En la noche triunfal de Bong Joon-Ho

Los grandes momentos de los Oscar 2020, con Eminem como invitado sorpresa

Bong Joon-Ho y Eminem, dos de los nombres propios de la gala de los Oscar
Bong Joon-Ho y Eminem, dos de los nombres propios de la gala de los Oscar Fotos: GTRES

Un año más, la gala de los Oscar dejó imágenes para el recuerdo en forma de bromas, actuaciones musicales o discursos que oscilaron entre lo reivindicativo y lo emotivo

VÍDEO | Así fue la actuación de Gisela en los Oscar 2020

La 92ª edición de los Oscars quedará para la historia como la primera que coronó a un filme de habla no inglesa como la mejor película del año. La surcoreana Parásitos, de Bong Joon-Ho, fue la triunfadora de la noche al llevarse el premio gordo a casa y romper así con la tradición más longeva de la Academia, que siempre había premiado a largometrajes en inglés en su categoría principal. 

El triunfo de Parásitos fue la nota más outsider a una gala que, por segundo año consecutivo, no tuvo presentador. Así, el protagonismo de la noche estuvo repartido entre los premiados, las estrellas que subieron al escenario a entregar las estatuillas doradas y las actuaciones musicales, que fueron muchas y muy diversas. 

La primera de ellas corrió a cargo de Janelle Monae, que abrió la gala con una aplaudido homenaje musical a Fred Rogers, icono de la televisión norteamericana al que Tom Hanks ha encarnado en Un amigo extraordinario, película por el que el célebre actor fue nominado este año en la categoría de Mejor actor secundario. 

Precisamente este premio fue el primero que se entregó sobre el escenario del Dolby Theatre de Los Ángeles. El afortunado que subió a recogerlo fue Brad Pitt, que logró su primer Oscar interpretativo (tiene uno como productor por Doce años de esclavitud) por su trabajo en Érase una vez... en Hollywood, de Quentin Tarantino. Al contrario que en otros premios, donde se mostró más cómico, anoche Pitt se puso más serio. 

"Solo tengo 45 segundos aquí, que ya son 45 segundos más que los que el Senado dio a John Bolton", denunció el actor haciendo referencia al exasesor de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, que no tuvo la oportunidad de testificar en el Impeachment contra Donald Trump por asegurar que el presidente norteamericano le pidió ayuda para presionar a Ucrania y que investigara a los rivales demócratas en las elecciones de 2016. 

El monólogo inicial, obra de Steve Martin y Chris Rock

Entre el discurso de Pitt y la actuación de Janelle Monae tuvo lugar el monólogo inicial, que este año corrió a cargo de Steve Martin y Chris Rock. Los dos, con experiencia en presentar los Oscars, pronunciaron un speech que tuvo entre sus 'víctimas' a Jeff Bezos, dueño de Amazon. "Es tan rico que se divorció y sigue siendo el hombre más rico del mundo. Vio Historia de un matrimonio y pensó que era una comedia", dijo Martin sobre el también dueño del Washigton Post, que tuvo que ceder a su ya exesposa, Mackenzie Bezos, el 4% de Amazon, valorado en 34.700.000.000 de euros. 

Martin Scorsese tampoco se libró de la ironía de los humoristas. Concretamente de Chris Rock, que dijo que le había encantado la primera temporada de El Irlandés. Tanto él como Martin también aprovecharon la ocasión para dar un tirón de orejas a la Academia por la nula presencia de mujeres en la categoría a Mejor director. "Creo que hay algo que falta en la lista de este año", comentó Martin. "¿Vaginas?", preguntó irónicamente Rock. 

Joaquin Phoenix, Oscar a Mejor actor por Joker, pronunció el discurso más reivindicativo de la gala emitida por ABC. "He estado pensando mucho en algunos de los problemas angustiosos a los que nos enfrentamos colectivamente y creo que a veces sentimos, o nos hacen sentir, que defendemos diferentes causas. Pero yo veo algo en común. Estamos hablando de desigualdad de género, de racismo, de LGTB, de los animales... estamos hablando de la lucha contra las injusticias", aseguró el intérprete, que volvió a criticarse a sí mismo por su difícil carácter - "he sido cruel a veces, difícil de tratar y desagradecido, pero muchos de vosotros en esta sala me habéis dado una segunda oportunidad"- e hizo una esperada alusión a su hermano, el malogrado River Phoenix: "Mi hermano, cuando tenía 17 años, escribió esta letra: 'corre al rescate y la paz vendrá después". 

Eminem da la sorpresa y Gisela hace historia para España

La imagen más inesperada de la gala fue cosa de Eminem, que acudió al Dolby Theatre para interpretar Lose Yourself, canción de la película 8 millas por la que ganó el Oscar en 2003. Entonces el rapero rehusó recogerlo en persona porque no esperaba ganarlo dado, según su opinión, el desprecio que el rap sufría esos años en los Grammy.

Siguiendo con las actuaciones musicales, la nota española la puso Gisela, que hizo historia al ser la primera cantante de nuestro país que actúa en la gala. La exconcursante de OT 1 lo hizo junto a Idina Menzel, Aurora y otras ocho 'Elsas' de todo el mundo al ritmo de Into the unknown, de la banda sonora de Frozen 2

Bong Joon-Ho, triunfador de la gala

Por último, a destacar las palabras del protagonista de la noche, Bong Joon-Ho, que esperaba tener una noche tranquila e irse a beber, como él mismo dijo, tras ganar los dos Oscars en los que partía con más opciones, el de Mejor guion original y Mejor película internacional por su cinta Parásitos. Sin embargo, la sorpresa del director surcoreano fue notable cuando también venció en la categoría de Mejor director al gran favorito, Sam Mendes, y a dos pesos pesados de Hollywood como Martin Scorsese y Quentin Tarantino, a los que dedicó su premio. 

"Cuando iba a la escuela de cine, yo estudiaba las películas de Martin Scorsese. Solo estar nominado era un gran honor. Nunca pensé que ganaría", dijo Bong Joon-Ho señalando al mítico cineasta, que sin pretenderlo se llevó una de las ovaciones de la noche con el público a su alrededor puesto en pie. 

De Tarantino, por su parte, agradeció que le pusiera en el mapa cuando nadie más lo hacía. "Cuando la gente de Estados Unidos no estaba familiarizada con mis películas, Quentin Tarantino siempre las ponía en sus listas [de lo mejor del año]. Muchas gracias, Quentin. Te quiero". 

La noche de Bong Joon-Ho acabó por todo lo alto con el premio a Mejor Película para Parásitos. Una cinta que ha calado hondo entre el público y la industria estadounidenses. Prueba de ello fue no solo el premio, sino la reacción del Dolby Theatre cuando el multitudinario equipo de la película subió a recoger el galardón. Los discursos de agradecimiento se alargaron tanto que la realización optó por cortar el micro. Sin embargo, la presión del público hizo que el micro fuese abierto de nuevo y los ganadores pudieran completar su discurso. 

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba