Internacional

Fallece Jan-Michael Vincent, otrora ídolo de Hollywood y estrella de 'Airwolf', a los 73 años

Jan-Michael Vincent en un fotograma de 'Defiance'
Jan-Michael Vincent en un fotograma de 'Defiance'

El intérprete, uno de los más prometedores de los años setenta, cayó en barrena debido a su adicción a las drogas y el alcohol, además de a diversos litigios y denuncias por maltrato. Retirado del cine y viviendo en situación precaria, en 2012 le fue amputada una pierna

El actor Jan-Michael Vincent, especialmente recordado por la serie Airwolf: Helicóptero, falleció el pasado mes de febrero a los 73 años, recoge TMZ. El deceso tuvo lugar el día 10 a causa de un paro cardíaco, pero no ha trascendido hasta un mes después. El intérprete se encontraba ingresado en un hospital de Asheville (Carolina del Norte).

El hecho de que su muerte haya pasado inadvertida de esta manera ejemplifica el olvido en que cayó el intérprete, uno de los más prometedores alumbrados por Hollywood en los años setenta, pero cuya carrera se vio truncada por sus múltiples adicciones hasta desaparecer del mapa.

Tras iniciar su carrera en televisión, con roles episódicos en series como Bonanza, La ley del revólver o Lassie, comenzó a llamar la atención gracias a Los indestructibles, liderada por John Wayne y Rock Hudson, y Regreso a casa, protagonizada por Robert Mitchum, por cuya interpretación recibiría una nominación al Globo de Oro al mejor actor de reparto. Eso le llevaría a coprotagonizar junto a Charles Bronson el thriller Fríamente... sin motivos personales (objeto de un remake la pasada década, The Mechanic).

A partir de ahí, su popularidad se disparó: llegarían títulos como Infierno en la carretera, Muerde la bala, La sombra del halcón o Infierno en la carretera, donde compartiría protagonismo con actores como Gene Hackman o Kris Kristofferson. No obstante, destacarán dos títulos por encima del resto: El gran miércoles, drama sobre el mundo del surf dirigida por John Millius (Conan, el Bárbaro) y Hooper, el increíble, firmada por Hal Needham y dando la réplica a Burt Reynolds.

En los ochenta llegaría el éxito televisivo gracias a la citada Airwolf: Helicóptero, creada por Donald P. Bellisario, que duraría tres temporadas, entre 1984 y 1987. Durante estos años, llegaría a cobrar 200.000 dólares por episodio, uno de los salarios más altos de la época.

No obstante, durante ese tiempo comenzaron a aflorar los problemas con la cocaína y el alcohol para el intérprete. Su carrera se apagaría progresivamente, abonándose al cine de acción de bajo presupuesto, con escasas salvedades dentro de su filmografía en las dos décadas siguientes. Destaca su intervención en Buffalo 66 de Vincent Gallo en 1998, así como White Boy, que significa su último crédito en cine.

Para entonces, ya era más conocido por sus escándalos fuera de las pantallas. En 1995 fue condenado a indemnizar con 375.000 dólares a su expareja, Lisa Marie Chiafullo, por haberla maltratado; fruto de las lesiones, la mujer perdió el hijo de dos meses que gestaba. En 1998, su segunda esposa, Joanne Robinson, consiguió una orden de alejamiento contra él, tras haberlo acusado de violencia machista durante su matrimonio. Llegaría a ingresar en prisión en 2000, durante dos meses, por desorden público al estar en estado de embriaguez y agredir a su por entonces prometida.

Los serios problemas económicos y graves percances de salud, ocasionados tanto por la bebida como por diversos accidentes de tráfico, marcaron sus últimos días. En 2012 le sería amputada la pierna derecha a causa de una infección. Para entonces, vivía de forma precaria y con diversas deudas con el fisco. En 2014 concedió una entrevista a The National Enquirer donde reconoció su alcoholismo y mostró las secuelas físicas que le habían quedado de su turbulenta vida.

Casado desde el año 2000 en terceras nupcias con Bonnie Lynn Poorman, Vincent deja una hija, Amber, fruto de su primer matrimonio.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba