Vídeo entrevista VERTELE

Paula Vázquez vuelve con más Fama: "¿Bailar yo?... así empecé de azafata en el Un, dos, tres"

La presentadora afronta su sexta edición del talent  en Movistar con "muchísima ilusión".

Lleva "cada vez peor" las despedidas de los concursantes y tiene ganas de que el espectador pueda saber aún más sobre el profesorado.

Todavía no ha pasado un año desde que Wondy se alzara como ganadora de la primera edición de ¡Fama, a bailar! en Movistar, y la escuela vuelve a abrir sus puertas a nuevos bailarines que, durante cuatro meses los que lleguen a la gran final, tendrán la oportunidad de formarse en la escuela que dirige Iker Carrera. 

Paula Vázquez, que se enfrenta a su sexta edición presentando del programa, contando con las ediciones emitidas por Cuatro, explica en esta entrevista con Vertele que espera el regreso del formato con "muchísima ilusión". Su entusiasmo lo genera "la parte que se ve desde casa", refiriéndose a "profesores, alumnos, el ambiente que se genera" y la energía generada por los concursantes "que bailan desde primera hora de la mañana".

Y también por "lo que hay detrás de las cámaras". La presentadora inició su carrera en la misma productora que el talent, Zeppelin, en espacios como El Euromillón o Inocente Inocente. Al igual que El puente, también para Movistar. "Me siento súper cómoda. Fama me nutre, me enriquece y me hace sentir muy bien. Cuando formas parte de un equipo tan sólido, mola mucho venir a trabajar", comenta. 

Pero no todo son alegrías en el concurso. La pasada edición, la audiencia pudo ver desde casa cómo la gallega se deshacía en lágrimas con las expulsiones de alguno de los alumnos. "Cuando era joven lo llevaba mucho mejor", confiesa, "ahora parezco una abuela. Cuando echan a uno que acaba de llegar ya lloro".

Vazquez explica la gran pena que siente cuando piensa que "para ellos probablemente va a ser la única oportunidad que van a tener de demostrar su talento a toda España y, de ahí, encontrar un trampolín". Por ello, al ver que la experiencia "se les queda en dos o tres días después de un casting de más de 3.000 personas, da mucha rabia". 

Los "hijos de Paula"

La presentadora reconoce su alto grado de empatía con los alumnos: "Cuando veo su ilusión me siento identificada con mi "yo" de cuando empecé. Con esas ganas de luchar hasta hacerte un esguince.". Una sensación que le gusta "porque se contagia y se emana. Sales de aquí con diez años menos". 

Tras una década desde que iniciara su andadura por el talent, la audiencia no ha podido todavía verla bailar. A pesar de que, como ella misma reivindica, "empecé bailando. Era azafata del 1, 2, 3... Responda otra vez. Me haría ilusión pero no me veo capaz". El año pasado tenía la "excusa" de tener el menisco roto, "pero ya me lo he operado, así que ¿quién sabe", añade. 

Respecto a su labor, Vazquez explica que seguirá siendo "el hilo conductor del programa", en una temporada en la que promete se conocerá más a los profesores. "Me gustaría intervenir más con ellos para que se vea lo gamberros que son". Y lo mismo con los alumnos, que "con unas clases que harán por las tardes en las que interactuarán más entre ellos", se mostrará cómo son en mayor medida. Lo tenemos todo", sentencia. 

Como igualmente comentaron en la presentación de la segunda edición del formato que dará comienzo el próximo viernes 1 de febrero, los concursantes y los operadores de cámara no convivirán cómo sí ocurría el año pasado, en búsqueda de mayor comodidad y naturalidad de los protagonistas de la nueva temporada.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba