Internacional

Exoneran de todos los cargos a Jussie Smollett, acusado de fingir su propia agresión racista y homófoba

Jussie Smollett en una imagen reciente
Jussie Smollett en una imagen reciente GTRES

En un nuevo giro de los acontecimientos, el actor de 'Empire' queda libre sin cargos, mientras se borra su historial policial. No han sido determinados los detalles de esta resolución, si bien el caso queda cerrado. El intérprete donará el dinero de la fianza a la ciudad de Chicago, que acepta los "servicios comunitarios prestados" como forma de cerrar el asunto

En un nuevo giro inesperado de los acontecimientos, Jussie Smollett ha quedado exonerado de los todos los cargos a los que se enfrentaba por supuestamente haber orquestado su propio crimen de odio a finales de enero, tal y como recoge USA Today.

El actor de Empire había sido imputado por 16 delitos vinculados a la presentación de una denuncia falsa, tras la investigación de los hechos por parte de la policía de Chicago. Además de haberse retirado los cargos, se ha borrado el historial criminal del artista y se ha dado el caso por cerrado, según han indicado tanto fuentes de la fiscalía como del bufete que representa al actor. No obstante, la resolución ha sido considerada cuando menos difusa, en tanto que ninguna de las partes confirma o desmiente ni que si existió tal agresión ni si fue acusado erróneamente.

Smollett quiere "volver al trabajo"

"Jussie ha sido una víctima vilipendiada a la que se hizo pasar por culpable por unas acusaciones falsas hechas en público que llevaron a que la opinión pública le juzgara demasiado rápido", afirmó una de las abogadas del actor Tina Glandian. Este, por su lado, agradece el apoyo y manifestó su intención de "volver al trabajo y seguir adelante". Esta manifestación parece un guiño hacia FOX, que había planteado la posibilidad de reemplazar al actor en Empire de cara a la sexta temporada.

Patricia Brown Holmes, otra de sus abogadas, apostilló que este final del caso serviría como lección a la policía de Chicago por "airear sus investigaciones en la prensa". Insisten, en cualquier caso, en que no ha habido ningún acuerdo extrajudicial para resolver la situación, sino que el estado "ha desestimado los cargos".

Conviene señalar que las continuas filtraciones de la policía habían sido cuestionadas por haber ayudado a posicionar a la ciudadanía contra Smollett, y habían sido objeto de una investigación interna.

Donará el dinero de su fianza a la ciudad de Chicago

Por su parte, la abogada del condado de Cook, Kim Foxx, ha explicado los motivos para este nuevo volantazo judicial. "Tras revisar todos los hechos y circunstancias que han rodeado al caso, incluyendo los servicios voluntarios que el señor Smollett había prestado a la comunidad y tras acordar este que donaría el dinero de su fianza a la ciudad de Chicago, consideramos que podemos dar una resolución apropiada a este caso".

Hay que recordar que Smollett depositó una cantidad de 100.000 dólares para salir de la cárcel tras ser arrestado en febrero, tres semanas después de denunciar el ataque contra su persona. Esa cantidad pasará a las arcas públicas. Hay que indicar que de acuerdo a las ordenanzas, una de las penas que se estiman para los condenados por presentar una denuncia falsa es la del pago de los costes de la investigación policial. 

El Departamento de Policía de Chicago no ha realizado comentarios oficiales al respecto. No obstante, según CBS el jefe de la misma estaría "furioso" por el hecho de que la fiscalía haya retirado dichos cargos.

Jussie Smollett a su entrada a la Corte de Chicago en Leighton a mediados de marzo
Jussie Smollett a su entrada a la Corte de Chicago en Leighton a mediados de marzo GTRES

Cronología de un mediático caso

La opinión pública se volcó con Smollett después de que aparecieran las primeras informaciones sobre el ataque de odio acaecido en la madrugada del 29 de enero, cuando caminaba solo por la calle. Según su testimonio, dos individuos le propinaron un puñetazo y le colocaron una soga al cuello y le tiraron lejía por encima, por lo que hubo de ser hospitalizado. "Esta es una zona MAGA", le habrían gritado; MAGA son las siglas del lema de Trump durante las elecciones de 2016, "Make America Great Again".

Dos semanas después, Smollett concedió su primera entrevista a Good Morning America de ABC, donde trató de encontrar un motivo a la agresión. "He ido muy, muy, muy fuerte contra el Nº45", aludiendo a Trump, el cuadragésimo quinto presidente de los Estados Unidos. También contestaba a quienes dudaban de la veracidad de los hechos. "Quizás si hubiera dicho que fue un musulmán o un árabe o un hombre negro no habría tantas dudas y se me habría apoyado mucho más. Supongo que esto define el estado de nuestro país".

Desde que Smollett declarara ante la policía por primera vez y adelante, y ante la falta de testigos oculares, la policía pidió la cooperación del demandante para aportar detalles y esclarecer lo sucedido. Sin embargo, este fue retrasando los encuentros con los responsables del caso, mientras estos continuaban avanzando en sus pesquisas.

El jueves 14, la policía chicagüense detuvo a dos hermanos como sospechosos de la agresión, cuyo perfil parecía no ajustarse al que delineó el agredido. Se trataba de dos hermanos nigerianos, Olabinjo y Abimbola Osundairo, que serían liberados sin cargos tras prestar declaración. Ambos habían trabajado como extras en Empire, pero además uno de ellos era el entrenador personal del intérprete. Sus testimonios "cambiaron la trayectoria de la investigación", indicó entonces el portavoz del cuerpo, Anthony Guglielmi.

Días después, CNN informó de que la línea de trabajo policial apuntaba a que Smollett habría pagado a los Osundairo para fingir el ataque. También trascendió un vídeo de vigilancia de un comercio de Chicago, fechado un día antes del ataque, donde se podía ver a los Osundairo comprando la cuerda. La abogada del fiscal del condado de Cook, Kim Foxx, decidió abandonar la investigación, mientras las dudas en torno al actor aumentaban.

Apenas unas horas después de ser considerado "sospechoso", se ordenó su detención. Guglielmi agregó que los detectives ya habían presentado pruebas ante un gran jurado del condado de Cook. El también cantante se enfrentaba a una posible pena de entre uno y tres años de prisión de ser declarado culpable. Habitualmente, sin embargo, los acusados de delitos similares suelen acabar viendo su condena conmutada a un período de libertad condicional.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba