capítulos que a mí me han gustado menos y a la gente le han encantado, y personajes que crees que no van a funcionar y funcionan un montón, pero sí en cuanto a estructuras, en mezclar tramas, en ritmo... Hubo un tiempo en que yo pensaba que nos estábamos pasando de ritmo; no era ritmo, era esquizofrenia. Hay que intentar encontrar esos términos medios que piensas que le pueden gustar a la mayor parte de la gente. Hemos ido probando cosas y estamos un pelín más seguros de que hay determinadas cosas que funcionan mejor, pero es un misterio tan grande que todos los días se aprende. Y me encanta estar con Twitter mientras el capítulo se está emitiendo porque la gente te abre los ojos con cosas muy sencillas. 

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba