Problemas legales con una de las réplicas

'El Hormiguero' mostró sus adaptaciones internacionales y su conflicto con la versión china

'El Hormiguero' mostró sus adaptaciones internacionales y su conflicto con la versión china
'El Hormiguero' mostró sus adaptaciones internacionales y su conflicto con la versión china

El programa de Pablo Motos se ha hecho en Portugal, Brasil, Chile, México y también en China, donde todavía sigue en emisión pese a no haber renovado los derechos. Jorge Salvador contó en Antena 3 el conflicto legal al que se han enfrentado con su réplica asiática.

· MÁS | 'El Hormiguero' desvela el origen de Trancas y Barrancas: del calcetín de Motos a los primeros nombres y diseños

Con 14 temporadas y más de 2.000 programas emitidos, El Hormiguero no es solo uno de los formatos más longevos y exitosos de nuestra televisión, también uno de los espacios originales españoles más adaptados fuera.

En este tiempo, a Trancas y Barrancas les han salido primos en Portugal, Brasil, Chile, China y también en México, donde sus réplicas tienen un nombre con más gancho allí: Pichas y Cachas.

Así lo explicó este martes Jorge Salvador, el director y productor del programa de Antena 3 y 7 y Acción, como parte de una sección de curiosidades que está llevando a cabo en las últimas semanas. 

El conflicto con la versión china de 'El Hormiguero'

Pero lo que más llamó la atención de la sección, más allá de ver cómo son los 'Pablo Motos' alrededor del mundo, fue conocer lo que ha ocurrido con la versión china de El Hormiguero. En resumidas cuentas, lo que empezó de manera amistosa y cordial en 2011 con la compra de los derechos por parte de China ha terminado en conflicto legal.

"Vender un programa a China no es nada fácil. Hay que pasar por el Gobierno y llegar a un acuerdo con ellos para que te permitan emitir un programa que no es chino. Al cabo de meses de negociación conseguimos vender el formato", comenzó explicando Salvador.

El productor contó que todo iba bien y hasta un equipo de allí se desplazó hasta España para ver desde dentro cómo funciona el programa: "Cuando vendemos el formato, lo que hacemos es una semana de entrenamiento. Les enseñamos cómo se han de mover las hormigas, cómo es la sección de ciencia, etc. (...) Tuvimos que darles un poco de entretenimiento. Les llevamos a comer, a El Corte Inglés, les hicimos un regalo... Se fueron muy contentos", afirmó. 

Con todo aprendido, El Hormiguero chino arrancó con un contrato por una temporada completa y, fruto del éxito, renovó los derechos por una segunda. "Al cabo de otro año pensé en ellos, y caí en la cuenta de que no nos habían renovado. Les llamábamos y no contestaban", desveló Jorge Salvador.

"Buscamos por Internet para ver si habían dejado de hacer el programa". Lo que encontraron fue que "habían aprendido cómo se hacía y simplemente nos veían y lo copiaban", expresó el director y productor, mostrando imágenes de la versión española y otras de la réplica china. "Era un plagio bestial. Hablamos con los abogados, llamamos amenazándoles y se pusieron a reír", concluyó Salvador. Actualmente, El Hormiguero sigue emitiéndose todos los sábados en China "pero sin pagar", aportó Motos.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba